Columna: Mi abuelo era gay…

13344767_10154304241754954_1500829398039909817_nEl Nuevo Día

Mi abuelo era gay.

Acaba de fallecer. Me pidió, hace muchos años, que no dijera nada hasta que se fuera de este plano terrenal.

De hecho, me dijo, “el mejor homenaje que me puedes hacer es que en el momento que muera, lo anuncies al mundo. Que la gente sepa que no es humano mantener a una persona toda su vida en el clóset, en la oscuridad, prisionero de su propia realidad”.

Sólo compartimos en cuatro ocasiones, en persona, pero su historia permanecerá en mi corazón para seguir dando la lucha.

Esa lucha para que nadie tenga que ocultar quien es. Esa lucha para que cada cual pueda amar sin tener que esconder su amor. Esa lucha para que se acabe la homofobia que deshumaniza.

Que las personas transgéneros y transexuales puedan vivir las vidas ordinarias que merecen tras extraordinarias luchas por hacer valer su humanidad.

Que las parejas LGBTT puedan tomarse de las manos en público y mostrarse cariño sin temor a la burla, al rechazo, a las miradas que señalan.

Que los jóvenes LGBTT puedan crecer en un mundo donde sean respetadas sus identidades desde pequeños y sean libres de ser.

Que nuestros viejos LGBTT puedan al fin ver la luz de vivir de cara al sol, sin miedo, sin discrimen, sin el odio que les negó su libertad.

En octubre de 2010, en nuestro cuarto y último encuentro en persona, Abuelo me contó su historia. Estuvo casado con 4 mujeres, pero no pudo casarse con el hombre que amó por más de 15 años.

Tuvo 3 hijos y muchos nietos. Ninguno, excepto yo, supo su verdad. Me pidió que esperara a su muerte para anunciarlo. Sus hijos y nietos, familiares y amigos, se enterarán seguramente por estas palabras que hoy le escribo. Eso es inhumano.

Me dijo en aquel último encuentro que vivía vicariamente a través de mi. Que mi lucha es por tanta gente que no conozco, pero también por aquellos más cercanos a mi.

En unos días marcharé en la Quinta Avenida al ser reconocido como “Orgullo Puertorriqueño” por el Desfile Nacional Puertorriqueño en Nueva York. Ese premio, ese desfile, esa dedicatoria va para mi abuelo. Bueno, para mis dos abuelos, pues mi otro abuelo fue padrino de esa parada hace muchos años. Ambos, da la casualidad, se llamaban Pedro.

Se que dondequiera que esté, marchará junto a mi, pues ya cumplí con su último deseo. Mi abuelo ya es libre – una libertad que esta sociedad no le concedió.

La historia de mi abuelo paterno es sola una más en las millones que no se cuentan a diario. Son historias de amores tronchados, de esperanzas marchitas, de silencios inhumanos.

Por esas historias, por esas personas, por esas vidas, tenemos que seguir luchando para que tod@s podamos vivir en libertad – sin temor de mostrarnos tales y cuales somos, con la certeza de que el amor siempre vence al odio.

Ni una vida más en silencio. Ni una vida más prisionera de la homofobia. Ni una vida más oculta, que nacimos para brillar.

Abuelo Fao, ve a la luz – esa luz que te fue negada en vida. Te amo…️

Anuncios

Mi abuelo era gay…

manos-de-anciano-y-otra-persona-mas-joven.jpgMi abuelo era gay.

Acaba de fallecer. Me pidió, hace muchos años, que no dijera nada hasta que se fuera de este plano terrenal.

De hecho, me dijo, “el mejor homenaje que me puedes hacer es que en el momento que fallezca, lo anuncies al mundo”.

“Que la gente sepa que no es humano mantener a una persona toda su vida en el clóset, en la oscuridad, prisionero de su propia realidad”.

Sólo compartimos en 4 ocasiones, en persona, pero tu historia permanecerá en mi corazón para seguir dando la lucha.

Abuelo Fao, ve a la luz – esa luz que te fue negada en vida.

Te amo…

Regístrate para #LGBTRicans: El Encuentro…

13217192_10153670179698437_5153276137139814632_o.jpg¡HISTÓRICO ENCUENTRO DE ACTIVISTAS LGBTT BORICUAS EN LA DIÁSPORA!

Únete el sábado, 11 de junio de 11am a 5pm, para #LGBTRicans: El Encuentro (Beyond Marriage Equality) – una conferencia de la diáspora boricua LGBTT en la ciudad de Nueva York.

Esta conferencia es presentada por National Puerto Rican Day Parade, Center for Puerto Rican Studies-Centro, Puerto Rico Para Tod@s y LGBT Puerto Rico.

Celebraremos la histórica dedicatoria del Desfile Nacional Puertorriqueño a la lucha LGBTT y nos organizaremos para seguir luchando por la igualdad y la justicia.

Regístrate aquí: centropr.nationbuilder.com. Asegura tu espacio. La lucha sigue…

Activista denuncia violencia homofóbica de pastor…

Screen Shot 2016-05-24 at 7.18.01 AM.pngEl activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano denunció la violencia homofóbica del pastor Alfonso Otero, mejor conocido como “Piña”, tras la divulgación de un vídeo en el que llama “patuleco” a un joven a quien supuestamente golpeó.

“Es inaceptable que un pastor utilice ese lenguaje desde el púlpito, pero más inaceptable aún es que diga que mientras le ministraba al ‘patuleco’ como él le llama, lo golpeara en la cara en dos ocasiones. Esto es violencia homofóbica, es agresión y es un delito. Ojalá que la persona que fue agredida por este evangelista vea el vídeo y decida denunciarlo. Es hora de que el pastor Otero responda por su violencia, su intolerancia, su odio”, sentenció Serrano.

El vídeo puede ser visto en la página de Facebook de Pedro Julio Serrano facebook.com/pedrojulio o directamente en este enlace.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s le exigió a los líderes de Puerto Rico por la Familia a que denuncien de inmediato esta violencia homofóbica de uno de sus colegas.

“Cada vez que una persona LGBTT hace algo indebido, como por ejemplo abusar de un niño, el primero en denunciarlo soy yo. Es momento de que los líderes fundamentalistas que han promovido el odio en contra de la comunidad LGBTT por años, denuncien esta violencia homofóbica de uno de los suyos. Jorge Raschke, Wanda Rolón, César Vázquez, René Pereira, Carlos Pérez y demás, tienen que salir hoy mismo a denunciar esta violencia. De no hacerlo, son cómplices con su silencio de la violencia que esta predicación genere”, aseveró el líder comunitario.

“Puerto Rico somos todos y todas. No vamos a permitir que quede impune la violencia homofóbica que se imparte de los púlpitos. Eso es delito. Golpear a un ser humano es delito y si es motivado por la orientación sexual o identidad de género de la persona es un crimen de odio. Basta ya de usar el nombre de Dios en vano para odiar, BASTA”, concluyó Serrano.

La medida de una persona…

34873_450751759953_6385176_n“Una persona no se mide por dónde se para en momentos cómodos, sino por dónde se para en tiempos retantes y controversiales”, decía Martin Luther King, Jr.
Ser líder significa que uno va a tener muchos tiempos retantes.

Eso lo entendí desde muy temprana edad, cuando organicé una marcha y de repente me creí el che che de la película, me fui delante del cruzacalles que encabezaba la procesión y empecé a saludar como si fuera el gobe o Miss Universe.

Sentí un jamaqueón, me llevaron detrás del cruzacalles y al oído me dijeron: “Tú no eres más, ni menos que nadie. Tú eres igual. Así que camina con la gente”.

Era Mami dándome la lección de humildad más grande que he recibido – y lo que eventualmente se convirtió en mi filosofía de vida.

He cometido muchos errores como ése, pero siempre he tratado de rectificar, enmendar y crecer.

Hay mucho que decir sobre mi decisión de ayer, al igual que de la anterior. Sé que herí a gente en ambos momentos – cosa que no fue, ni será mi intención. Sólo seguí a mi corazón.

Cada cual tiene derecho a su opinión, pero como decía Cicerón: “mi conciencia tiene para mí más peso que la opinión de todo el mundo”.

Soy humano – un ser humano – que ha aprendido a no ser más, pero tampoco menos que nadie, como Mami me enseñó. A darme a respetar cuando tengo que hacerlo y a guardarme en la dignidad del silencio de ser necesario.

Sobre todo, he aprendido a caminar con la gente. A ponerme en los zapatos de los demás. A moverme a la acción solamente llamado por nuestra común humanidad.

Siempre haré lo que creo que es mejor para mi gente – y sobre todo, para la patria que me vió nacer.

A fin de cuentas, es con mi conciencia – única y exclusivamente – con la que tengo que vivir.

Retira su apoyo a Hillary Clinton…

pjEl Nuevo Día

Por el silencio que considera mantiene Hillary Clinton en torno a la excarcelación del prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera y la imposición de una junta federal de control fiscal, el activista pro derechos humanos Pedro Julio Serrano le retiró su endoso, por lo menos temporalmente.

“Fue un error endosar a Hillary Clinton, por lo que he decidido retirar mi respaldo. Por no acabar de apoyar la liberación de Oscar López Rivera y por no acabar de rechazar la junta de control fiscal para Puerto Rico, retiro mi endoso. Ambas luchas, a favor de Oscar y en contra de la junta, tienen un respaldo casi unánime en Puerto Rico. Quien no lo entienda, no merece mi apoyo”, indicó Serrano.

El oponente de Clinton, Bernie Sanders, ha denunciado con fuerza la imposición por encima del gobierno de Puerto Rico de una junta federal de control fiscal como la que impulsa el proyecto cameral 5278. Sanders, a su vez, ha demandado la liberación de López Rivera, quien cumple el próximo día 29 un total de 35 años en prisiones estadounidenses, debido a sus vínculos con las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

“Aún cuando ayer Clinton anunció que combatirá las leyes que criminalizan a las personas con VIH, un asunto trascendental para mi; estos otros dos asuntos – Oscar y la junta – son innegociables. Si algo cambia, reevaluaré mi decisión; pero como siempre, seguiré a los dictados de mi conciencia”, dijo Serrano, líder de la comunidad LGBTT.

Retiro mi endoso a Hillary Clinton…

24937_365892849953_5535642_nMe equivoqué y hoy rectifico.

“La única persona que no se equivoca es la que nunca hace nada”, decía Goethe.

Fue un error endosar a Hillary Clinton, por lo que he decidido retirar mi respaldo.

Por no acabar de apoyar la liberación de Oscar López Rivera y por no acabar de rechazar la junta de control fiscal para Puerto Rico, retiro mi endoso.

Ambas luchas, a favor de Oscar y en contra de la junta, tienen un respaldo casi unánime en Puerto Rico. Quien no lo entienda, no merece mi apoyo.

Aún cuando ayer Clinton anunció que combatirá las leyes que criminalizan a las personas con vih, un asunto trascendental para mi; estos otros dos asuntos – Oscar y la junta – son, para mi, innegociables.

Si algo cambia, reevaluaré mi decisión; pero, como siempre, seguiré a los dictados de mi conciencia.

#EstoyConPuertoRico