Con nombre y apellido la derrota del proyecto de terapias de conversión: Partido Popular

Pedro Julio Serrano
Activista de derechos humanos

Publicado en El Nuevo Día

La derrota del proyecto que pretendía prohibir las mal llamadas terapias de conversión, tiene nombre y apellido: el Partido Popular Democrático.

Parece mentira que el Partido Popular haya pasado de ser un supuesto defensor de la justicia social a ser un cómplice de los grupos de odio.

Parece que no aprendieron nada de la derrota de Charlie Delgado a la gobernación por sus posturas homofóbicas y misóginas. Van por el mismo camino, pero no se han dado cuenta de que el carril del odio está ocupado por el Proyecto Dignidad y que ahí no pueden pescar votos.

Da vergüenza que en el cuatrienio pasado, bajo el mando del Partido Nuevo Progresista, se logró aprobar una medida similar para prohibir las terapias de conversión. Es inconcebible que el PNP, que siempre ha sido el partido más homofóbico, pudo aprobar una medida similar al 184 y el PPD ni siquiera pudo sacar este proyecto de comisión.

El Partido Piopular le ha fallado a nuestra niñez y nuestra juventud al no protegerles del maltrato. Es vergonzoso a donde han llegado.

Da vergüenza la falta de liderato del presidente del Senado y del propio Partido Popular, José Luis Dalmau, quien no tan solo se abstuvo de votar, sino que no ejerció su poder para convencer a su delegación a cumplir con su compromiso programático, como partido, en contra del discrimen por orientación sexual e identidad de género.

Da vergüenza la abstención de la vicepresidenta del Senado, Marially González, quien es psicóloga y sabe los efectos nocivos de estas mal llamadas terapias de conversión. Como si fuera poco, uno de los coautores de la medida y portavoz de su delegación, Javier Aponte Dalmau también se abstuvo.

Tampoco podemos obviar la cobardía de Rubén Soto y Albert Torres al votar en contra de una comunidad que exige vivir de cara al sol, sin esconderse y con plena dignidad.

Además, los votos de Ada García y Ramón Ruiz Nieves son decepcionantes, sobre todo porque García se había declarado en contra de las mal llamadas terapias de conversión.

Que conste que la culpa no es sólo del PPD. Aunque los votos en contra de Thomas Rivera Schatz y Joanne Rodríguez Veve no sorprenden porque siempre han sido homofóbicos declarados, los de Marissa Jiménez y Wanda Soto decepcionan porque son novatas y pudieron empezar con un mejor récord en defensa de la dignidad humana.

Es decepcionante ver como las senadoras y senadores, que votaron en contra del informe positivo del PS 184, le fallan a nuestra niñez y a nuestra juventud. En vez de proteger del maltrato a nuestras niñas y niños, demuestran que no les importa.

Sin embargo, es importante recordarle a las senadoras y senadores de que este no es el final. La lucha sigue para prohibir las mal llamadas terapias de conversión en Puerto Rico. Habremos echado un paso hacia atrás, pero las luchas justas siempre van pa’lante y al final del camino venceremos.

Por ultimo, a la niñez y juventud LGBTTIQ+ sepan que no están solas ni solos. Aunque el Senado les falle, la gente buena de este país les ama, les celebra, les respeta, les acepta, les defiende.

Esta lucha no acaba aquí. Seguimos más fuertes que nunca. La equidad es un hecho inevitable.

La derrota del informe positivo del PS 184 tiene nombre y apellido: Partido Popular…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano culpó a la delegación popular en el Senado por la derrota del Proyecto del Senado 184 en la votación de su informe positivo en comisión.

“La derrota del informe positivo de esta medida, que pretendía prohibir las mal llamadas terapias de conversión, tiene nombre y apellido: el Partido Popular Democrático. Parece mentira que el Partido Popular haya pasado de ser un supuesto defensor de la justicia social a ser un cómplice de los grupos de odio. Parece que no aprendieron nada de la derrota de Charlie Delgado a la gobernación por homofóbico y misógino. Van por el mismo camino, pero no se han dado cuenta de que el carril del odio está ocupado por el Proyecto Dignidad y que ahí no pueden pescar votos”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s recordó que el cuatrienio pasado, bajo el mando del Partido Nuevo Progresista, se logró aprobar una medida similar para prohibir las terapias de conversión.

“El PPD le ha fallado a nuestra niñez y nuestra juventud al no protegerles del maltrato. Es inconcebible que el PNP, que siempre ha sido el partido más homofóbico, pudo aprobar una medida similar al 184 y el PPD ni siquiera puede sacar este proyecto de comisión. Es vergonzoso a donde ha llegado el Partido Popular”, concluyó Serrano.

Es momento de actuar si la Legislatura está comprometida con acabar con la violencia de género…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano urgió a la Legislatura a demostrar su compromiso con la erradicación de la violencia de género aprobando los proyectos 130 y 185 del Senado.

“Si la Legislatura quiere demostrar verdadero compromiso con atajar esta epidemia de violencia machista y transfóbica, esta misma semana aprueba el proyecto para declarar un estado de emergencia por violencia de género con un currículo de perspectiva de género en las escuelas y el proyecto para declarar como delitos el feminicidio y el transfeminicidio. Que no coman cuentos y que aprueben los proyectos 130 y 185 del Senado. Así demostrarán que más allá de palabras, rezos y buenas intenciones, están comprometidos en actuar para acabar con este mal que nos agobia”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s recordó que también la Legislatura debe aprobar los proyectos 136 y 184 del Senado, que prohibirían el discrimen por orientación sexual e identidad de género en todas las instancias públicas y privadas, así como prohibir las mal llamadas terapias de conversión.

“Todas estas medidas van de la mano. Son proyectos de ley que atacan la violencia de género en todas sus manifestaciones. Si tipificamos como delitos los feminicidios y transfeminicidios, si prohibimos el discrimen, si educamos con perspectiva de género, si declaramos bajo ley un estado de emergencia por violencia de género y acabamos con las terapias de conversión, podemos realmente atajar esta epidemia de violencia machista y transfóbica. Si la Legislatura no actúa ahora, será demasiado tarde”, concluyó Serrano.

CABE rechaza proyecto cameral sobre terapias de conversión: “Es un proyecto peligroso en su lenguaje”…

El Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) rechazó hoy categóricamente el proyecto cameral 683 sobre terapias de conversión presentado por el representante Luis Raúl Torres.

“Nos oponemos a este proyecto por múltiples razones. En primer lugar, ya hay un proyecto de ley en el Senado que ha tenido su debido proceso legislativo que atiende la necesidad de prohibir inequívocamente las terapias de conversión. La Cámara de Representantes si tiene verdadero interés por atender el proyecto hubiese comenzado por educarse al respecto y se hubiese reunido con los grupos profesionales, pero no, sacan un proyecto que a todas luces no recoge la discusiones que ya se han dado en el Senado”, aseveró la Dra. Carmen Milagros Vélez, portavoz de CABE.

Las y los portavoces de CABE recordaron que hubo dos días de vistas públicas, decenas de ponencias, expresiones contundentes de las organizaciones profesionales de la salud y un consenso social que exige la aprobación del Proyecto del Senado 184 sin enmiendas.

“El proyecto presentado por Luis Raúl Torres fue hecho a la medida de los grupos fundamentalistas. No se nos consultó para lograr un consenso, ni para hacer valer los principios de la ciencia y la razón. Se trata de falsamente proteger algo ya protegido como la libertad religiosa que no necesita de legislación adicional porque ya está contenida en la Constitución. Se trata de falsamente establecer que no hay manera que el Estado pueda interferir con la patria potestad cuando es más que claro que nuestro estado de derecho permite que el gobierno intervenga cuando hay maltrato de menores”, dijo la licenciada Amárilis Pagán, portavoz de CABE.

“Es que con solo leer el proyecto te das cuenta de quienes lo proponen. Un proyecto que alegadamente trata de terapias de conversión y que habla de actividades sexuales ilegales, inseguras, prematrimoniales o extramatrimoniales es un proyecto que pretende meter por la cocina un dogma religioso de quienes lo favorezcan. El proyecto del Senado 184 es sobre prevenir una forma de maltrato infantil. El proyecto de Luis Raúl es una medida de encargo por parte de los fundamentalistas”, sentenció Pedro Julio Serrano, portavoz de CABE.

Por último, las y los portavoces de CABE exigieron que se detenga cualquier intento por “aguar” el proyecto para prohibir las terapias de conversión.

“Resulta increíble que, aún cuando la mayoría de los legisladores no quiere asumir postura en torno a este tema, se presentan innumerables enmiendas y proyectos para tratar de aguar, descarrilar y hasta legalizar las terapias de conversión en vez de prohibirlas. Vamos a concentrarnos en aprobar el Proyecto del Senado 184, tal y como está, para prohibir el maltrato infantil de una vez y para siempre en Puerto Rico. Nuestra niñez y nuestra juventud no se merecen menos que eso”, concluyó el grupo de portavoces.

“Rivera Schatz, macharrán, no te metas con las trans”…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano denunció, hoy, “el odio de siempre de Thomas Rivera Schatz” tras unos comentarios transfóbicos sobre los niños trans en las escuelas.

“Rivera Schatz, el inconsecuente, pretende ganar atención a través de sus declaraciones destempladas, malcriadas y necias de siempre. Su transfobia siempre ha estado en evidencia y ahora trae por los pelos el asunto de los niños y niñas trans para tratar de echar sombra al proceso natural de educación que permite que puedan ir a la escuela de acuerdo a su identidad de género”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s recordó que Rivera Schatz tiene una obsesión con quitarle derechos a las personas trans. Cuando era presidente senatorial, eliminó mediante una orden el que empleadas y empleados trans puedan utilizar los baños y que vistan de acuerdo a su identidad de género.

“En aquel entonces gritamos en la rotonda del Capitolio: Rivera Schatz, macharrán, no te metas con las trans. Hoy lo repetimos, con más fuerza, aunque ya él es inconsecuente. Solo sale a escupir su transfobia y a tratar de insultar, como siempre. No tiene nada que aportar. Que se dedique a legislar por el bien de todos los puertorriqueños en vez de seguir obsesionado con una comunidad que solo busca lograr la equidad”, concluyó Serrano.

José Luis Dalmau, no agüe el proyecto contra las terapias de conversión…

Por Pedro Julio Serrano | El Nuevo Día

La propuesta enmienda del presidente senatorial, José Luis Dalmau, para dizque proteger la libertad religiosa en el proyecto para prohibir las terapias de conversión lo haría inservible.

Lo triste es que el presidente senatorial sabe que este proyecto no tiene nada que ver con la religión. Lo que busca es proteger a los menores del maltrato.

Más aún, la libertad religiosa no necesita de legislación adicional para ser protegida, pues opera ex propio vigore ya que está contenida en nuestra Constitución. Esto también lo debe saber el presidente senatorial.

El presidente senatorial ha sido un aliado de la lucha por la equidad de derechos para la gente LGBTTIQ+. Dalmau no tan solo votó a favor del proyecto para prohibir las terapias de conversión en la pasada sesión legislativa, sino que votó a favor de los proyectos que se convirtieron en leyes para prohibir el discrimen por orientación sexual e identidad de género, así como la extensión de la protección de la Ley 54 de violencia doméstica a personas LGBTTIQ+.

En vez de estar buscando aguar este proyecto, Dalmau, como presidente del Partido Popular Democrático, debe usar su liderato para exhortar a su delegación a votar a favor de este proyecto que está contenido en el compromiso en contra del discrimen por orientación sexual e identidad de género de la plataforma de su partido.

De no actuar de acuerdo a su compromiso programático y a sus valores de justicia social, esperemos que el Partido Popular Democrático no le siga los pasos a Charlie Delgado, quien perdió las elecciones por sus posturas homofóbicas y misóginas.

Esperemos que el Partido Popular haya aprendido que el país apoya los derechos LGBTTIQ+ y como tal, su delegación legislativa debe seguir los pasos de sus constituyentes. Están a tiempo de volver a sus posturas en defensa de los derechos humanos.

A fin de cuentas, todos los senadores y senadoras tienen que decidir si van a proteger a los niños y niñas de este país del maltrato y la tortura o si van a defender el supuesto y falso derecho de los padres a maltratar a sus hijos.

Que quede claro: las mal llamadas terapias de conversión no tienen nada de humanas ni amorosas y todo de dañinas, crueles e inhumanas. Esas terapias van en contra de los derechos humanos, sobre todo el derecho a ser quien uno es y amar a quien uno ama.

Por último, el Estado tiene el derecho a intervenir con padres que maltraten a sus hijos en favor de los menores para evitar el abuso infantil. El derecho de los padres no incluye el maltratar a sus hijos.

Las asociaciones profesionales de la salud han determinado que estas mal llamadas terapias de conversión tienen consecuencias adversas a la salud emocional y física de los menores.

Es hora de dejar de esconderse detrás de las falsas posturas fundamentalistas en supuesta defensa del derecho de los padres a maltratar.

Es hora de convertir en ley la prohibición que ya está contenida en una orden ejecutiva que está en vigor en Puerto Rico.

Es hora de prohibir estas torturas de conversión en Puerto Rico para proteger a los niños y niñas del abuso, el maltrato y la tortura.

Enmienda propuesta por presidente senatorial haría inservible el proyecto de terapias de conversión…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano indicó, hoy, que la propuesta enmienda por el presidente senatorial, José Luis Dalmau, para dizque proteger la libertad religiosa en el proyecto para prohibir las terapias de conversión lo haría inservible.

“La propuesta enmienda por Dalmau haría inservible el proyecto para prohibir las mal llamadas terapias de conversión. Lo triste es que el presidente senatorial sabe que este proyecto no tiene nada que ver con la religión. Es sobre la protección a los menores del maltrato. Además, la libertad religiosa no necesita de legislación adicional para ser protegida, pues opera ex propio vigore ya que está contenida en nuestra Constitución. Esto también lo debe saber el presidente senatorial”, aseveró Serrano.

“El presidente senatorial ha sido un aliado de la lucha por la equidad de derechos para la gente LGBTTIQ+. En vez de estar buscando aguar este proyecto, Dalmau, como presidente del Partido Popular Democrático, debe usar su liderato para exhortar a su delegación a votar a favor de este proyecto que está contenido en el compromiso en contra del discrimen por orientación sexual e identidad de género de la plataforma de su partido”, añadió Serrano.

Por último, el portavoz de Puerto Rico Para Tod@s invitó a “los senadores y senadoras a decidir si van a proteger a los niños y niñas de este país del maltrato y la tortura o si van a defender el supuesto y falso derecho de los padres a maltratar a sus hijos. Que quede claro: las mal llamadas terapias de conversión no tienen nada de humanas ni amorosas y todo de dañinas, crueles e inhumanas. Esas terapias van en contra de los derechos humanos, sobre todo el derecho a ser quien uno es y amar a quien uno ama”.

Celebra desestimación de demanda de Proyecto Dignidad contra la perspectiva de género…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano celebró la desestimación de la demanda incoada por las legisladores Joanne Rodríguez Veve y Lisie Burgos que intentaba paralizar la implementación de la educación con perspectiva de género en las escuelas públicas.

“Ya basta de querer imponer su odio en Puerto Rico. Las legisladoras del mal llamado Proyecto Dignidad, que no tiene nada de digno, deben detener sus intentos por imponer sus creencias a la población. Hay una constitucional separación de iglesia y estado. No tan solo eso, sino que nadie está atentando contra su libertad de culto al educar sobre el respeto a todos los seres humanos que es lo que pretende la perspectiva de género”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s destacó que, aunque no se entró en los méritos de la demanda, el juez Anthony Cuevas no le reconoció legitimación a las legisladoras porque no han sufrido ningún daño y tampoco sus funciones legislativas se han visto afectadas.

“Rodríguez Veve y Burgos trataron de lograr por los tribunales lo que no pueden conseguir en la Legislatura. No tienen los votos para detener la perspectiva de género. No tienen los votos para imponer su odio en Puerto Rico. Ya basta. Pónganse a legislar por el bien de todos los puertorriqueños y detengan su intento de dividir, excluir y discriminar”, concluyó Serrano.

Agradece creciente apoyo de iglesias a la prohibición de las terapias de conversión…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano agradeció el creciente apoyo de muchas iglesias en contra de las terapias de conversión y a favor del Proyecto del Senado 184 que las prohibiría en Puerto Rico.

“En los últimos días, hemos visto con mucha esperanza, las expresiones de iglesias que exigen que se detengan las terapias de conversión y se apruebe el Proyecto del Senado 184. Ese es el verdadero amor cristiano, el que ama al prójimo como a uno mismo. Ya basta que los mercaderes del odio, que se creen dueños de la fe, sigan tratando de demonizar a una comunidad que solo quiere vivir en paz, equidad y libertad. Las personas LGBTTIQ+ solo exigimos ser tratados con respeto y que nuestros derechos se reconozcan. Punto”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s recordó que el Arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, ha sido el más reciente líder religioso en expresar su oposición al maltrato que son las terapias de conversión. También se han expresado líderes religiosos de las iglesias Luterana, Metodista, Episcopal, Unitaria Universalista, Presbiterania, entre otras, a favor del proyecto que prohibiría dichas terapias.

“Es claro que el lado del amor sigue creciendo mientras el odio va disminuyendo. Es hora de que los políticos escuchen y los medios le den la importancia y el foro adecuado a estas voces de amor e inclusión en vez de a las que perpetúan el odio y la exclusión. Agradecemos sus voces, pero sobre todo la esperanza que producen en las vidas de los niños y jóvenes LGBTTIQ+ que se acercan más a la posibilidad de tener una vida plena libre de maltrato, discrimen y marginación”, concluyó Serrano.

Pedro Julio le riposta a Rodríguez Veve que no hay nada que cambiar…

Durante la vista pública en el Senado que se discute el proyecto del Senado 184 que propone la prohibición de las terapias de conversión, la legisladora del Partido Proyecto Dignidad, Joanne Rodríguez Veve, le cuestionó al activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano, si brindaría ayuda a una persona que ya no quiera ser parte de la comunidad LGBTTIQ+, a lo que este respondió que no hay nada que cambiar ni nada que curar.

Joanne Rodríguez Veve: “En el caso de una persona que ha sido parte de la comunidad LGBTT decida por razones, las que sea, pueden ser razones médicas, espirituales, filosóficas, religiosas, las que sean…decide que quiera abandonar ese estilo de vida LGBTT y vivir una vida de abstinencia, ¿Usted le brindaría apoyo a una persona que decida tomar esa decisión en su vida y que quiera lograrlo?

Pedro Julio Serrano: “La orientación sexual o la identidad de género de las personas no tienen que cambiar. No hay nada que cambiar, no hay nada que reparar, no hay nada que curar. Así que yo no voy a dignificar ni legitimar su pregunta con una respuesta porque aquí no venimos a defender nuestra existencia. Aquí venimos a afirmar los principios de equidad y de dignidad que promete la Constitución de Puerto Rico. Esa es mi respuesta”.