Enseñanzas detrás de la tragedia en Pulse…

19030288_10155470202464954_1977621110203990245_nPor Bárbara Figueroa | Primera Hora

Lo que Ricardo Negrón Almodóvar vivió la madrugada del 12 de junio del 2016 en la discoteca gay Pulse, en Orlando, Florida, quedará intacto para siempre en su memoria, pero a la vez, es el motor que lo impulsa para ser portavoz del proyecto Somos Orlando, una organización que busca justicia para la comunidad latina LGBTT en Estados Unidos, la más afectada por la tragedia.

Ricardo es una de las decenas de personas que pudieron escapar a tiempo del pistolero Omar Mateen, quien arribó a la discoteca y disparó a mansalva a los presentes que encontraba a su paso. Según trascendió, la masacre fue motivada por odio y a nombre del Estado Islámico. En total, 49 personas fallecieron -23 de ellas de ascendencia puertorriqueña- y otras 53 resultaron heridas.

“Esto no es algo que se pueda sobrepasar. Lo que uno hace es que continúa lo más que pueda y, al igual que le digo a las personas cuando les aconsejo buscar ayuda, yo también me encargo de recibir asistencia profesional”, expresó el joven abogado, que no titubeó en involucrarse en las gestiones de ayuda que surgieron tras el incidente violento.

Explicó que llevaba unos meses en Orlando cuando ocurrió el atentado. Para entonces, laboraba para la Federación Hispana y esa noche, precisamente, se encontraba en la discoteca -donde se celebraba la “Noche Latina” aunando esfuerzos para inscribir y motivar a jóvenes hispanos a que participaran de la contienda electoral que se avecinaba.

Fue a través de la Federación que surgió la iniciativa Somos Orlando, un proyecto que durante el pasado año ha ayudado a 65 familias hispanas que fueron trastocadas por la tragedia de Pulse.

“El enfoque principal es ayudar a familiares y sobrevivientes con servicios de salud mental, asistencia legal, transportación para citas, orientándolos sobre los derechos que tienen de educación y salud e, incluso, se les provee asistencia de comida a los que no tienen los recursos”, explicó, quien tiene en agenda visitar la Isla para proveer orientación a la comunidad LGBTT que tenga aspiraciones de mudarse a la Florida.

“Nunca se asumió como una tragedia boricua”

Haciendo un viaje restrospectivo tras lo ocurrido, el activista Pedro Julio Serrano lamenta que aun cuando la masacre de Pulse provocó consternación en la isla, nunca fue asumida por el gobierno como “una tragedia boricua”.

“Hubo mucha solidaridad a nivel internacional. Y en Puerto Rico se vio en algún grado. Pero nunca se asumió como una tragedia boricua, aun cuando la mayoría de las víctimas fatales y heridos fueron puertorriqueños. Y la misma homofobia tiene en parte que ver con que no se reconociera como tal. Incluso, la respuesta del Gobierno fue bien tibia en aquel entonces y no reconoció la magnitud de lo que allí ocurrió”, dijo.

Pedro Julio fue de las primeras personas en viajar desde Puerto Rico a Orlando, a donde arribó en menos de 24 horas de ocurrido el incidente. Su gesta fue clave en el apoyo a muchas familias.

“Estuve en 14 de los 23 funerales de puertorriqueños que fallecieron y me he mantenido pendiente de muchos de sus familiares. Honestamente, no ha habido una tragedia humana que me haya marcado más que lo ocurrido en Pulse… y aunque hubo mucha enseñanza de amor y solidaridad tenemos que continuar la lucha. Hay mucho que hacer todavía, sobretodo en Puerto Rico quedan muchas lecciones que aprender y mucha política pública que cambiar para favorecer los derechos de la comunidad LGBTT”, indicó.

La vida después de Pulse…

6c8602c8-83d4-42a5-a654-ba3d5ae848e6.jpgPor Karinna Sostre | El Nuevo Día

Para el resto del mundo ya pasó un año desde la madrugada en que Omar Mateen entró en la discoteca Pulse en Orlando y mató a 49 personas e hirió a otras 53. Para Francisco Pabón, sobreviviente de la masacre, el tiempo se congeló aquella noche y la pesadilla fue ayer.

Hacía cinco minutos que había abandonado la pista de baile cuando comenzaron los disparos de Mateen. “Francisco tienes que bajarte. Francisco tienes que correr. Agáchate”, le escuchaba gritar a un amigo y aunque así lo hizo, cuenta que su cuerpo se sentía congelado, como un bloque. No podía asimilar lo que estaba pasando. Logró salir con vida de la peor masacre en la historia de Estados Unidos, pero afirmó que allí dejó su sueño.

Al joven de 23 años, el recuerdo de esa madrugada lo persigue día y noche. Escuchar una canción mientras guía su carro hacia el trabajo lo transporta al medio del lugar que describe como una escena de muchos “últimos”. Una última bachatita con su mejor amigo al ritmo de “Corazón sin cara” de Prince Royce, canción que casualmente fue la primera que bailaron juntos. Un último trago con colegas que coincidieron allí. Un último “hablamos luego para cuadrar el viaje a Cuba” con un excompañero de trabajo con el que de casualidad se encontró aquella noche.  Una última conversación. Un último abrazo. Una última mirada.  

A un año de la masacre, esos mismos “últimos” son los que hoy le dan la fuerza para seguir, porque, aunque le es difícil, vivir como si fuera el último día le ha llevado a abandonar los miedos que infundieron esa noche y a intentar retomar su vida.

Antes de Pulse no tenía ningún tipo de miedo al salir. No sentía la necesidad de estar pendiente a la hora para marcharse de algún lugar, no le preocupaba si un algún sitio estaba ‘crowded’ y mucho menos se sentía marginado o intimidado por ser gay.

Luego de Pulse, mucho cambió. Sus nervios se elevaban a medida que caía la noche y se encontraba en un lugar público. Su impaciencia al estar rodeado de mucha gente se apoderaba al punto de no querer salir y quedarse en su casa. Pasaba algunas noches sin sueño y otras en las que prefería no despertar.

“Me tomó un tiempo aceptar que necesitaba ayuda. Pensé que podría sobrellevar esto solo, pero no es así. No era el mismo y todos se dieron cuenta. No reía, no bailaba, no salía como antes, por eso busqué ayuda”, le contó a endi.com por teléfono.

Desde el 12 de junio de 2016, cuando ocurrió la masacre, organizadores, fundaciones, grupos de apoyo, amigos y vecinos se unieron no solo a la comunidad lésbica, gay, bisexual, transexual y transgénero (LGBT) y la comunidad hispana,sino de Orlando en general.

“Son ellos los que me mantienen centrado. En días que no encuentro cómo seguir, cómo superarlo, sé que tengo una red de apoyo que no me va a dejar caer”, cuenta en referencia a la ayuda recibida a través del Orlando United Assistance Center, una iniciativa conjunta de organizaciones sin fines de lucro que ofrecen terapia psicológica y otros servicios a las víctimas de Pulse y sus familias.

El joven, quien hace un año era productor para la cadena Telemundo en Miami – y que ahora trabaja como agente de servicio al pasajero en el aeropuerto de Orlando- resalta que la ayuda no solo se limita a asistencia psicológica.

“Ellos (Orlando United) me pagaron el pasaje para visitar a mi familia en Puerto Rico por tres días, me envían mensajes de texto constantemente para asegurarse que estoy bien. En pocas palabras, me cuidan”, comentó.

Tras la masacre en Pulse, Francisco ha visto cómo la comunidad LGBT y la comunidad hispana – que comprende una cuarta parte de los 2.3 millones de los residentes de Orlando -­­ han estrechado los ­­­lazos y cada vez se hacen más fuertes.

Para Pedro Julio Serrano, portavoz de la comunidad LGBTT en Puerto Rico, “hay unos mitos de que la comunidad latina es más homofóbica y eso no es cierto. Esta tragedia, lo que hizo, fue visibilizar el apoyo y afianzar esos lazos. Hay una solidaridad muy grande y pues ciertamente con todos los ataques que ha habido la solidaridad es compartida”, añadió.

“Esta comunidad es bien gay, es bien latina… es como Barcelona”, indicó Francisco entre risas cohibidas.

Pero las risas a Francisco le duran poco cuando piensa en el por qué del ataque. “Es algo que no me explico. Tanto odio hacia unas personas que estaban en aquel lugar para pasar un buen rato, para despojarse de los lamentos del día”, dijo casi susurrando.

“El odio que ese hombre (Mateen) intentó perpetrar en esta comunidad rebotó creando espacios de amor y aceptación. Ahora más que nunca podemos decir que el amor puede más que el odio y que no permitiremos que los actos de una persona apaguen nuestro fuego”, señaló llenándose del coraje que destaca a aquellos dispuestos a luchar por lo que creen.

“El proceso es como un rompecabezas y yo todavía estoy poniendo cuadritos en su base, pero si algo he aprendido es que no nos podemos esconder y que el amor puede más que el odio. La negatividad te hunde, te arruina y no quiero eso para mí. Si bien es cierto que el dolor ante la pérdida no desaparece, también es cierto que después de la lluvia sale un arcoíris. Y en este tiempo vemos uno pintado de unión, esperanza, fuerza, nostalgia, risas y sobre todo amor”, se esperanzó Francisco.

Al momento, Francisco no ha regresado al lugar donde se perpetró el ataque que “robó muchas almas”, pero se ha involucrado y continúa participando de eventos donde no solo se honralas vidas perdidas aquella madrugada, sino que también se abren espacios para llevar un mensaje esperanzador.

Han pasado 12 meses de la masacre y Francisco asegura que seguirá luchando día a día para recuperar en la medida que pueda ese sueño que lo abandonó en aquella pista de baile y que a un año de aquella noche ahora aprende vivir, a bailar, a ayudar a otros, a reír, sin tener miedo a que haya una “última vez”.

Pulse un año después: familias en Puerto Rico sufren en silencio…

fl-os-pulse-in-pr-sj-mbt0492-20170606.jpgPor Jennifer Marcial | Orlando Sentinel

A un año de la tragedia que conmocionó a Estados Unidos y a todo el mundo, familiares de las víctimas en Puerto Rico dicen que al recordar lo que pasó es “como si hubiese sido ayer”.

De las 49 víctimas fatales de la masacre en el club nocturno Pulse, 23 eran puertorriqueños o de ascendencia boricua. Y muchos de sus familiares viven a lo largo y ancho de la Isla del Encanto.

“Nada más el hecho de recordar me duele mucho”, dijo William Sabad Borges, sobreviviente del tiroteo, quien perdió a dos personas muy cercanas a él. Borges no solo lucha por rehacer su vida tras la masacre perpetrada por Omar Mir Seddique Mateen, sino que a diario recuerda cómo en un momento celebraba junto a su cuñada Yilmary Rodriguez Solivan y su amigo Jonathan Camuy Vega, y horas después todo era incertidumbre y dolor.

Según Borges, su amigo Camuy Vega murió “como un héroe”.

“Fue encontrado sobre el cuerpo de mi cuñada, protegiéndola. Este dolor es demasiado grande, pero vivo para honrarlos”, sostuvo el joven estilista de 26 años, quien vive en Ponce.

“Así era Jonathan, desprendido con las personas, él se daba a todos”, recordó su padre Carlos Camuy.

A varias horas de distancia de la familia Camuy, una pared repleta de fotografías de Martin Benítez Torres adorna la residencia de su madre en Río Grande. Cada rincón de la humilde casa preserva, de alguna manera u otra, algún recuerdo del talentoso joven.

Su cuarto, aún intacto, resguarda las obras de arte que realizaba con los ajuares de Halloween, su festividad favorita, así como los atuendos de decenas de reinas de belleza que vistió como diseñador.

“Yo no muevo nada. Digo, solo para limpiar y asegurándome de no romper nada”, dijo entre risas Myriam Torres, la madre de Benítez.

Casi 400 imágenes en blanco y negro cubren la pared principal de la sala de la familia Benítez Torres. Muy emocionados, las hermanas, su madre, los sobrinos y su sobrina más cercana se conglomeraron frente a las imágenes para conversar con El Sentinel, y una por una comenzaron a describir cómo y cuándo fueron tomadas.

“Yo siento la presencia de mi hijo con cada una de las cosas que tengo en esta casa. Cuando entro a su cuarto siento una paz que no te puedo explicar”, sostuvo Torres.

Enfrentar el dolor de la pérdida de su ser querido ha sido un asunto solitario para la gran mayoría. “Nosotros nunca hemos compartido con las demás familias más allá de unos eventos que organizaron cuando pasó todo esto”, sostuvo Torres. “A mí me encantaría conocerlos, abrazarlos y decirles que no están solos”, añadió.

“Nuestra familia es grande y hemos estado ahí el uno para el otro, pero esto es algo que nadie debería experimentar”, dijo Damaris Benítez, hermana de Martin. “Mi hija estuvo ahí en Orlando y cuando supe lo que pasó, mi corazón casi se me sale, yo pensé que ella estaba con ellos”, recordó.

Para Noelimar Ocasio, sobrina del fallecido, vivir con el recuerdo del último abrazo que le dio a su tío “es insoportable”.

“El trató de convencerme para ir a Pulse con él y con su novio Michael. Pero algo me decía que no, que me quedara. Pero me arrepiento de no haber estado con él en sus últimos momentos”, dijo entre lágrimas.

Ahora la familia vive recordando la frase que tanto distinguió al joven: “Si Dios me quita la vista, es porque me ha dejado ver todo lo bello del mundo”. Sus sobrinos y su novio Michael llevan la frase tatuada en sus cuerpos.

En Orlando, la situación es un tanto diferente. Organizaciones como Contigo Fund y Proyecto Somos Orlando, entre otras, se han encargado de abrir sus puertas y brindar apoyo a los familiares y todos los afectados por la masacre en Pulse. Incluso, hay varias familias que se reúnen a menudo para compartir anécdotas, momentos importantes como el día de las madres y simplemente para estar ahí el uno para el otro.

Así lo confirmó Mayra Alvear, la madre de Amanda Alvear, la joven puertorriqueña de 25 años cuyo video de Snapchat mostró el momento en el cual comenzaron los disparos dentro de la discoteca. “Es horrible ver esos últimos momentos de tu hija, pero al menos yo tuve eso. Hay muchísimas madres que nunca supieron nada de sus hijos”, dijo Alvear.

“Yo sentí algo que me dijo que la vida de mi hija y la de esos otros 48 ángeles inocentes no podía quedar impune, sin recordar”, señaló. “Empecé a ponerme en contacto con las organizaciones locales, a hablar con los otros padres, a orar más fuerte”, sostuvo Alvear.

“Ahora tenemos una familia extendida, una familia que, a pesar del dolor, ha encontrado tranquilidad y felicidad recordando a nuestros hijos y el legado de amor y humildad que le han dado a esta ciudad, a el país entero”, añadió

Unidad familiar

“Nosotros tenemos a Dios y a nuestra familia”, comenta Carlos Camuy, el padre de Jonathay Camuy Vega, quien hoy tendría 25 años de edad.

Para esta familia, el dolor por la muerte de su hijo es intolerable. “A veces la gente dice que con el tiempo uno se va sintiendo mejor, que uno se acostumbra a extrañarlo, que el dolor es más soportable. Yo te juro que jamás será mi situación. Jonathan lo era todo para mí”, dijo Lourdes Vega, la madre del joven comunicador.

Señalando una pared blanca, Vega recordó como antes allí yacía una pintura con el rostro de su hijo. “Era tan real. Cada vez que pasaba me temblaban las rodillas. Hubo ocasiones en que caí al suelo, no podía mirarlo y la tuvimos que quitar”, sentenció en medio de sollozos.

“Ha sido difícil para la familia, ha sido difícil para el matrimonio. Mi esposa casi nunca puede hablar del tema, es muy doloroso para ella”, dijo el padre.

La situación se repite en otros hogares de Puerto Rico.

“Yo leo siempre las noticias de Orlando y veo como allá la gente está unida, como se reúnen en eventos y eso”, comentó Bernice De Jesús, hermana mayor de Franky “Jimmy” De Jesús, el mayor de todas las víctimas de Pulse.

Jimmy De Jesús tenía 50 años y había ido a la discoteca para disfrutar junto a varios amigos, incluyendo su compañero de apartamento, Christian Ortiz, sobreviviente de la masacre. “Lo que nunca se imaginó es que esa sería su última fiesta”, dijo su hermana.

“Solo he hablado con algunos familiares brevemente, no es como veo en Orlando que están todos juntos. Yo leo que ellos se juntan, que van a eventos juntos, pero no aquí [en Puerto Rico]”, explicó.

Libertad y aceptación

“No hay un solo día que pase en el cual no me cuestione los por qué o qué hubiese pasado si algo fuese diferente”, dijo Olga Disla, madre de Anthony Laureano Disla, quien falleció baleado en Pulse a sus 25 años.

“Solo trato de recordar los momentos felices junto a mi hijo, lo orgullosa que me hacía con cada cosa que hacía en esta vida”, sostuvo.

Con una sonrisa en su rostro, Disla sacó varias fotos de su cartera y preguntó entusiasmada: “Tú has visto las fotos de Alanis Laurell”. “Ese era el nombre que usaba Anthony para sus presentaciones como Drag Queen”, recordó su madre.

Para Disla, una de las cosas que más le duele es el no haber ido a ver a su hijo bailar y cantar como Alanis Laurell, dado que los eventos eran muy tarde y ella siempre ha trabajado temprano. “Nunca fui. Me arrepiento de no haber perdido varias horas de sueño”, confesó.

Sicaly “Laly” Santiago, prima de Luis Daniel “Danny” Santiago, confesó que cuando su primo se mudó de Puerto Rico a Florida Central estaba contenta porque “al fin iba a vivir una vida feliz y libre de prejuicios”, sostuvo Santiago.

“Yo fui quien lo llevé a Pulse por primera vez. Yo sabía que en Puerto Rico el sentía que no era libre, que no era él mismo. Así que cuando se mudó aquí le dije ‘te voy a llevar a un sitio que te va a encantar’. Y así fue, Pulse se convirtió en su refugio”, dijo Santiago.

Al igual que Danny, muchos puertorriqueños se han ido de la isla “en busca de mejores oportunidades económicas, pero sobre todo aceptación y libertad”, dijo el activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano.

“Lamentablemente no estamos donde deberíamos estar cuando se trata de igualdad”, aseguró.

“Los derechos humanos no son una cafetería. No puedes escoger lo que te gusta y después pensar que ya no te gusta al día siguiente”, expresó la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto.

Cruz Soto, una de las principales activistas de derechos LGBTQ en la isla, dijo que “este gobierno no está velando por los mejores intereses de la comunidad en general, menos aún por los de la comunidad LGBTQ, una sumamente marginalizada en nuestra isla”.

El Sentinel intentó coordinar una entrevista con el gobernador Ricardo Rosselló Nevares u obtener declaraciones escritas sobre el tema de los derechos civiles en la isla a un año de Pulse, pero sin éxito.

“Eso es lo que pasa, se esconden detrás de una mesa y empiezan a quitar derechos, pero no tenemos miedo, continuaremos luchando”, dijo Serrano.

El homenaje en San Juan

Aunque no es un sitio visitado constantemente como el memorial improvisado a las afueras de Pulse, Puerto Rico cuenta con un monumento en honor a las 49 víctimas fatales. A la entrada de la ciudad amurallada, cerca del Balneario El Escambrón, las personas pueden ir a rendirles honor a los fallecidos.

“Desde que me enteré de lo sucedido ese domingo de madrugada, sabía que teníamos que hacer algo”, dijo la alcaldesa de San Juan. “Tenemos esta escultura creada con los colores del arcoíris. Nace de raíz, cimentada al terreno, solida, nada lo traerá abajo”, explicó la alcaldesa.

Justo al lado del monumento hay una placa que contiene los nombres de las 23 víctimas boricuas, seguido de las otras 26. “Todos son importantes, su legado y recordar que el amor es amor, es amor”, dijo Cruz.

Habla el gestor de polémico proyecto que discrimina a LGBTTs…

crop_4dee03d5-fa24-4a79-8dcb-95686395630b_1.jpgPor Primera Hora

El representante Guillermo Miranda, autor del proyecto 1018 para establecer la ley de libertad religiosa, criticada como una medida que legaliza una forma de discriminación, defendió la legislación.

En entrevista con WKAQ, Miranda  dijo que el proyecto no está creado para proteger a ninguna religión específica, “aplica a todo el mundo”, que existen estatutos similares en 21 estados, y que es similar a una ley federal creada por el presidente Bill Clinton.

“No he visto en que parte de la ley quita derechos a nadie, ni quita ni añade. Esto lo que hace es garantizar a nivel estatal lo que se garantiza a nivel federal”, sostuvo Miranda.

“No es que se está legislando por ‘copy-paste’, es que cuando hay algo que está funcionando y escrito de la manera correcta, pues tu hacer las aplicaciones lo más correcto posible para no alterar nada”, sostuvo Miranda.

El gobernador Ricardo Rosselló se opuso a este proyecto 1018 mediante comunicado de prensa advirtiendo que su administración no apoya el discrimen.

“Nuestra Administración ha establecido de forma clara que no va a limitar derechos que han sido otorgados a distintos sectores de nuestra sociedad, tanto a nivel judicial como por vía legislativa”, indicó Rosselló Nevares.

Miranda aseguró que las expresiones del mandatario serán incluidas en el proceso de vistas públicas a la medida en la comisión de lo jurídico de la Cámara de Representantes. El p. de la C. 1018 tiene como coautores a la presidenta de esa comisión, María Milagros Charbonier, y al presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez.

“Los comentarios del gobernador van a ser incluidos en la discusión de la medida”, dijo Miranda.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s, Pedro Julio Serrano, denunció hoy que ha enfrentado limitaciones para participar del proyecto de vistas públicas de esta medida, que él insistió hoy en Radio Isla que es inconstitucional.

Serrano ha dicho que si este proyecto se convierte en ley podrían darse situaciones donde comerciantes rechacen dar servicios a ciudadanos  -como alquilar apartamentos o hacer un bizcocho- porque los clientes son lesbianas- , o que el dueño de un negocio de SPA no quiera contratar a un empleado por ser gay. Agregó que las leyes estatales en Estados Unidos actualmente se encuentran en disputas en el tribunal.

El activista ha dicho que que “haremos todo lo que tengamos que hacer para detener este proyecto, desde participar del proceso legislativo para oponernos hasta desobediencia civil. De ser necesario, además, iremos a los tribunales a detener un proyecto total y absolutamente inconstitucional”.

La homofobia nuestra de cada día…

homofobiastencilColumna en El Nuevo Día

La homofobia y la transfobia están vivas y coleando, mientras las vidas de las personas LGBTT penden, a veces, de un hilo.

Tan sólo hay que ver el intento de legalizar el discrimen en contra de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros y transexuales (LGBTT) para comprobarlo.

El Proyecto de la Cámara 1018 pretende negarle servicios públicos, viviendas, trabajos, acceso a empresas privadas y su propia existencia a la gente LGBTT.

Si se aprobara este proyecto, por encima del rechazo del gobernador al mismo, se crearía un estado de desigualdad, violencia y atropello hacia la población LGBTT.

Una de las coautoras de la medida, la representante Charbonier, dijo que un empleado del Registro Demográfico le puede negar una licencia matrimonial a una pareja del mismo sexo.

Si un fundamentalista tiene una vivienda y una persona trans quiere alquilarla, el dueño podría discriminarla.

Si una pareja lésbica va a comprar un bizcocho de bodas, la tienda puede negarse a venderlo.

Si el propietario de un negocio dice que “Jesús es el dueño de esta empresa”, le puede negar un empleo a una persona LGBTT – por más capacitada que esté.

Y todo esto es así, porque la misma medida indica que “las disposiciones de esta Ley prevalecerán sobre cualquier otra disposición de ley que no estuviere en armonía con lo aquí establecido”.

Este artículo de la medida es inconstitucional – porque una ley no puede ir por encima de otra. Bueno, a decir verdad, la medida completa es inconstitucional.

Esta medida tiene el efecto de dar permiso a que la población en general discrimine en contra de las personas LGBTT, que se incrementen la violencia y la intolerancia hacia nosotros.

Si a esta medida se le suma que a los estudiantes trans y a los empleados trans del Senado se le quitó el derecho a usar el baño y la vestimenta de acuerdo a su identidad de género, pues demuestra claramente que la transfobia se sigue usando para violentar la dignidad de ciudadanos – de seres humanos.

Hemos avanzado mucho como para dar marcha atrás.

En este Día Internacional Contra la Homofobia y la Transfobia, lanzo un reto a los legisladores que se oponen a la igualdad de derechos para la gente LGBTT

Que miren a los ojos a sus correligionarios LGBTT, a sus avanzadas de campaña, a sus empleados, a sus familias y amigos que son miembros de la comunidad LGBTT.

Que les digan que valen menos, que sus derechos no serán reconocidos, que la igualdad que pregonan en otros lares se las negarán por ser LGBTT.

Los reto – a ver si pueden llegar a ser tan inhumanos como para violentar a la propia gente que los lleva a los puestos que tienen.

Que lo sepa esta administración: no daremos ni un paso atrás en la lucha LGBTT. Ni uno.

Vamos a seguir luchando para que la homofobia y la transfobia desaparezcan. Vamos a seguir luchando para que se nos reconozcan todos nuestros derechos. Vamos a seguir luchando por la igualdad, la libertad y la dignidad de tod@s.

Las personas LGBTT somos tan humanos como lo son ustedes. Somos tan dignos como lo son ustedes. Somos tan ciudadanos como lo son ustedes. Somos tan iguales como lo son ustedes. Somos tan puertorriqueños como lo son ustedes.

Por más que intenten detenerlo, es un hecho inevitable que al final del camino, Puerto Rico será para todos y todas. La igualdad es un hecho inevitable.

Jornada Trans en la Huelga visita a Mayagüez…

-1.jpgJORNADA TRANS EN LA HUELGA UNIVERSITARIA
lunes, 22 de mayo de 1-7pm
Portones del Recinto de Mayagüez de la UPR

[1pm] Trans 101

Conceptos, definiciones, introducción al tema y comunidad trans.

Ivana Fred Millán
Fabián Avila
Pedro Julio Serrano

[2pm] Mujeres Trans

Mujeres trans hablarán de sus necesidades, vivencias y reclamos.

Ivana Fred Millán
Daniela Arroyo
Alexandra Román

[3pm] Hombres Trans

Hombres trans hablarán de sus necesidades, vivencias y reclamos.

Fabián Avila
Paxx Caraballo
Kery John Santiago

[4pm] Jóvenes Trans

Jóvenes trans hablarán de sus necesidades, vivencias y reclamos.

Daniela Arroyo
Christopher Ocasio
Raymond Rohena
Briana Ramos

[5pm] Salud Trans

Se dará un vistazo a lo que se conoce como el “gender affirming care” que es la forma correcta de atender holísticamente a las poblaciones trans.

Fabián Avila
Caleb Esteban

[6pm] Intersecciones

Miembros de la comunidad trans y el movimiento huelguista hablarán de las intersecciones de ambas y otras luchas.

Ivana Fred Millán
Gabriel Mangual
Max Vega-Vélez

Niegan participación a organización LGBTT en vistas sobre el proyecto 1018…

18422987_1214599108662026_3863463574429537770_o.jpg

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano denunció, hoy, que la Comisión de lo Jurídico le negó la participación a la organización Puerto Rico Para Tod@s en las vistas públicas que se celebrarán sobre el proyecto que pretende legalizar el discrimen a las personas LGBTT.

“La representante María Milagros Charbonier, presidenta de la Comisión de lo Jurídico, acaba de negarle la participación a la organización LGBTT que represento, Puerto Rico Para Tod@s, en las vistas públicas sobre el Proyecto de la Cámara 1018. Es un intento por no permitir el debate, ni el libre flujo de ideas. Es un acto de cobardía. Se le nota la costura: se le dará mayor participación al sector religioso fundamentalista que apoya esta medida, mientras se limitan las ponencias de quienes nos oponemos”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s tuvo una conversación telefónica con el director de la Comisión de lo Jurídico, en las que le argumentó que le constaba que la organización fue de las primeras en pedir un turno para deponer, pero ahora se le niega sin dar explicación alguna. La organización ha depuesto en innumerables ocasiones en la Legislatura para presentar su posición a medidas como las de no discrimen, crímenes de odio, violencia doméstica, adopción, así como las revisiones del Código Civil y el Penal.

“Ya varios tribunales han determinado que las medidas similares al proyecto 1018 son inconstitucionales y el Tribunal Supremo de Estados Unidos tendrá que resolver la controversia en algún momento. Mientras, en Puerto Rico Para Tod@s seguiremos oponiéndonos, en todos los frentes posibles, a un proyecto que es inmoral, ilegal e inconstitucional. Cuando se tiene la razón, aunque intenten acallarnos, la verdad y la justicia prevalecen”, concluyó Serrano.