Un ex-pastor ahora es feliz…

Por razones obvias, no divulgaré su identidad, pero comparto con ustedes esta nota que acabo de recibir y que reafirma el por qué de esta lucha por la igualdad y la justicia para las personas LGBTT:

“Hola, me alegra tener acceso y conocer a una persona como tú que no le ha tenido miedo a nada. Yo soy gay y luego de ser ministro evangélico por más de 20 años y de estar casado y de pelear contra lo que soy por mucho tiempo, tuve que aceptar que soy lo que soy y que aún así Dios me sigue amando.

“No te niego que ha sido muy difícil enfrentar todo lo que he tenido que enfrentar, pero he podido salir adelante en mi vida. Mi familia me dió la espalda, no tengo amigos, los de la Iglesia apenas dos personas me hablan, pero aún así sigo adelante y vuelvo y te digo nunca fui tan feliz hasta que pude ser libre de los miedos de enfrentar lo que soy.

“Actualmente trabajo en el servicio público y tengo el respeto de mis compañeros. A ti te agradezco porque, cuando más metido estaba en la Iglesia, el verte defender lo que tú y otros defendían con tanta pasión, me inspiraste a seguir adelante. Así que te me cuidas y God Bless You”.

A celebrar los 37 y la vida…

Hace casi exactamente un año, celebraba las maravillosas noticias que me dió mi doctor de que seguía libre de cáncer y el vih estaba indetectable. Sin embargo, hace unas semanas me dijo que mi sistema inmunológico estaba comprometido, lo que obligó a hacer un cambio en mi régimen de medicamentos para hacerle frente al vih.

Pero, tal y como anticipé, a pocos días de celebrar mi cumple #37 recibo las extraordinarias noticias de que el vih sigue indetectable en la sangre y de que el sistema se está recuperando a pasos agigantados. En sólo poco más de dos semanas, quintupliqué mis células protectoras y he reaccionado magistralmente al nuevo tratamiento.

Por lo que doy gracias, mi gente, por tanto amor que me ha sostenido a través de estas batallas. Y es que como siempre he dicho: no hay fuerza más poderosa que el amor. Lo que hace reitarme en que un insignificante virus no es más poderoso que yo – que tengo cuerpo, mente, alma, corazón y ganas de vivir.

A pocos días de celebrar mi llegada a este mundo, reafirmo de que aún queda mucho por luchar, mucho por hacer, mucho por vivir… pa’lante, siempre pa’lante. A celebrar, pues, los 37 y la vida…

Activista con altibajos de salud…

Por Primera Hora

El activista Pedro Julio Serrano mantiene su espíritu de lucha a pesar de sus altibajos de salud.

“Durante las pasadas semanas, he estado más callado de lo usual y es que he estado ocupándome de mi salud. Hoy el doctor me confirma que mi sistema inmunológico está comprometido y me cambió los medicamentos. Al oír esto, le dije que yo estoy comprometido con la vida y voy pa’ lante siempre. Así que tanto él, como yo, como mi gente, sabemos quién ganará esta batalla”, escribió a través de Twitter.

Serrano mantiene un régimen de medicamentos para tratar el virus de inmunodeficiencia humana (vih). El año pasado también se le diagnosticó cáncer oral.

El activista se ha distinguido por su lucha para alcanzar derechos plenos para la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT).