Iglesia, te perdono…

rainbow-cross“Quería pedirte perdón en nombre de todos aquellos líderes religiosos que no han dado buen testimonio de lo que es el verdadero amor de Cristo”. Con estas palabras — sencillas pero profundas — una total desconocida, Clarimar, me escribió para pedirme perdón por el daño causado por fundamentalistas que rechazan a las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT) por la sencilla razón de tener una orientación sexual o identidad de género diferente.

Acepto ese perdón, con humildad y gran sentido de responsabilidad. Eso no significa que dejaré de denunciar los atropellos cometidos en nombre de Dios — usando en vano su nombre.

Conozco del daño, el sufrimiento y la humillación que han causado tantas personas por ignorancia, fanatismo y cruel prejuicio. Como escribe elocuentemente Clarimar:  “Te pido perdón aún por los vituperios y sobrenombres que te han querido asignar. Te pido perdón por las veces que intentaste buscar ayuda de un ‘siervo de Dios’ y lo que hicieron fue herirte”.

Para finalizar, Clarimar me escribe: “Hace algunos años conocí al verdadero Dios. Un Dios compasivo y sobre todo amoroso. Es este mismo AMOR de CRISTO es el que me ha motivado a escribirte hoy y dejarte saber que El SI tiene propósito contigo. Tu eres su hijo amado y no importa cuanto te hayan burlado, rechazado y ridiculizado, EL nunca te dejará.  También aprovecho para pedirte encarecidamente que todo lo que hagas por la sociedad sea pensando en el bienestar de todos(as) y en la unidad familiar. Busca la dirección de Dios y El mismo te dirá lo que debes hacer por nuestra Patria”.

Agradezco las palabras de Clarimar, que expresan lo que siempre he sabido: el Dios que yo conozco es un Dios de amor. Nunca ha sido un Dios de juicio y exclusión.

Al aceptar este perdón, lo hago consciente de que me libero de la esclavitud de la victimización a la que quisieron someter a las personas LGBT. Pero más importante aún, le doy al opresor la oportunidad — si decide aceptarla — de empezar de nuevo, libre de prejuicios.

En vez de demonizar a nuestr@s opresores, al aceptar su perdón, reconocemos su inherente humanidad — pues aún con todo el daño que han hecho son seres humanos imperfectos que pueden cambiar para bien. Estamos renovando la esperanza de que podemos encontrar que es mucho más lo que nos une que lo que nos diferencia. Le da una oportunidad de ver a las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros como seres humanos que estamos dispuest@s a recomenzar, a sanar y a caminar junt@s hacia una sociedad más justa y humana.

A fin de cuentas, estaremos dando la mayor lección. Esa que todo lo puede: amar. Y el amor perdona, construye y libera. Como dicen los cristianos: amén — o mejor dicho: que así sea.

4 thoughts on “Iglesia, te perdono…

  1. Hola Pedro, espero que te encuentres bien. Dios te bendiga mucho! Primero que nada felicidades por tan bello mensaje. Yo tambien fui victima de prejuicios y de condenaciones por lideres espirituales sin derecho a juzgar (mi abuelo que es pastor, fam.,etc).

    Los que no tienen el derecho de juzgar somos los hombres! Bueno, tambien te queria contar que Dios me dio un llamado publicamente a traves de una sierva de El y me dijo que Dios me habia puesto un corazon de pastor, pero las almas que yo tenia que rescatar eran las de jovenes (LGBTT) de 12-24 cristianos que aveces son condenados por la iglesia y llegan a deprimirse o aun mas fuerte quitarse la vida.

    Mi trabajo seria llegar a ellos con un mensaje de amor y acceptacion, ya que la mayoria tienen un amor hacia Dios enorme y se frustran porque no se sienten amados. Quiero llevarles a ellos y a sus familiares un mensaje de lo que realmente Dios piensa de ellos! como el Se~or me dijo a mi “no importa lo que la gente diga y piense de ti, para Mi tu eres PERFECTO”, llore, rei, y volvi a llorar… imaginate, despues de tantos a~os sufriendo por que amaba al se~or con todas mis fuerzas y me condenaban donde quiera que me paraba, el Se~or me dijo que para El yo era perfecto y lo mas impresionante es que la persona no me conocia!

    Ese sentimiento de paz, alivio y Gozo Real que senti en mi corazon, ese es el que mi corazon anhela compartir con otros jovenes como yo, que dia a dia reciben rechaso!

    Espero que la Paz y el Amor de nuestro Dios sea contigo siempre! Exito y sigue asi, que te ganaras el cielo por tu amor hacia la humanidad!

    con amor;
    edgar javier “el loko”

  2. ‘Me quito el sombrero’ ante tan valiente y humilde accion de Clarimar. Como ser humano trato cada dia de evolucionar, de estudiarme para asi ser una mejor persona… en esas cabalgatas de la vida, buscando y analizando para ‘ser mejor’ lo mas dificil que se me ha hecho es el PERDONAR. Que fuerte Pedro, que fuerte.
    Gracias Clarimar por tan noble y hermoso mensaje. Gracias Pedro por compartir tu vida con nosotros. Que mucho me falta de aprender, especialmente… perdonar.
    Universo, Luz, Omnipotencia, DIOS, enseñame.

  3. Pedro,
    Quiero agradecerte por tan bellos escritos y por la lucha que estas dando para nuestra comunidad. Al igual que muchos he sido victima de prejuicios y de congregaciones que escondidas en la palabra d Dios, no sjuzgan y nos llenan de remordimientos por algo que no tenemos culpa de ser como somos. Sigue adelante con tu labor , Que Dios te siga bendiciendo y GRACIAS por todo lo que estas haciendo …Un abrazo…

  4. Tarde pero seguro. Y además como dice el refrán: “mejor tarde que nunca…”

    Apenas hoy he podido sacar un poco de tiempo para ir borrando los casi mil correos electrónicos que se acumularon antes y después de la muerte de mi tía Angela, Q.E.P.D.

    Encontré, agraciadamente, este escrito tuyo sobre el mensaje de Clarimar, (su nombre es significativo), pidiendo perdón por los abusos cometidos en tú contra.

    Este escrito es hermosísimo ya que en él se percibe el AMOR INCONDICIONABLE DE JESUCRISTO hacia nosotros sus ovejas.

    Espero que muchas personas lean lo escrito para que ausculten su corazón y se auto-diagnostiquen sobre la pureza de su fervor religioso.

    Nos han mentido tantas veces. Nos han vejado tantas veces. Han abusado de nosotros y hasta nos han asesinado porque en sus corazones nunca llevaron el AMOR DE CRISTO. Creían tenerlo pero la ignorancia y los estigmas cegaron sus sentimientos y la luz de bondad que tiene que existir entre todos los que pertenecemos a esta Humanidad.

    Agradezco lo que hizo Clarimar, agradezco tú carta, pero aun más le agradezco a Jesús las lágrimas que salen de mis ojos ya que me permitió encontrar, entre tantos correos electrónicos, éste donde se puede sentir SU AMOR.

    Dios te bendiga y Dios bendiga a tod@s nuestr@s herman@s que conviven con nosotros en la espera de que llegue el Día Prometido cuando nos encontraremos vencida ya la muerte.

    Mucho amor,

    Chenin

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s