Nadie da asco, pero usted nos incomoda…

7-train-signEstando en el tren, Steven se baja en su parada y se despide de mi con un beso en la boca, como de costumbre.

Se cierran las puertas del vagón y una señora que está con su hijo (como de 10 años de edad) me grita: “no hagas eso delante de mi hijo”.

Le pregunto qué no debo hacer delante de su hijo.

Me grita nuevamente: “esa porquería”.  Le pregunto, nuevamente, cuál porquería. Me grita una vez más: “esa aberración de besarte con un hombre”.

Le contesto, calmada y respetuosamente (cualidades que a ella le faltaban): “ese hombre es mi prometido y lo beso delante de su hijo, delante de quien sea; pues lo amo. Además, su hijo se encontrará con esa imagen, una y otra vez en su vida. Esta es la diversidad de nuestro Mundo y porque usted se sienta incómoda, no voy a coartar mi derecho a la libertad de expresión”.

Me grita otra vez: “me das asco. ustedes me dan asco”. Un señor que está a mi lado interrumpe y le riposta: “aquí nadie da asco, señora, pero si alguien está incomodándonos en este momento es usted. Guarde su prejuicios para sí y no trate de envenenarnos”.

Le doy las gracias al señor, le sonrío a la señora y su hijo, evidentemente avergonzado, me mira con solidaridad. Ojalá ese niño haya aprendido que discriminar no está bien y que el amor nunca puede ser condenado. Esa es mi esperanza… ♥

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s