Este pueblo se respeta. Este pueblo es digno…

Boicot_a_la_Comay_NotiCel_02Ya estoy de regreso a mi hogar temporero en los niuyores, pero dentro de unos días estaré de vuelta en la patria.

Me fui cargado de esperanzas de mi Puerto Rico.

Cuando llegué a la Vigilia por la Paz sin La Comay, la tercera persona en llegar fue un hombre que viajó en su motora desde el área oeste. Nos dijo que vino a solidarizarse pues estaba convencido de que si le hubieran matado a uno de sus dos hijos y Kobbo Santarrosa hubiera atacado su dignidad o la de su familia, nosotros lo hubiéramos apoyado igual.

Cuando fui al hospital, una señora que cuidaba a su hijo enfermo, me ofreció agua, comida, pero sobre todo solidaridad, abrazos y amor.

Cuando estuvimos en la Vigilia por la Paz sin La Comay, nuestro grupo se condujo casi en silencio, uniendo almas, espíritus, corazones, mentes, conciencias en un solo reclamo: PAZ. En amor, respeto y dignidad llevamos a cabo nuestra vigilia. Eramos más, no tan sólo allí, sino por el apoyo del pueblo.

Cuando Joe Ramos mintió – otra vez – sobre comunicarse conmigo, sigue perdiendo credibilidad. Cuando acusa a este pueblo de “protagonismo” y de ser “emocionales”, tiene razón: somos protagonistas de nuestro destino. Lo triste es que fue él quien fue “emocional” y le gritó y atacó a una reportera por hacer su trabajo. Tal y como me gritó a mi en la única conversación que hemos tenido desde que empezó el boicot y que él mintió al decir que se quedó esperando mi llamada. Y cuando nos llamó “emocionales”, también tenía razón: la indignación es una emoción válida.

Como bien expresara la Asociación de Psicología, “la indignación de un pueblo ante la injusticia es un acto de esperanza”.

Cuando la contraprotesta – aquell@s que defienden el ataque, la burla, la difamación motivad@s por quienes pagaron para que llegaran allí – vinieron a tratar de provocarnos, no nos inmutamos. Quedamos silentes, en paz, amor, respeto y dignidad. Nos gritaron improperios, nos trataron de intimidar. La Policía tuvo que intervenir con ell@s, golpearon a los guardias y cuando no pudieron avanzar más porque serían arrestados, se bajaron los pantalones y enseñaron sus nalgas.

Esos son los “valores” que promueve SuperXclusivo. Pero este pueblo es sabio y siempre la vergüenza le ha ganado al dinero.

En fin, esta lucha continúa hasta erradicar el odio, la intolerancia y la violencia que Kobbo Santarrosa, Héctor Travieso, Joe Ramos, Alan Sokol, Leo Harding y sus empresas WAPA TV, WAPA America e InterMedia Partners promueven.

Este pueblo se respeta. Este pueblo tiene esperanzas. Este pueblo es amoroso, respetuoso, sabio, solidario y sensible. Este pueblo es digno… ♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s