El PPD y las comunidades LGBTT…

Este es el quinto artículo de una serie de seis sobre las plataformas de los partidos políticos en torno a los derechos de las comunidades lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT).

Aquí puedes leer las propuestas del Movimiento Unión Soberanista (MUS), del Partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), del Partido del Pueblo Trabajador (PPT) y del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Más adelante, recopilaremos información sobre las acciones y posturas de candidat@s de cada partido, pero esta serie inicial es de las plataformas exclusivamente.

A través de su plataforma y posturas públicas, el Partido Popular Democrático (PPD) presentó las siguientes propuestas – las cuales cito textualmente:

La Constitución del Estado Libre Asociado y las declaraciones y tratados universales sobre derechos humanos y demás desarrollos internacionales, informan todo el pensamiento del Programa del Partido Popular Democrático para el 2012. Por ello, el Programa expande sobre nuestras disposiciones constitucionales relevantes  y enfatiza el concepto de desarrollo humano integral: el proceso de ampliación de las opciones de las personas y el mejoramiento de sus capacidades y libertades, para que puedan vivir una vida larga y saludable, tener acceso a la educación y a un nivel de vida digno, participar en la vida de su comunidad y en las decisiones que afecten sus vidas. Eliminar las desigualdades de género, las inequidades en materia de derechos civiles y erradicar el flagelo de la violencia que nos arropa son algunos de los objetivos prioritarios de nuestro Programa.

En fin, el Partido Popular propone rescatar en la práctica, de manera sustantiva, el aprecio a la diversidad pero también a la solidaridad; la autoestima pero también el respeto a la diferencia. La cohesión social es un activo que se toma cada vez más en cuenta cuando calibramos el progreso general de una sociedad. El Partido Popular Democrático, con una larga trayectoria a favor de la justicia social, desde su fundación, atempera su visión inclusiva y de integración a las nuevas desigualdades que emergen en el mundo contemporáneo. No es sólo la pobreza o el color de la piel lo que margina y lo que debemos atender sino un elenco de condiciones que un país democrático no puede permitir.

Para el Partido Popular, ninguna familia merece trato inferior o menor respeto que otra. Por eso, trabajaremos para erradicar el discrimen por orientación sexual. Presentaremos legislación especial que borrará los discrímenes que hoy existen contra todas las parejas de hecho.

El Programa incluye otras acciones específicas en esta dirección. Reestableceremos la política pública educativa de Perspectiva de Género, derogada por la Administración Fortuño en su primer mes de gobierno. El currículo educativo tiene que evitar los estereotipos y promover la aceptación de la diversidad que nos caracteriza hoy como puertorriqueñas y puertorriqueños. Los derechos humanos establecen que todos y todas tenemos la misma capacidad y potencial intelectual y la educación pública así tiene que reflejarlo. Nuestro compromiso está con la promoción de políticas educativas que promuevan esos valores y que le ofrezca a nuestros niños y a nuestras niñas una educación libre de estereotipos y sexismos. Además, capacitaremos a los miembros de la legislatura y de los gobiernos central y municipales sobre perspectiva de género a través de un adiestramiento compulsorio al comenzar a ejercer sus puestos y un monitoreo de cumplimiento.

Parte del esfuerzo educativo necesariamente incluirá a las fuerzas de orden público, las cuales adiestraremos para evitar la discriminación y salvaguardar la dignidad y los derechos civiles de nuestra ciudadanía, incluyendo sectores tradicionalmente marginados como los inmigrantes y la comunidad LGBTT.

El readiestramiento incluirá los nuevos protocolos que estableceremos ordenando a las autoridades policíacas investigar cuidadosamente posibles crímenes de odio incluyendo aquellos casos sospechosos ya acaecidos, en particular los que han atemorizado a la comunidad LGBTT. Protegeremos nuestros derechos civiles y humanos mediante un cambio radical en el adiestramiento policíaco y un renovado diálogo con las comunidades afectadas. Asimismo, integraremos la Policía en el diálogo comunitario para entablar una relación de respeto y  cooperación, con énfasis en la comunidad LGBTT, los inmigrantes y aquellas comunidades que tradicionalmente han sido marginadas.

Ofreceremos educación continuada para el Policía especialmente en manejo de conflictos, respeto a los derechos civiles y negociación. Aseguraremos el cumplimiento de protocolos de uso de la fuerza que respeten los derechos de la ciudadanía, monitoreando constantemente a los supervisores en la jerarquía policíaca y exigiendo que éstos rindan cuentas por las acciones de sus subalternos. El buen adiestramiento será clave en este esfuerzo. Estableceremos un ‘task force” interagencial que reporte directamente al Gobernador para monitorear el cumplimiento de las directivas relacionadas a los derechos civiles.

El adiestramiento policíaco, no obstante, será insuficiente sin cambios sustantivos a las leyes. Por ello, enmendaremos la Ley 54 para brindar la protección que ésta ofrece a todas las parejas, sin importar estado marital u orientación sexual. Actualmente, el ordenamiento jurídico, según interpretado por la mayoría del Tribunal Supremo, protege sólo a algunas parejas, lo cual es inaceptable. Nuestro compromiso está con todas las personas, sin importar edad, estado civil, orientación sexual, condición social u origen nacional.

Finalmente, el Partido Popular Democrático tiene un compromiso fundamental de reformar las leyes laborales para erradicar de nuestro ordenamiento los prejuicios y discrímenes contra individuos pertenecientes a la comunidad LGBTT. Prohibiremos mediante legislación el discrimen por orientación sexual e identidad de género en el empleo, haciéndole justicia a la comunidad LGBTT.

El PIP y las comunidades LGBTT…

Este es el cuarto artículo de una serie de seis sobre las plataformas de los partidos políticos en torno a los derechos de las comunidades lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT).

Aquí puedes leer las propuestas del Movimiento Unión Soberanista (MUS), del Partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), del Partido Popular Democrático (PPD) y del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Más adelante, recopilaremos información sobre las acciones y posturas de candidat@s de cada partido, pero esta serie inicial es de las plataformas exclusivamente.

A través de su plataforma, el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) presentó las siguientes propuestas – las cuales cito textualmente:

El PIP está comprometido con la defensa de la dignidad del ser humano, la promoción de los derechos fundamentales y el reclamo del derecho al desarrollo pleno de Puerto Rico, al máximo de su potencial. Históricamente, el PIP ha sido voz en solidaridad con los grupos vulnerables de nuestra sociedad y por medio de sus portavoces en la Asamblea Legislativa, ha adelantado legislación en protección de los sectores menos aventajados.

El PIP reconoce la diversidad humana como un haber y como una de las fortalezas con las que contamos como pueblo en el siglo XXI. Por lo tanto, en el contexto en que sea en que asumamos las riendas de la administración pública, combatiremos el discrimen y marginación contra el ser humano y contra grupos o comunidades de seres humanos, sea por raza, afiliación o desafiliación política, condición social u económica, origen, género, identidad de género, orientación sexual, creencia o afiliación u ausencia de creencia o afiliación religiosa, apariencia, discapacidad o deficiencia en el desarrollo físico o mental, o cualquier otro motivo. Haremos énfasis en la promoción del acceso efectivo a la justicia para ciudadanos y comunidades tradicionalmente marginados, excluidos, invisibilizados y estigmatizados en nuestra sociedad, entre ellos los pobres, trabajadores y asalariados, las mujeres, las personas de mayor edad, los ciudadanos de las comunidades LHBTT, las personas con deficiencias en el desarrollo, y los inmigrantes, atendiendo en particular los reclamos de la comunidad dominicana de nuestra isla.

Derecho a la intimidad

En Puerto Rico existe una gran resistencia al reconocimiento jurídico y a la protección de las familias constituidas fuera del marco tradicional. Este trato distinto sigue representando una intervención inapropiada por parte del Estado en la intimidad de los miembros de nuestra sociedad. La discriminación institucionalizada en Puerto Rico, en materia de relaciones íntimas, lacera la integridad emocional y económica de integrantes de familias compuestas por parejas heterosexuales no casadas, y por parejas del mismo género. En ese contexto, el PIP reafirma su compromiso con la equidad y por ello proponemos:

1. Que la legislación nacional elimine los vestigios de discrimen que aún existen bien en la letra de muchos estatutos o en su aplicación en torno al derecho a la intimidad afectiva.

2. Insistiremos en la adopción de las disposiciones contenidas en el Libro de Instituciones Familiares, según la propuesta del cuatrienio anterior para un nuevo Código Civil, como un paso inicial al reconocimiento de la igualdad plena entre las distintas relaciones afectivas y composiciones familiares en nuestro país.

3. Además, legislaremos en el área de beneficios marginales a empleados, públicos y privados, para hacer extensivos dichos beneficios a cualquier pareja de hecho según su definición en el Libro de Instituciones Familiares del anteriormente propuesto Código Civil.

4. Legislaremos para derogar las decisiones del Tribunal Supremo de Puerto Rico que excluyen de las protecciones de la Ley Núm. 54 de violencia doméstica, a cualquier persona que sea parte de una pareja de hecho del mismo género y para excluir de sus protecciones a la víctima cuando la violencia misma se da en el contexto de una relación entre una persona casada y un tercero agresor.

5. Legislaremos para eliminar el discrimen en la otorgación del derecho a adoptar.

La educación y la promoción y protección de los derechos humanos

Nuestro gobierno promoverá los principios adoptados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, a los efectos de que “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales” y además “favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos[.]”

Sabemos que nuestras metas educativas no se podrán alcanzar por medio de iniciativas a corto plazo, como tampoco por medio de legislación exclusivamente. Entendemos que debemos invertir en la educación para que opere un cambio real hacia una cultura de paz y tolerancia, debidamente cimentado sobre bases sólidas con continuidad generacional. A esos efectos, proponemos que el existente programa denominado Tus Valores Cuentan se revalúe con el fin de orientarlo sobre bases y objetivos más amplios y universales. En ese sentido, proponemos el desarrollo e implementación de un currículo continuo de educación en derechos humanos, en todos lo niveles de educación en el sistema público de enseñanza.

Incorporaremos cursos de derechos humanos y civiles así como de ética y valores comenzando en el nivel primario hasta el secundario.

El PPT y las comunidades LGBTT…

Este es el tercer artículo de una serie de seis sobre las plataformas de los partidos políticos en torno a los derechos de las comunidades lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT).

Aquí puedes leer las propuestas del Movimiento Unión Soberanista (MUS) y del Partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), del Partido Popular Democrático (PPD) y del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Más adelante, recopilaremos información sobre las acciones y posturas de candidat@s de cada partido, pero esta serie inicial es de las plataformas exclusivamente.

A través de su plataforma y posturas públicas, el Partido del Pueblo Trabajador (PPT) presentó las siguientes propuestas – las cuales cito textualmente:

El Partido del Pueblo Trabajador hace suyos cada uno de los apartados de la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada por las Naciones Unidas en 1948 y refrendada por los gobiernos del mundo, incluyendo el gobierno de Estados Unidos. Los objetivos del Partido del Pueblo Trabajador pueden resumirse sencillamente como trabajar para lograr que cada uno de los derechos reconocidos en dicha declaración sea respetado y se haga realidad para todas las personas en Puerto Rico.

Educación

Proponemos una revisión democrática del currículo del sistema público para adecuarlo a las necesidades del estudiantado y de la comunidad. Dicha educación debe estar dirigida a la creación de una ciudadanía activa, alerta, instruida, capaz de participar y ser líder en la creación de una sociedad libre de toda discriminación (por razón o percepción o atribución de género, raza, nacionalidad, orientación sexual e identidad de género).

Será componente importante del proceso educativo la formación de nuevas actitudes y la erradicación de la violencia machista, es decir, provocada y dirigida a perpetuar las situaciones de subordinación de la mujer.

Debe completarse el plan de acción establecido entre la Oficina de la Procuradora de las Mujeres y el Departamento de Educación para atemperar los currículos de dicho departamento a una visión de equidad por género e igualdad de oportunidades para mujeres y hombres.

Salud

Adecuar el ofrecimiento de servicios de salud para que reconozca las particularidades de la comunidad LHBBTQ y sus necesidades de servicio y de acceso a la información en el caso de parejas del mismo sexo que no tienen hasta ahora reconocimiento legal.

Contra la discriminación, por la libertad de conciencia y los derechos reproductivos

El Partido del Pueblo Trabajador defiende la libertad de culto y de creencias de toda persona. Afirma, por tanto, la necesidad de un estado laico, es decir, de la estricta separación de la iglesia y el estado.

El Partido del Pueblo Trabajador reconoce y promueve que se reconozca el derecho de toda persona a tomar sus decisiones sobre la planificación familiar de acuerdo a sus necesidades y creencias. Defiende, por tanto, el derecho de todo hombre y de toda mujer a escoger los mecanismos contraceptivos de su preferencia y defiende el derecho de la mujer al aborto.

Para hacer efectivos estos derechos, el Partido del Pueblo Trabajador favorece que el estado garantice los servicios de educación, orientación y salud sexual y reproductiva a toda la ciudadanía, así como el acceso a distintos métodos anticonceptivos.

Compartimos el horror que siente todo Puerto Rico ante la violencia y los asesinatos provocados por el machismo y la homofobia e insistimos en que no podemos abolir estas situaciones si no eliminamos todas las formas de discriminación por motivo de género, orientación sexual e identidad de género. Proponemos implantar ampliamente la educación con perspectiva de género en todos los niveles educativos del país.

Favorecemos que como parte de la erradicación de toda discriminación se reconozca la diversidad de las familias incluyendo la unión legal de parejas del mismo sexo con iguales derechos a las parejas heterosexuales.

Favorecemos la asignación de los fondos necesarios para la implementación adecuada de los protocolos de investigación forense relativos a casos de agresión sexual y violencia doméstica.  Dichos protocolos deben ser sensibles a la orientación sexual de la víctima.

Defendemos los derechos humanos y civiles de toda persona, independientemente de su raza, género, orientación sexual o de su origen nacional. Fomentamos la más estrecha solidaridad entre los puertorriqueños, dominicanos y otras nacionalidades residentes en Puerto Rico y combatimos toda forma de discriminación de que sean víctima los trabajadores y trabajadoras inmigrantes en Puerto Rico. La división, los prejuicios y los odios entre trabajadores debilitan a todos y todas en la lucha por una sociedad más justa y solidaria.

Impulsaremos un programa intensivo de educación de todo personal de seguridad para la erradicación de cualquiere forma de discriminación en el curso de sus funciones.

Derecho de familia

Para el Partido del Pueblo Trabajador, la familia existe sobre unas bases sociales y materiales que son fundamentales. Por tal razón queremos un gobierno que tenga como prioridad la garantía de empleo, salarios adecuados, educación, vivienda, etc. Muchas veces se habla de la familia en términos abstractos, pero la familia tiene que comer, cobijarse y tener un ingreso. Las familias son el escenario donde debe existir la solidaridad y el apoyo mutuo. En la sociedad se debe fomentar la cooperación y colaboración, en lugar de la competencia entre individuos.

En el Partido del Pueblo Trabajador nos oponemos a la elevación a rango constitucional del matrimonio entre un hombre y una mujer. Favorecemos el derecho al matrimonio para las parejas del mismo sexo. Nosotros creemos que uno de los valores fundamentales de toda sociedad solidaria y democrática es el respeto a la diversidad. Nosotros creemos en la familia, el amor y en las muchas maneras en las que se expresa el amor. En ese sentido, no debe haber ninguna discriminación por razón de orientación sexual. Hay diferentes tipos de familia y todas son igualmente válidas.

En el Partido del Pueblo Trabajador, creemos firmemente en que pueden haber parejas del mismo sexo, parejas de distintos sexos, diferentes tipos de familia, y tenemos que fomentar la hermandad y la igualdad de todos los seres humanos. Favorecemos legislación para extender la adopción de menores a parejas del mismo sexo. Nos oponemos a cualquier tipo de discriminación.

Perspectiva de género

El Partido del Pueblo Trabajador está a favor de restablecer la política pública de perspectiva de género, la cual establece que no se nace hombre y mujer, salvo por las diferencias genitales. A tono con esta filosofía, la sociedad es la que construye lo que es ser “hombre” y “mujer” y es la que asigna los roles que se deben interpretar. Nos parece que eso es un avance democrático y lo apoyamos. Hay que educar a los niños y jóvenes sobre la igualdad de ambos sexos. La política actual debemos revisarla, pero ciertamente, tiene que haber una educación que nos ayude a superar la forma de discriminación de género que ha existido históricamente en las sociedades.

El PPR y las comunidades LGBTT…

Este es el segundo artículo de una serie de seis sobre las plataformas de los partidos políticos en torno a los derechos de las comunidades lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT).

Aquí puedes leer las propuestas del Aquí puedes leer las propuestas del Movimiento Unión Soberanista (MUS), del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), del Partido Popular Democrático (PPD) y del Partido Nuevo Progresista.

Más adelante, recopilaremos información sobre las acciones y posturas de candidat@s de cada partido, pero esta serie inicial es de las plataformas exclusivamente.

A través de su plataforma, el Partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR) presentó las siguientes propuestas – las cuales cito textualmente:

Comunidad LGBTT – Propuestas

Educación

Revisar los textos y materiales educativos para asgurar la justa representación de la diversidad cultural y social de los puertorriqueños en la actualidad, desde un punto de vista libre de prejuicio.

Inclusión en los currículos escolares desde temprana edad la educación para la paz y la igualdad, para la independencia personal y para establecer origen y dirección como puertorriqueños, paralela a la educación contra el abuso, contra la discriminación y contra las drogas.

Se realizará una profunda revisión de los textos curriculares que asegure la equidad de género, represente la igualdad de oportunidades para mujeres y hombres y elimine toda noción que fomente estereotipos por género. Todo los materiales promoverán la educación no sexista, prevendrán la violencia doméstica y destacarán el rol desempeñado por las mujeres en la historia.

Asuntos laborales

Incluir textualmente en la ley de igualdad de oportunidades de empleo que no se discrimine por orientación sexual.

Restablecer la medida de que los planes médicos del gobierno de Puerto Rico ofrezcan cobertura a las parejas del mismo sexo.

Revisión de las escalas salariales para asegurar la igualdad de salarios dado el puesto y no al género de la persona que ocupa el puesto.

Derecho a tener familia

Legislar para legalizar en Puerto rico el matrimonio civil de las parejas del mismo sexo, entendiendo que el Gobierno tiene la responsibilidad de garantizar la igualdad de todos ciudadanos.

Revisar las leyes de adopción para atemperarlas a nuestra realidad social y cultural actual, proveyendo la oportunidad de crecer en familias de la comunidad LGBTT a los menores que no cuentan con sus padres.

Sistema Judicial

Crímenes de odio – Proveer herramientas de educación y capacitación a todos los niveles del sistema de justicia para hacer valer los agravantes de los crímenes de odio en todas sus manifestaciones

Revisión de la efectividad y aplicabilidad de la Ley 54 a nuestro contexto social actual – Esta ley debe atemperarse a nuestra realidad social actual, para que provea a la víctima -no importa su género u orientación sexual- la debida protección.

Adiestramiento y sensibilización de los oficiales de la ley en el manejo de casos de Ley 54 en la comunidad LGBTT. Las víctimas de situaciones de maltrato no pueden ser victimizados nuevamente por las agencias encargadas de protegerlas.

El MUS y las comunidades LGBTT…

Este es el primer artículo de una serie de seis sobre las plataformas de los partidos políticos en torno a los derechos de las comunidades lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT).

Aquí puedes leer las propuestas del Partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), del Partido Popular Democrático (PPD) y del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Más adelante, recopilaremos información sobre las acciones y posturas de candidat@s de cada partido, pero esta serie inicial es de las plataformas exclusivamente.

A través de un comunicado de prensa, emitido en mayo de este año, el Movimiento Unión Soberanista (MUS) presentó las siguientes propuestas que están incluídas en su plataforma de gobierno – las cuales cito textualmente:

En el MUS como movimiento amplio que desea integrar a todos los sectores de la sociedad puertorriqueña, entendemos que la comunidad LGBTT no puede ser ignorada en sus justos reclamos de justicia social, lo cual incluye que disfruten los mismos derechos que cualquier otro ciudadano. Creemos que esto es un asunto de la soberanía de los individuos sobre su cuerpo, su vida y su intimidad. Es un issue de derechos humanos.

El MUS impulsará propuestas concretas de justicia social dirigidas a que la comunidad LGBTT disfrute de las mismas protecciones legales que otros ciudadanos. Todas las personas, incluidas la comunidad LGBTT, tienen derecho a gozar de la protección de sus derechos humanos, en particular con respecto a los derechos a la vida, la seguridad de la persona y la intimidad.

El MUS propone:

  1. Aprobar legislación que haga explícito lo que fue el espíritu original de la Ley 54 para cobijar y proteger a toda persona víctima de violencia doméstica independientemente de su orientación sexual.
  2. Aprobar legislación que prohiba cualquier forma de discriminación por orientación sexual o identidad de género en los procesos de contratación, ascenso o despido de empleados, tanto en el sector público como privado.
  3. Requerir de cada agencia gubernamental que elabore y adopte un protocolo específico para dicha agencia que determine cuáles prácticas constituyen discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género y qué medidas específicas se realizarán para prevenir dichas prácticas.
  4. A tono con la tendencia mundial en las sociedades más democráticas, el MUS apoya la legalización las uniones de hecho y los matrimonios entre parejas del mismo sexo.
  5. Implantar un sistema de salud de alta calidad basado en el enfoque salubrista de prevención con acceso universal, rápido y eficiente para todas las personas sin discriminación por condición socioeconómica, género, raza, origen u orientación sexual.
  6. Desarrollar una democracia inclusiva y participativa que promulgue la justicia social reduciendo las desigualdades sociales y proteja los derechos humanos de todas y todas, combatiendo el discrimen por sexo, raza, origen, orientación sexual o condición socioeconómica.

En el MUS apoyaremos toda propuesta que presente la comunidad LGBTT en cuanto a este asunto.

No quiero trucos…

Por poco olvido contar este relato: ayer fui a la bodega de la esquina. Cuando estoy en la fila para pagar, escucho a alguien que está en la calle decir: “el de la camisa gris” a otros dos hombres que le acompañan. Miro hacia la calle y veo un muchacho que me dice “ven acá cuando termines”.

Estaban serios y yo un poco preocupado. Cuando salgo, me pregunta “¿verdad que tú eres el que sale en la televisión defendiendo a la comunidad gay?”. Le contesto que sí y le dice a los otros dos: “se los dije. Yo con esta gente no quiero trucos. Yo los apoyo siempre”, y me da la mano y me acerca donde él para darme un abrazo.

Los otros dos me dan la mano y otro de ellos me dice “echa pa’lante, mi hermano que todos somos iguales”. Le contesto: “todos somos diferentes, pero tenemos que ser tratados iguales”.

Y el muchacho, que inicialmente me llamó, finaliza diciendo: “se los dije, no quiero trucos con esta gente. Ellos saben lo que nosotros sentimos. Por eso hay que apoyarlos, pa’ que nos traten a todos iguales”.

El taxista…

Esta madrugada, cogí un taxi. La tarifa al llegar a mi casa era $11.30. Creo que le entrego al taxista un billete de $20 y le digo que me devuelva $4.

El taxista mira el billete detenidamente, me lo devuelve y me dice “no puedo aceptar esto, pues es un billete de $50, es exagerado”.

Le agradezco inmensamente su honestidad, pues no me había dado cuenta y le digo “como muestra de mi agradecimiento por su decencia, por favor quédese con el billete”.

El se rehúsa y me dice: “sólo quiero ganarme el dinero justo que me corresponde. Su gesto igualmente desprendido me es recompensa suficiente”.

Le doy un billete de $20 para compensarlo justamente como él pidió, pero no hay dinero que compre un momento tan hermoso y decente como ése… ♥

Pedro Julio habla sobre l@s candidat@s LGBTT…

Por QuePasaGayPR.com

Hace 15 años atrás el pueblo de Puerto Rico conoció al primer candidato político abiertamente gay: Pedro Julio Serrano.

El tiempo ha pasado y ha sido marcado por adelantos y atrasos políticos, funcionarios memorables y situaciones que solo ocurren en la Isla del Encanto. Pero no todo ha sido en vano, ya que para estas próximas elecciones el país cuenta con 5 candidatos abiertamente gays de diferentes partidos.

Estos son (de izq a derecha) Yvette “Jaydee Asencio” Santiago – candidata a legisladora municipal de Mayagüez por el PIP; Edwin Melendez Delgado – candidato a representante por acumulación por el PPR; Pedro Peters Maldonado – candidato a legislador municipal de San Juan por el PPD; Luis Ibrahyn Casiano Representante – candidato a representante por el distrito 19 (Mayagüez/San Germán) por el PIP y endosado por el MUS; y Shariana Ferrer Núñez – candidata a legisladora municipal de San Juan por el PPT.

Pero, ¿Qué mensaje envía esto a la comunidad general? ¿Por qué han tenido que pasar 15 años para ver a nuevos candidatos abiertamente gays? ¿Cuál debe ser  la movilización de los sectores LGBTT ante estas nuevas propuestas?

Para hablar sobre ello quepasagaypr.com entrevistó vía Facebook a Pedro Julio Serrano y esto fue lo que nos contestó.

Hablando con Pedro Julio Serrano

QPG: ¿Cómo se siente estar en la historia del país como el primer candidato abiertamente gay?

PJS: Para mi fue importante dar un primer paso, pues es vital que seamos visibles, que nos mostremos tales y cuales somos. Es crucial que busquemos contribuir a la patria desde la política electiva brindando la riqueza de nuestras identidades. Antes de mi, hubo mucha gente valerosa que abrió el camino para que yo pudiese aspirar en aquel momento y pues me enorgullece haber abierto una discusión pública de la necesidad – y ahora realidad – de tener personas abiertamente LGBTT aspirando a la política.

QPG: ¿Por que crees que ha pasado tantos años para que salieran otros candidatos gay?

PJS: Hay que recordar que siempre hemos estado ahí y hemos llegado a posiciones muy altas, pero sin serlo abiertamente. Es un proceso de maduración y crecimiento de nuestra comunidad. Tenemos que recordar que hasta el 2003 éramos criminales ante el Estado bajo el delito de sodomía, éramos ciudadanos de tercera categoría.

Ahora, seguimos siendo ciudadanos de segunda categoría, pero más visibles, combativos y ocupando más espacios de manera abierta en todos los renglones de la sociedad.

También hay que recordar la candidatura histórica de Soraya a la legislatura municipal de Carolina siendo penepé. Fue la primera mujer transexual en ser candidata en Puerto Rico en las elecciones pasadas.

QPG: ¿Qué mensaje envía el hecho de que existan 5 candidatos gays para estas elecciones?

PJS: Envía un mensaje poderosísimo de que estamos insertad@s en todos los partidos políticos, pues estos cinco candidat@s representan cinco de los seis partidos que están compitiendo en estas elecciones. También envía otro mensaje de lo difícil que sigue siendo ser abiertamente LGBTT en el seno del PNP, pues continúa como el único partido que no tiene un candidato abiertamente LGBTT. Pero no cabe duda de que hay personas LGBTT dentro de ese partido también, pero ahora mismo no están aspirando abiertamente.

Y el que est@s cinco valientes se hayan unido para enviar un mensaje a favor de NO y NO en el pasado referéndum te demuestra que nos podemos unir más allá de diferencias partidistas para un bien común. Eso representa un respiro de aire fresco en el marco de la política actual. Me siento súper orgulloso de ese frente común que se logró para la victoria del NO.

QPG: ¿Qué mensaje le quieres enviar a las personas LGBTT respecto a estos candidatos LGBTT?

PJS: A la gente LGBTT, que l@s conozcan, que escuchen sus propuestas, que aporten económicamente y con su tiempo, talento y esfuerzo a sus campañas. Están dando el frente por tod@s nosotr@s, desde sus propias trincheras. Es necesaria nuestra voz, abierta, firme y valiente, en la política.

Y a nuestra comunidad y al resto de la población todo lo anterior y que miren a l@s candidat@s más allá de sus orientaciones sexuales o identidades de género. Que vean lo que tienen que ofrecer y que al menos, desde mi punto de vista, ya tienen un punto extra por su honestidad, transparencia y valentía. Estoy seguro de que much@s en nuestro pueblo coincidirán con esa apreciación.  Conozco a l@s cinco candidat@s y puedo dar fe de su extraordinario activismo, no tan solo en el frente LGBTT, sino en muchas causas justas. Son excelentes servidores públicos, pero aún mejores seres humanos.

Adelante, valeros@s patriotas.