Apuesto siempre al amor…

Esta mañana me desperté con este hermoso mensaje:

“Espero te encuentres bien, todos los días le pido al Señor que te llene de mucha salud para que continúes luchando por la igualdad! Yo tengo un hijo gay al cual amo con todo mi corazón y doy la vida por él. El está estudiando psicología, termina en mayo su bachillerato y es un ser humano maravilloso. Lo que siempre le he dicho es que estudie y que jamás se deje pisotear, ni avergonzar por personas sin escrúpulos!!! Yo me siento orgullosa de él y le doy gracias a Dios por el regalo que me dió!! Y para mi tú también eres mi orgullo… Dios te continúe bendiciendo!! TQMMMMMM”

Para mi sorpresa cuando llegué a casa, recibí este otro del hijo de esa madre que me expresó lo siguiente al leer lo que me había enviado su mamá:

“Todos los días le doy gracias a papito Dios por haberme dado el privilegio de ser su hijo, amigo y confidente. Acabo de ver el mensaje de Mamá y lloré de la alegría porque nunca termina de sorprenderme.

“Gracias a ti y a todas las cosas tan hermosas que has hecho por esta comunidad es que mi madre se siente más tranquila y sabe que a pesar de que no estoy exento al discrimen y prejuicios, estoy preparado para enfrentar con orgullo y la cabeza en alto a toda esa gente que nos quieren herir y hacer sentir menos que ellos.

“No me sentiría así sino fuera por ella y por gente tan valiente como tú. Que viva mi madre y todos esos valientes que contribuyen a esta hermosa comunidad. Un fuerte abrazo para ti hermano y que Dios te siga bendiciendo.”

Esta historia tiene un componente adicional y es que el padre aún no acepta la orientación sexual de su hijo por razones religiosas. A esto, el hijo me contesta:

“A pesar de todo yo sé que mi papa me ama porque lo siento cada vez que lo saludo con un abrazo y me aprieta. En la vida no todo puede ser perfecto, pero vivo agradecido de ambos, tanto mi madre como mi padre. Espero que en su momento sí me lo demuestre con palabras, pero de no suceder yo sé que con la acción me debe ser suficiente. Su abrazo siempre me llena y me da fuerzas.”

Para mí esta es la lección más hermosa de todas, que a pesar de no contar con la aceptación de su papá, este hijo lo ama incondicionalmente y entiende que no somos perfectos. Pero sobre todo que si exigimos aceptación, tenemos que aceptar también. En el camino, puede que nos encontremos, puede que no – pero tiene que prevalecer el amor.

En fin, mi esperanza es que un día este y todos los padres puedan demostrar – con palabras y acciones – ese amor incondicional a sus hij@s lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros y transexuales. El amor todo lo puede. Yo apuesto siempre al amor… ♥

One thought on “Apuesto siempre al amor…

  1. Hermoso articulo. Ojala pudiera escuchar mas seguidamente de amistades cercanas historias como estas. Lamentablemente no es algo comun que esto ocurra, lo comun es que te desprecien, te humillen. Precisamente por eso hay que trabajar para que lo comun sea el amor y la tolerancia. Hace poco hablando con un cristiano le hice comprender que la iglesia si en vez de rechazar de una vez y por todas cambiara el punto de vista ferreo y hostil que tiene hacia el homosexualismo, estarian llenas. Pues son muchos los que quisieran servir a Dios en la tradicional iglesia catolica o en cualquier otra pero como estar en un lugar donde te desprecian? Y porque tener que inventar una iglesia exclusivamente para homosexuales? No somos todos iguales? El hombre pudo entender mis puntos pero enseguida me cito la historia biblica de Sodoma, a lo cual le hice caer en cuenta que aquellos hombres trataban de tener sexo violentamente con angeles, eran actos de violencia no de amor. El problema alli no era la homosexualidad sino la depravacion que habia en el corazon de aquella gente… digo, presumiendo que todo lo que la Biblia dice es cierto y no inventos del hombre. El cristiano se comprometio en revisar sus creencias nuevamente, buscar en la historia y al final admitio que el no sabe nada de homosexualismo y que se comprometia a investigar y si encontraba que Dios no condena el amor entre personas del mismo sexo iba a a ayudar a la comunidad. Ojala asi sea. La iglesia tiene que reinventarse, la raza humana tiene que abrir mas la mente y su corazon a algo que ha existido desde que el mundo es mundo. Esto no es nuevo. La comunidad ha existido siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s