Tengo un hijo como tú…

“Hijo… tengo un hijo como tú”, me dijo nervioso el viejito en la farmacia.

“¿Cómo yo?”, pregunté.

Un poco abochornado me contestó: “no sé la palabra correcta, pero lo amo”.

A lo que respondí: “la palabra correcta es hijo y fue lo primero que me dijo. Pero lo más importante es el verbo, la acción, el sentimiento que luego acompañó a esa primera palabra y es el amor”.

Sonrió, sonreí, me dijo: “gracias” y se despidió. Gracias a usted, don Esteban – gracias a usted.

No hizo falta decir más, el lenguaje del corazón habló… ♥

3 thoughts on “Tengo un hijo como tú…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s