El Blog del PJ cumple 5…

Un día como hoy, hace 5 años, comenzó una aventura llamada: El Blog del PJ. Y desde aquí he documentado no sólo mi vida, mi lucha, mi esperanza… sino que gran parte de la vida, la lucha y la esperanza de mi comunidad lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT) boricua y de la lucha por la justicia social en Puerto Rico. Para celebrar este quinto aniversario, quiero compartir mi primera entrada en este blog:

La bendición del amor

Nuestro caminar por la vida está lleno de innumerables experiencias, pero no hay experiencia, sentimiento, acción, pensamiento más noble y más profundo que el amor. Somos amor. Por eso quiero comenzar esta travesía por el camino de la blogoesfera con un mensaje al amor.

Mucha gente me ha pedido que comience a documentar todos mis escritos que son publicados a través de la lista de PRparaTODOS en un blog… y pues ésta es mi respuesta a esta petición.

Me acosté a dormir hace apenas 4 horas y media porque la emoción de la Navidad no me dejaba dormir. Anoche tuve una cena puertorriqueña en casa de un buen amigo, Ernesto, con su Mamá y mi gran amiga Graziella. Comimos arroz con gandules, ellos tomaron coquito (porque yo no bebo) y cantamos par de canciones navideñas.

Luego, Graziella y yo nos fuimos a encontrar con mi querido primo Giancarlos para dar una vuelta… llegamos a Starlight y estuvimos hablando y disfrutando por horas… luego, cada cual se fue para su casa. Mientras caminaba hacia la estación del tren para llegar hasta mi apartamento, me encontré en el camino a un grupo de 3 Santa Claus. Eso no sería curioso si no fuera por lo que escuché mientras caminaba…

Uno de los hombres disfrazado de Santa Claus le decía al otro que se llevara todo el dinero que habían hecho entre los tres porque era el que más necesitaba. El que más necesitaba se negó agradeciéndoles y les dijo que cada cual se llevara lo que le correspondía, porque aunque no tuviera suficiente dinero para comprarle algún regalo caro a su hija, el mejor regalo que podía darle a ella era contarle acerca de la bondad y el desprendimiento de sus compañeros de trabajo.

Se me salieron las lágrimas… no pude contener la emoción.

Luego, como si esto no fuera poco… cuando llegué a la estación del tren un hombre como de unos cincuenta años estaba sentado en uno de los bancos tocando su tambor en ritmos africanos. Tocaba magistralmente… llenaba toda la estación de música, ritmo y sabor. Tocó el tamborilero con un ritmo cadencioso. Luego, comenzó a entonar canciones en otro idioma que no supe reconocer y su voz se esparcía por aquel recinto logrando que las personas que esperábamos allí empezáramos a bailar. Algunos meneaban sus cabezas, otras movían sus caderas… pero tod@s nos contagiamos con su energía.

Me acerqué al caballero para darle una limosna, pues pensé como hay tantos artistas en la calle que recogen dinero haciendo precisamente eso, pues había que premiar tanto talento… pero cortesmente me dijo ¨no gracias, este es mi regalo de Navidad para el que quiera recibirlo¨. Empecé a llorar como un tonto de nuevo, pues este talentoso hombre regalaba su música, su inspiración, su talento libremente al que quisiera recibirlo.

Cuento todo esto, por el hecho de que desde que me mudé a Nueva York, he tenido la sensibilidad a flor de piel. He visto cosas que antes no veía, he escuchado cosas que antes no oía, he sentido cosas que antes no permitía, he vivido cosas que antes ignoraba. Inconscientemente al mudarme de mi patria, hice un pacto conmigo mismo… si antes había amado, ahora estaría conectado permanentemente con la magia y la energía del amor.

Estos dos relatos que les acabo de contar, fueron regalos de amor, regalos tan sencillos como tan profundos, regalos que tocan la fibra de lo que somos como seres humanos. Regalos que nacen del corazón y parten hacia otro corazón. Regalos de amor.

Espero estar compartiendo con ustedes en esta travesía de amor a través de la blogoesfera, a través de este espacio. Sólo me queda exhortar que en este día tan especial para much@s de nosotr@s.. y durante el resto de nuestros días, amemos. No hay otra forma de vivir. Amemos para estar en contacto con esta magia del amor, con la energía poderosa y transformadora del amor.

Para que podamos escuchar lo que tenemos que oir, para ver lo que tenemos que mirar, para que tengamos que valorar lo que verdaderamente vale, para sentir lo que tenemos que vivir…

Amemos. Amemos. Amemos.

2 thoughts on “El Blog del PJ cumple 5…

  1. ¡Saludos navideños desde el Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, México! Soy catedrático de inglés en una universidad aquí. El día 23 leimos mi poema navideño–La Nochebuena del Prójimo–en el Reclusorio Regional. ¡Que SIGAN siendo una LUZ en el Camino hacia un mundo mejor para tod@s! ABRAZOS Y BESOS

  2. JP, que hermoso relato, gracias por compartir. Me has sacado las lágrimas al leer tu reflexión sobre los encuentros que tuviste con el amor durante tu travesía del día festivo cristiano. Simplemente hermoso. Muchas bendiciones para tí y los tuyos. Eres un ser de luz con una misión super especial, la cual estás cumpliendo más alla de los horizontes. TQM. Nina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s