A probar de qué estoy hecho…

Martin Luther King Jr. decía que “la mayor medida de una persona no es donde se para en momentos de comodidad y conveniencia, sino donde se para en los tiempos retantes y de controversia”. Sin lugar a dudas, estoy viviendo uno de los momentos más retantes, pero al mismo tiempo y maravillosamente, es una de las etapas más enriquecedoras de mi vida.

La adversidad ha sido parte constante de mi vida y en las vidas de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT), de las personas que vivimos con vih, de las personas que batallamos contra el cáncer, de l@s puertorriqueñ@s… en fin, de cada ser humano. Y a través de ese peregrinar por la vida, uno aprende, lucha y crece.

En mi caso en particular, esta experiencia ha servido para agradecer, devolver, pausar, reflexionar, recalibrar, aquilatar y rescatar. He agradecido tanto amor de mi gente, pues su amor me cubre en un manto de paz y bien. He devuelto, en la medida de lo posible, tanto amor. He pausado para dedicarme a estar bien. He reflexionado sobre la importancia de que mi vida sirva para algo. He recalibrado mis energías para tener más fuerza interior. He aquilatado el valor de mucha gente en mi vida. Y sobre todo, he rescatado tiempo para mi y l@s mí@s.

En fin, la vida sigue su curso, por lo que hoy me someto al tratamiento para sacar físicamente el cáncer oral – que ya yo había sacado mental y espiritualmente – mientras continúo mi lucha contra el vih. Como he expresado en el pasado, son dos de las condiciones más fuertes que tiene que enfrentar un ser humano, pero las he vencido y las venceré porque ni un virus, ni un cáncer son más poderosos que una persona que tiene alma, mente, cuerpo y corazón.

Sin lugar a dudas, esta experiencia me está dando la extraordinaria oportunidad, como nos canta Fiel a la Vega, “pa’ probar de qué estoy hecho”. Y yo, ante el reto, voy pa’lante… ¡siempre!

2 thoughts on “A probar de qué estoy hecho…

  1. Saludos
    Estás hecho de la misma esencia divina de la cual descendemos todos y todas. Como sobreviviente de cáncer, sé a lo que te enfrentas. Tú tienes una fuerza interior grande y maavillosa que, estoy segura, te conducirá a la victoria.
    Desde Vieques, Ismael y yo te abrazamos y nuestras bendiciones, junto con las que enviamos a nuestros hijos, te acompañan.
    Recuerda que Dios no discrimina y siempre nos ama. Algún día, será otro mundo más amoroso, tolerante y solidario.
    Cariños

  2. le pido a Dios que todas las personas tenga el poder de comportarse y pensar como tu, que dios te bendiga siempre y que tu espiritu siga creciendo tanto que no quepa en este mundo.
    Gracias por estar hecho de tan bonita madera.
    Desde Venezuela con cariño

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s