Cuando la vida te enseña a pausar…

“En la vida todo es ir”, nos recordaba Juan Antonio Corretjer. En ese ir, he luchado con prisa y sin pausa. Pero ahora, estoy en los preparativos para finalmente hacer una corta e intensa pausa para enfrentarme a una nueva batalla la próxima semana, cuando me someta a la cirugía para remover el cáncer oral.

Y es que como decía Nietzsche, “la persona que tiene un por qué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos”. Yo sé porque vivo, tengo una razón poderosa para vivir, tengo mi norte claro y diáfano. Y nada, ni nadie me apartará de ese camino. Pero la vida se encargó de recordarme de que para continuar caminando, necesito pausar.

En fin, “la vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante”, como filosofaba Sören Aabye Kierkegaard. Y cuando miro hacia atrás, veo una lucha intensa, productiva y esperanzadora. Pero también miro al futuro y veo a un pueblo que se hace más solidario, que se esfuerza por ser justo, que reconoce la importancia de la igualdad y que aspira a la justicia.

Veo también mis propias batallas: como me he enfrentado a muchas luchas, como he vencido al vih por estos pasados 16 años, como ahora enfrento al cáncer. Son dos de las más difíciles condiciones de salud que tiene que enfrentar un ser humano, pero las he vencido y las venceré. Porque como he expresado antes, un virus o un cáncer no son más poderosos que una persona que tiene alma, mente, cuerpo y corazón. Sin lugar a dudas, éstas han sido batallas que me han preparado para este momento y que me han dado las herramientas para vencer una vez más.

Agradezco profundamente todas – TODAS – las muestras de apoyo, solidaridad y amor. Las llevo en mi corazón y me fortalecen como no tienen idea. A mi familia, a mis amig@s, a mi comunidad, a mi pueblo – ¡GRACIAS! En este momento, les pido que me lleven en sus corazones como l@s llevo en el mío y que por favor entiendan que si no contesto mensajes, que si no doy muchos detalles de los procedimientos y tratamientos, es porque estoy haciendo esta corta pausa para dedicarme a estar bien. No obstante y como siempre, cuando haya que comunicar algo, se enterarán por mi propia voz – que no será callada por nada, ni por nadie.

En fin, “si el mundo alguna vez consigue ser mejor, solo habrá sido por nosotros y con nosotros”, como nos decía José Saramago. Y es cierto, para construir el Puerto Rico para tod@s, el Mundo para tod@s que merecemos, tenemos que cuidarnos, solidarizarnos y hacer la obra que se tiene que hacer. Por lo que para continuar caminando, luchando y viviendo, tomaré este tiempo para cuidarme – sin perder de vista la lucha. Pa’lante, mi gente, que venceré – venceremos…

7 thoughts on “Cuando la vida te enseña a pausar…

  1. Saludos Pedro. Comenzaré por decirte q admiro tu fortaleza, tu entereza y tu sinceridad. Dios te ha dado pruebas para q sirvas de ejemplo a otros, pq El sabe q siempre saldrás victorioso en todo.

    Mi corazón está contigo, al igual q mis oraciones pq posees una calidad de ser humano extraordinaria.

    Dios te bendiga mucho y q pronto des a tus seguidores las mejores noticias.

  2. La vida se trata de eso, triunfos, derrotas,risas y penas, pero debemos caminar… caminar sin olvidar el pasado y mirando firme y con esperanza el futuro. El tiempo de pausa o sabatico como algunos le llaman, retaura el alma y le da descanso, nos deja hablar con el Ser Supremo….Durante ese tiempo en ke tu descanses… yo orare por ti… Cuidate mucho

  3. Te admiro… bendiciones y muchas fortaleza. Eres figura de admiración porque has compartido nuestra lucha sin duda alguna.

    Que nada te turbe , nada te espante Dios nunca cambia y nunca pasa , la paciencia todo lo alcanza. He estado en varias actividades presente contigo y nunca hemos podido intercambiar palabras pero eso no significa que no me he sentido sacudido por la noticia. Todo lo contrario, me ha estremecido.

    Espero que sienta el apoyo de la comunidad en estos días, aquí tiene una mano por si la necesitas.

    Un abrazo

  4. Pedro Julio es una persona única, de las que no abundan; capaz de seguir adelante a pesar de las vicisitudes que tiene que enfrentar en la vida.

    Es un maestro en lo que es vivir con dignidad, perseverancia, un inmenso amor y respeto a los demás; especialmente a sus amad@s compatriotas.

    Está haciendo historia, no sólo por la comunidad LGBT, sino por todo Puerto Rico. Hacía tiempo que no veía un líder de su calibre, con convicciones claras y con su norte muy definido…

    Luchando con su frente muy alta, por lo que cree justo: un Puerto Rico para Tod@s, que equivale a decir un mundo mejor para todos.

    Además, con una gran cultura; puesta al servicio de la sociedad. Cultura que no es un mero almacen de conocimientos, sino más bien la utilizada como vehículo para concientizar a los demás y mejorar la calidad de vida de los seres humanos.

    ¡Paz, amor y salud para Pedro Julio y todo aquel que abogue por la igualdad, la justicia y el respeto para tod@s!

  5. Querido Pedro Julio, que hermoso lo que has escrito. Me encantaria compartirlo con toda la gente que amo y particularmente con mis estudiantes.

    En una de mis lecciones hablo sobre la importancia de reconocer nuestras circunstancias en el momento de tomar accion. Hablo de las metas como algo dificil y posiblemente doloroso para establecer.

    Como me encantaria incluir tus palabras y tu testimonio en una de mis lecciones. Como me gustaria que toda la gente que me rodea conozca tus batallas y reaccionen a traves de tu testimonio de vida sobre como vencer sus propios obstaculos.

    Querido Pedro, te deseo lo mejor y espero que esta tan necesaria pausa sea corta y llena de mucha enrgia para continuar con con tu lucha. Un abrazo y dejame saber cuan posible es poder reunirnos aqui en NY.

  6. Estimado PJ. Tu sanacion ya ha comenzado.
    Hoy dia tu no estas pausando sino enfrentando una realidad y contestando una llamada.
    Estar conectado con nuestra naturaleza mas profunda y dejarla que emane de uno sin inpedimentos nos permite ver las cosas como son.
    Simplemente has despertado a tu propia naturaleza.

    “Solamente amanece el dia al cual estamos despiertos.”
    Henry David Thoreau, Walden

    Sinceramente, RC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s