Gracias, pero no gracias, arzobispo…

Luego de que yo criticara el silencio ensordecedor de los líderes políticos y religiosos del País ante el brutal asesinato de Ashley Santiago, el arzobispo de San Juan, monseñor Roberto González Nieves, repudió en nombre de la Iglesia Católica cualquier tipo de ataque contra la vida humana, incluyendo la muerte violenta. González Nieves indicó que “la persona homosexual debe ser plenamente respetada en su dignidad”. Suena esperanzador, ¿no? Pues no lo es. Inmediatamente expresó que “este respeto no significa la legitimación de comportamientos contrarios a la ley moral”. Ajá…

Para empezar, la moral se basa en el respeto a la dignidad humana — cosa que no hace el arzobispo. Una persona lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT) es tan moral como una persona heterosexual. Punto. Que quede claro: la moral no se basa en preceptos religiosos, la moral es no sectaria; la moral se basa en la dignidad del ser humano y como es respetada por los demás conciudadan@s, tanto así que la inviolabilidad de esa dignidad es defendida por nuestra Constitución. Y si fuéramos hablar de moral, definámosla…

El abuso sexual de niñ@s — que no pueden consentir — por parte del clero católico es inmoral. El oponerse a la igualdad de derechos para las comunidades LGBT es inmoral. El deshumanizar y demonizar a las personas LGBT — usando el nombre de Dios en vano — es inmoral.

Por el contrario, respetar la diversidad es moral. Hacer valer la igualdad es moral. El amar a una persona — sea del mismo sexo u opuesto — es moral. Decidir compartir la vida junto a ese ser amado — en pleno consentimiento — es uno de los actos más nobles y morales que existen.

No conforme con esta barbaridad, el arzobispo aprovechó la ocasión para promocionar su capítulo del grupo “Courage” o “Valentía”, dirigido a “cambiar” la orientación sexual de aquellas personas que quieran “vivir dentro de las enseñanzas de la Iglesia Católica que en materia de sexualidad, es un llamado a la vida en castidad íntegra”.

González Nieves, que le quede claro: la orientación sexual no se puede cambiar. Tan reciente como el verano pasado, la Asociación Americana de Psicología (APA) aprobó una resolución urgiendo a los profesionales de la salud mental a evitar ofrecer terapias “reparativas” — como las ofrecidas por el grupo “Valentía” del arzobispo — pues la orientación sexual no puede cambiarse. De hecho, la organización estableció que dichas terapias pueden ser dañinas, no tan sólo para las personas LGBT, sino para sus familias y para la sociedad.

En fin, este tipo de grupo, acto homofóbico y discurso de odio es lo que incita a un clima de violencia e intolerancia en contra de las personas LGBT. Su esfuerzo es contradictorio como mínimo, dañino por demás. Y es que lo único que debemos “curar” es la homofobia. Debemos reconocer que el prejuicio por orientación sexual y por identidad de género es un mal social que tenemos que combatir.

Tenemos que crear una sociedad que acepte e incluya cada un@ de nosotr@s, especialmente l@s jóvenes que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros. Ciertamente tod@s seremos más saludables y felices cuando cada un@ de nosotr@s pueda traer su completa humanidad, su completa identidad a nuestros trabajos, a nuestras escuelas, a nuestras iglesias y a nuestras comunidades.

Por lo que a sus expresiones, arzobispo, sobre los crímenes de odio, le digo con todo respeto: Resérvese su alegada compasión y respeto, pues lo único que ha ofrecido con sus palabras es más prejuicio, desigualdad y falta de respeto. En toda honestidad, hubiera preferido su silencio a este atentando contra la dignidad humana. En otras palabras: gracias, pero no gracias, arzobispo…

2 thoughts on “Gracias, pero no gracias, arzobispo…

  1. ¿Qué le pasa a ese arzobispo(la misma palabra es ridícula,la de arzo-lo-que sea) ? El piensa que la moral es de sectas y religiosos;que la orientación sexual se puede cambiar.El tipo es un ignorante y ademá un hipócrita.Qué aterriza y ponga los pies sobre la tierra y trate de arreglar el lio de los abusadores sexuales y pedofílicos que ellos escondieron muy bien ,por muchos años y las víctimas con sus vidas traumadas.Bien lo que dices “La moral se basa en el respeto a la dignidad humana”cosa que muuuuchos sacerdotes no hicieron.Vamos a verlo de esta forma…Qué trate de cambiar mi heterosexualidad ,bien ridículo ¿Cierto? pues es lo que pienso de su grupito de “Valentía”

  2. QUE DIOS TE DÉ MUCHA PERO MUCHA SALUD Y ME SIENTO MUY ORGULLOSO QUE REPRESENTES NUESTRA COMUNIDAD Y QUE DIOS TE BENDIGA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s