Por ell@s y por nosotr@s…

Pulse Orlando - 400 ps.jpgColumna en El Nuevo Día

Me acuesto, me despierto. Afortunado soy que puedo, aún, hacerlo.

No puedo sacarme de mi mente, mucho menos de mi corazón, a las 49 vidas que ya no son. Corrijo: 50.

Sí, son 50, aunque nos cueste; pero Omar Mateen (es la primera vez que escribo o expreso su nombre) es también responsabilidad nuestra.

Le fallamos, pues no nos apuramos en crear una sociedad que lo aceptara para que pudiese aceptarse. Y Orlando ocurrió.

Estas líneas las escribo a mitad de la noche – a una hora cercana a la que fue el momento de la masacre.

Me despiertan esas imágenes que no vi, mucho menos viví. Pero las tengo tan arraigadas como si fueran mías. Porque esa humanidad compartida no la puedo arrancar de mi.

Ya no tengo la más mínima tolerancia a la intolerancia. Y no le doy espacio a quien la intente justificar, por más pequeña que sea.

Trato de buscar el sueño, pero no me llega, aún. Me llegará y me culpo de poder alcanzar ese sueño – ese sueño que las vidas que ya no son no tendrán jamás.

Por ell@s y por nosotr@s, la lucha sigue…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s