Las palabras de una valerosa senadora…

936719_10151457465548437_1885230600_nEl día de la histórica victoria en el Senado de la aprobación del Proyecto 238, la senadora Mari Tere González, quien presentó dos proyectos a favor de la comunidad LGBTT, me invitó a su oficina a conocer a todo su personal y a entregarme esta carta.

Le agradezco su amor, su solidaridad, pero sobre todo, su gesta a favor de nuestra gente. Es una mujer de palabra.

Estimado Pedro Julio:

Mis saludos sinceros para ti y para todos los que representas. Inicio esta comunicación porque el momento histórico en el que nos encontramos,  amerita que me dirija a tí,  como el líder máximo de Puerto Rico Para Tod@s.

Comienzo este camino motivada en la política puertorriqueña y con elementos que incorporan tres pilares fundamentales en toda la campaña que desarrollé desde el Oeste, para el país. Entendía que estos elementos debían incorporarse por mi partido en la asamblea legislativa para hacer la diferencia. Me movió como norte la sensibilidad, los derechos de poblaciones marginadas, discriminadas y un servicio público honesto. Encontramos muchos obstáculos parecidos a los que he visto que tú enfrentas; muchos líderes políticos en el país trabajamos con valentía y arrojo tratando de encaminar iniciativas que promuevan la diferencia. 

Compañero, no estás solo; el discrimen se siente, es real y opera para oprimir y mancillar a los que no tienen voz. Deseo expresarte el mayor y más contundente reconocimiento ante la gallardía que has tenido por tantas personas que viven sintiendo el desasosiego por políticas injustas que laceran  su dignidad como seres humanos. 

No claudiques, el pueblo puertorriqueño tiene que retomar sus raíces, este bendito pueblo en mi profunda reflexión tiene el deber histórico de examinar una radiografía que a todas luces nos hace distanciarnos de los principios equitativos y justos que formaron esta nación. 

Las batallas hay que librarlas y en eso tú eres un quijote, un campeador, mientras lleves el sostenimiento de esos principios con valentía, humildad y respeto, como hasta ahora, yo te aseguro que me tendrás a tu lado de la mano como guerrera, con la firme convicción  que me caracteriza. En gran medida, Pedro Julio, de esta unidad de propósitos y de crecernos en nuestras diferencias dependen las garantías de los derechos civiles en nuestro Puerto Rico.

Recibe mi profunda admiración, mi solidaridad y mi deseo ferviente de que arremetas feroz y seguro. 

Mi abrazo solidario y mis respetos.

Senadora Mari Tere González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s