Orlando “El Fenómeno” Cruz ya ganó su mayor batalla…

Aunque no me gusta, ni patrocino el boxeo, aún no paro de celebrar el triunfo de Orlando “El Fenómeno” Cruz anoche. Fue un triunfo histórico.

Los ojos del Mundo estaban posados en él. Much@s lo apoyamos, pero much@s querían verlo derrotado.

Si llega a haber perdido, hubieran hecho fiesta con él y con nuestra comunidad LGBTT.

Con esa presión encima tras anunciar que es el primer boxeador en la historia en ser abiertamente gay, Orlando se subió al ring como el hombre, el boricua, el gay, el boxeador, el ser humano que es.

Subió al ring con todas esas identidades y por todas esas identidades. Con la honestidad, la valentía y la dignidad como sus mejores armas, se enfrentó no a un solo rival, sino a la persistente amenaza de la homofobia.

Y ganó – por decisión unánime – tanto de los jueces, como del pueblo. Ganó la mayor y más importante de las batallas – ser él, ser libre.

Así se derrumban las barreras de la ignorancia, de la intolerancia, del odio. De frente, sin miedo, con valentía, honestidad y dignidad.

No hay dudas de que Orlando seguirá ganando combates, pero la victoria más maravillosa e importante ya la tiene: es completa y absolutamente libre.

Con esa libertad y con su inquebrantable dignidad está dando fuerzas a miles de jóvenes lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros y transexuales – que ven en su historia la esperanza de un mundo libre de prejuicios… ♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s