La lucha en la UPR y las comunidades LGBT…

Soy solidario con la lucha estudiantil en la Universidad de Puerto Rico (UPR) no tan sólo porque es un asunto que le compete a las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT), sino porque es un asunto de justicia social y es un asunto del País que queremos y podemos ser.

La lucha de l@s estudiantes no es diferente a la lucha que llevamos por la igualdad de derechos para las comunidades LGBT. Nos criminalizan, nos restrigen nuestros derechos, nos insultan y nos atacan, nos relegan a una ciudadanía de segunda categoría, pero aún contra todo eso: echamos pa’lante.

Y voy más allá: la lucha contra la cuota y en favor de la educación pública accesible para tod@s es una lucha por esa persona transgénero o transexual que es rechazada por su familia, que no tiene donde ir, que no consigue trabajo por su identidad de género y para quien esta cuota le impide acceder a una educación para hacerse de una carrera. En fin, el acceso a la educación es un derecho humano.

Por otro lado, hay que destacar el proceso justo, inclusivo y transparente que se ha dado en la lucha por la educación pública en la UPR. El respeto que se ha logrado en la UPR hacia las diversidades sexuales y de género debe ser ejemplo para el País. La presencia visible y contundente de las comunidades LGBT en la lucha universitaria, envía un mensaje poderoso de que nosotr@s somos parte de este pueblo y contribuímos a su bienestar y desarrollo.

Recordemos que fue la UPR el primer patrono público en prohibir el discrimen por orientación sexual y género, así como el primero en reconocer derechos para las parejas del mismo sexo de sus emplead@s. Aquí se gesta el futuro inclusivo y justo de nuestro País.

Y quiero estar donde se gesta ese futuro, por lo que cuando llegue a Puerto Rico para celebrar las Navidades, l@s estudiantes podrán contar conmigo – como siempre – como un soldado de fila en la línea de piquete, alzando mi voz, donde y cuando quiera que me necesiten.

Y a l@s estudiantes, como a mi comunidad LGBT, les recuerdo las palabras de José De Diego: “¡Levántate!, ¡revuélvete!, ¡resiste! Haz como el toro acorralado: ¡muge! O como el toro que no muge: ¡embiste!”

La solidaridad no tan sólo se predica, sino que se practica. Es hora de ponerse en los zapatos, las chancletas, las tacas, los pies descalzos de l@s demás…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s