No hay peor cuña que la del propio palo…

Un senador gay vota en contra de los derechos para su propia comunidad. Una “activista” lesbiana ataca a hombres que tienen sexo con hombres y justifica sus arrestos por medio de entrampamientos homofóbicos. Miembros de las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT) atacan de manera viciosa y personalista a otr@s dentro del colectivo sin fundamentos y sin hablar de frente para solucionar las cosas. Estos son algunos ejemplos lamentables que explican esta frase que reza: “no hay peor cuña que la del propio palo”.

En primera instancia, es lamentable y peligrosa la homofobia internalizada de un senador que no se acepta a sí mismo lo lleva a militar en un partido fundamentalista y enemigo de su propia comunidad, votando en cada oportunidad para negarse derechos a sí mismo y a su gente. Lo cuestionable no es el hecho de que esté en el clóset — eso se le respeta pues entendemos las razones para permanecer en el armario. Lo decepcionante es que decidiera violar su obligación constitucional de instrumentar la igualdad y votara en contra de su propia gente.

Por otro lado, la misma homofobia internalizada de algun@s les ha hecho cometer errores como el apoyar los arrestos por medio de entrampamientos homofóbicos de hombres que tienen sexo con hombres en público, sin reconocer la homofobia detrás de estos arrestos, cuyos casos — todos — se caen en los tribunales por ser violaciones a los derechos civiles. Una “activista” lesbiana utilizó su publicación mensual y su programa radial para condenar a estos hombres a quienes se les violan los derechos civiles. Si se le suma — que entre muchos otros actos que ha hecho que atentan contra la seguridad, la salud, los derechos y el bienestar de las personas LGBT — esta activista hizo un llamado para que las comunidades LGBT votaran por una de las administraciones más homofóbicas en nuestra historia, pues sabemos que no tiene nuestros mejores intereses en su mira, sino los suyos propios.

Y por último, Abraham Lincoln decía que “una casa dividida contra sí misma no puede sostenerse”. Aquell@s que dentro de nuestras propias comunidades LGBT atacan de manera personalista, sin fundamentos y viciosamente a otr@s dentro del colectivo motivados por lo que una amiga mía llama “admiración con rabia” — sólo se están haciendo daño a sí mism@s. Y es que cuando son bien intencionadas, las críticas constructivas se hacen de frente, lavando los trapos sucios en casa, sin personalismos y buscando el bien común.

Finalmente, para aquell@s que se sienten frustrados por lo lento que se produce el cambio, les digo que yo también. Pero esa frustración tiene que ser utilizada para transformar, promover y crear el cambio, no puede ser dirigida en contra de nosotr@s mism@s. L@s enemig@s no somos nosotr@s mism@s — están allá afuera, bien organizad@s en su odio. Si nos desenfocamos, eso es precisamente lo que quieren nuestros detractores: nos quieren distraídos y en controversia, pues saben lo que podemos lograr cuando nos unimos y les aterra. Es por esto que no pediremos el cambio, no debatiremos el cambio, no planificaremos el cambio, no esperaremos el cambio — haremos el cambio.

Para lograr un movimiento unido, cohesivo y fuerte, es hora de salir del clóset, contar nuestras historias, abrir los corazones y cambiar las mentes de nuestr@s conciudadan@s. Es hora de asumir nuestras identidades, reafirmarnos en ellas y crear espacios de entendimiento e inclusión. Es hora de cambiar nuestro entorno y construir el Puerto Rico que queremos y merecemos. Es hora de que nos inspiremos, es hora de crear una sociedad donde la igualdad sea incondicional, donde la aceptación de la diversidad sea la norma y donde la preocupación no sea a quien amamos, sino el hecho de que amamos. Es hora de finalmente unirnos para construir un Puerto Rico para tod@s…

One thought on “No hay peor cuña que la del propio palo…

  1. Buenas Pedro

    Tienes toda la razon como siempre, debemos de exigir nuestros derechos como personas porque en realidad estos derechos no se nos van a dar en una bandeja. En cuanto al activismo que tu mencionas, no estamos unidos. En Puerto Rico unos estamos por aqui y otros por allá.
    El problema es mas grande en pueblos pequenos y en el centro de la Isla. En donde aquellos que son mas jovenes no tienen la oportunidad de expresarse pues no hay lugar. Debemos establecer lugares en los ocho distritos senatoriales de Puerto Rico en donde todas las personas sean bienvenidos. El problema de nosotros y nuestra identidad no es absoluto. Nuestros amigos, familiares y vecininos tambien forman nuestra identidad, por ende el movimiento debe incluir a todos. Creo que como miembros de la comunidad GLBTT, necesitamos mas que nunca el apoyo de nuestra comunidad. En Puerto Rico hay personas de la farandula que si viven una vida de “armario”. Tambien necesitamos de estas personas para que sirvan de ejemplo a nuetra sociedad. Me imagino que el declararse es casi como cometer suicidio economico o sera esto un taboo. Aveces me pregunto cuantos salseros en Puerto Rico han salido de su closet, muy pocos. Bueno y asi viven las demas personas de nuestra farandula.
    Sobre todo, esto debe de ser algo muy personal para cada uno de nosotros.Debemos de apoyar a aquellos politicos que nos apoyen, aquellos negocios que nos apoyen y aquellas entidades que nos apoyen. No nos apoyan pues no tendran nuestro dinero.,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s