Lo que vi en sus ojos…

Yo sabía que sería procesable antes de que la jueza lo determinara, pues sus gestos lo delataron. Mi mirada se posó en la suya y nos reconocimos. Supe inmediatamente que era el asesino confeso de Jorge Steven López Mercado y él supo quien yo era. Nos hemos visto por los medios. Juan Martínez Matos inmediatamente puso cara de “inocente” y empezó a gesticular “perdón”, como si con un gesto facial pudiera borrar los pasados meses. Lo hizo en innumerables ocasiones durante toda la vista para determinar si era procesable para enfrentar un juicio por el crimen de odio en contra de Jorge Steven.

Luego de ser encontrado procesable, la familia, allegad@s y activistas, nos sentimos aliviados que al menos las excusas que pretendían presentar para no encarar a la justicia se iban desmoronando. Nos trasladamos a la otra sala del tribunal para la vista preliminar para determinar si hay causa probable para enfrentar juicio. Allí, llegó el asesino confeso y empezó con sus miradas y gestos pidiendo “perdón”. Pero tan pronto empezó la vista, su máscara se vino abajo.

Su cara cambió cuando la fiscal Yaritza Carrasquillo empezó a presentar mociones para que la confesión que hizo Martínez Matos – donde expresó que odiaba a los homosexuales – no fuera entregada a la defensa hasta el juicio en su fondo. Entonces regresó la mirada de odio que yo había notado a través de los medios. Empezó a gesticular con coraje y maldad. Miraba con malicia a la fiscal, como queriendo acabar con la función que ella realiza para que se haga justicia en este caso.

Pero de repente – como suele suceder cuando alguien te mira fijamente – Martínez Matos descubrió que yo lo observaba e inmediatamente cambió el semblante y empezó a gesticular “perdón” y a tratar de proyectar “inocencia”. Entonces, pude descubrir que no tan sólo es procesable, sino que no siente arrepentimiento alguno por sus actos. Que su máscara de “inocencia” y “arrepentimiento” es una patraña para ganar indulgencias.

Siento una gran compasión por Martínez Matos y más aún, por su padre, quien silenciosa y dignamente presenciaba todo el proceso. El asesino confeso de Jorge Steven es producto de la homofobia que es promovida por figuras de los medios, la política y la religión que utilizan a las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT) como chivos expiatorios para adelantar sus intereses económicos, de poder y opresivos.

Eso sí, jamás podré olvidar lo que vi en sus ojos, pues vi el odio que le arrebató la vida a Jorge Steven, pero más allá, vi el odio que Martínez Matos siente por sí mismo y por la humanidad. Confío en que durante este proceso, pueda descubrir que el amor es más poderoso que el odio, para que pueda vivir una transformación que le permita arrepentirse de verdad. Ahora nos queda, pues, seguir luchando para que se haga justicia…

POR EL 2010…

Aprovechamos para agradecer profundamente a las siguientes personas que se han unido a nuestra campaña anual de recaudación de fondos: Sahir Pujols, quien se une a Ronnie Billini, Eric Jackson, Juan Rivero, Pedro Rosario, Joe Granda, Erik Carrión, Gilda Orlandi, Andy Praschak, Noel Alicea, Juan Buono, María Cora, Narachi Moyett y Luis Rivera Pagán, quienes habíamos agradecido y mencionado antes. Agradecemos a tod@s por ayudarnos a crear un Puerto Rico Para Tod@s…

Ahora faltas tú…

Si eres lesbiana, gay, bisexual o transgénero (LGBT) o eres heterosexual y crees en la libertad para tod@s, por favor, envía tu donativo por $20.10 por el 2010 para la organización Puerto Rico Para Tod@s, que lucha por ti, por tod@s…

Sólo tienes que entrar a nuestro portal:http://www.prparatodos.org y pulsas el enlace que lee `HAZ TU DONATIVO AQUI’ o el botón que lee `DONAR’ en la parte superior derecha de nuestro portal. Contamos contigo, es por ti, es por tod@s…

2 thoughts on “Lo que vi en sus ojos…

  1. Desde que vi a ese asesino confeso y sus fotos en la prensa,noté el gran odio que siente hacia los homosexuales y vaya Dios a saber a cuantos otros les habrá hecho lo mismo.Espero equivocarme,de que no le haya quitado la vida a otro ser humano. A mi tampoco me engañó con el cuento que tenía y digan lo que digan, en mi opinión, este lamentable suceso,fue un crimen de odio. A los homofóbicos les digo:Dios conoce sus corazones y a Él nada se le puede ocultar.En mi caso,tengo familiares y amistades, muy super queridas,que son homosexuales y/o lesbianas y nunca he tenido problemas con ellos. Dios te Bendiga por tú entrega a la causa,Pedro Julio.
    Jackie!

  2. Muy buen articulo, te felicito porque aun siendo fuerte en tu argumento te mantienes equanime en la expresion.
    Esperamos que este proceso sirva de leccion colectiva a una sociedad que se enajena de sus peligros y sombras.
    Este asesino confeso no es diferente a los que asesinan con palabras, dogmas, reglamentos y leyes, quizas este individuo es mas genuino que los modernos fariseos que detras de una fachada religiosa atropellan la dignidad humana demonizando la diversidad, con su veredicto de culpabilidad, tambien salen culpables los complices que se arman de silencio.
    Te deseo, como siempre, exito
    Con el amor de siempre
    Chaco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s