Recalibrando, reflexionando, restaurando…

El 13 de noviembre el País sufrió uno de los asesinatos más viles y despiadados en su historia, el crimen de odio en contra de Jorge Steven López Mercado. Tanto así que el pueblo se ha estremecido como nunca ante la muestra más cruda y cruel de la homofobia que nos aqueja. Much@s han tenido que ver de frente la bárbara realidad que no querían admitir: que el prejuicio y el discrimen contra las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT) es real, inmoral e inhumano.

El País en este momento se está recalibrando, empezando a quitarse las gríngolas que convenientemente tenía puestas para no ver el discrimen por orientacion sexual e identidad de género tan descarado que existe. Ya no hay excusas, ni argumentos que sirvan para negar lo innegable: la homofobia es un mal social que tenemos que combatir. Esa es la nueva consigna de muchas personas que en el pasado no veían esta lucha como una prioritaria.

Much@s estamos reflexionando sobre el País que queremos y debemos ser. Un País que acoge a tod@s sus hij@s, sin importar la orientación sexual ni la identidad de género. Lo he visto en los ojos de la gente, lo he sentido en las palmadas y los abrazos, lo he escuchado de las bocas de cientos de personas. La solidaridad que ha nacido es señal de que las cosas no serán iguales.

Mientras esto sucede, el País se está restaurando, pues se está reconciliando con l@s puertorriqueñ@s lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros. Hay un perdón que nació de los padres de Jorge Steven hacia el asesino, con el que se restaura la fe en la humanidad. Hay una reconciliación de personas heterosexuales que eran apáticas u hostiles a la lucha por la igualdad de derechos para las comunidades LGBT. Hay un despertar de conciencia de que no podemos volver a ser lo que eramos, que ya la homofobia no puede campear por su respeto.

Este proceso es claro y poderoso: del dolor surge la esperanza, de la esperanza surge el amor y del amor surge todo. Este amor sanará los corazones de l@s puertorriqueñ@s, tenderá puentes de reconciliación y finalmente nos hará entender que Puerto Rico tiene que ser para tod@s. Esa es mi esperanza, esa es nuestra esperanza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s