Tod@s podemos cambiar…


En las últimas semanas, he recibido 5,328 mensajes por correo electrónico, según mi último conteo esta mañana. El famoso beso despertó maravillosas reacciones de miles de personas que se han comunicado. De todos esos mensajes, sólo uno fue negativo. WOW! Sí, sé que hubo reacciones negativas en muchos lugares, pero la realidad es que ésas nunca llegaron a mi personalmente… pues siempre he dicho que es fácil hablar mal de alguien cuando no está presente, pero la gente no tiene las agallas de decirtelo de frente.

Pues, resulta que Joceline Rodríguez decidió comunicarme su parecer muy fundamentalista acerca de la homosexualidad y mi lucha.

Comienza su mensaje explicando que se dirigirá a mi con respeto, juzgue usted: “Voy a tratar de exponerle mi opinión al respecto sin que usted se sienta ofendido ni agredido. Pues secundo en que todos nos debemos un respeto como ser humano y un valor como personas que Dios creó como seres únicos. Y que hay mejores maneras de decir las cosas y exponer las opiniones sin que se falte el respeto a nuestro prójimo. Hay muchas cosas que yo sé que usted no me va a entender pues se requiere de una visión más amplia de este tema o sea de una visión mas allá de la que podemos comprender, que es la visión espiritual. Y yo especialmente creo que hay un mundo espiritual y que hay seres como los ángeles comandados por Dios y otros seres que son los ángeles caídos que son comandados por usted sabe quien. Que no lo mencionaremos porque no se merece que se le siga dando promoción, pues no se lo merece.”

A lo que comienza a comentar sobre lo que ella entiende es moral: “Estuve leyendo en parte sus comentarios sobre su posición puesta ante el país entero y los comentarios de muchas otras personas con respecto al tema del Código Civil y sus opiniones. Muchos han hablado de Dios, de las ideas y opiniones religiosas, todo el mundo ha opinado a diestra y a siniestra. Pero solamente yo le hago una pregunta, la cual me la he preguntado yo. Lo que fue inmoral en el pasado ya no lo es. Antes se consideraba inmoral a una mujer que enseñara sus piernas ahora ya eso no es inmoral. Y la pregunta que yo hago en estos momentos de la historia de PR. ¿Lo que es moral para el hombre, es moral para Dios? ¿Le hemos preguntado a Dios, si nuestra conducta es la correcta? ¿Si como pueblo estamos tomando las mejores decisiones para nuestro bienestar físico, emocional y espiritual? Lo que yo he visto por la prensa escrita y televisiva, que todo el mundo menciona a Dios, menciona la Palabra de Dios a su conveniencia, hemos dado opiniones de Dios como si en verdad el pensara como nosotros. ¿En algún momento nos hemos detenido a pensar que es lo que piensa Dios de todo esto? ¿O estará riéndose de nosotros, en lo personal creo que no o estará llorando de dolor en su corazón de ver como su máxima creación, la creación que el ama, está haciendo fiesta con su cuerpo como gusto y gana le dá, sin contar con su opinión y tan siquiera tomarle en cuenta de verdad, con el corazón y preguntarle, “Señor es esto agradable ante tus ojos”, “Estaré haciendo lo correcto”? Y no es que Dios nos deje de amar sino que no todo conducta que hagamos la va a aprobar como todo buen padre. Pues El es Santo y nada inmundo entra ante su presencia. Porque entonces me pregunto yo, a que Dios se están dirigiendo, a que Dios le están sirviendo. Yo creo que debería pedir esa guía a Dios y es mas no me crea ni a mi, créale solo al Dios verdadero. Y yo creo que de la única manera que lo puede explorar, encontrar y conocer como El es y saber su opinión con respecto a la suya, es explorarlo en su Palabra. Y no me diga que la Biblia está escrita por hombres. Por favor es la misma excusa que muchos me han dado para no leer y creer que la Biblia es el manual de instrucciones para nosotros los seres humanos. Creo que es lógico primero como le digo a muchas personas Dios no iba a usar un perro o un caballo para escribir la Biblia sino a nosotros que fuimos su máxima creación. En la cual Dios no creó para su deleite no para nuestro deleite y donde su finalidad fue usarnos para buenas obras. Donde encontramos como conducirnos correctamente aquí en la tierra mientras hacemos su voluntad y no la nuestra antes de ir a su presencia después de esta vida. Por favor leála, yo considero que usted es un muchacho súper inteligente, el cual Dios lo dotó de sinnúmero de habilidades y que puede encontrar las respuestas a todas estas preguntas que le hecho. Y si usted en verdad se considera cristiano e hijo de Dios y merecedor del reino de Dios, yo creo que es su responsabilidad no ante nadie aquí en la tierra solamente ante su Dios, que fue el que lo creo en el vientre de su madre, buscar lo que El piensa sobre toda su vida. Dios le bendiga mucho y mire le voy a decir un secreto para una vida de éxito y felicidad en todas las áreas de su vida incluyendo la espiritual que es la mas importante. El secreto es la obediencia pero la obediencia en todo los estatudos y mandamientos de Dios.”

Mi sencilla contestación fue la siguiente: “Gracias por su opinión, pero no la comparto y en la libertad que usted tuvo para expresármela… le reitero que me reafirmo en mis expresiones, ya que la igualdad es inevitable…”

A lo que la señora Rodríguez insistió: “Bueno no le molesto más. Y lo único que puedo hacer es orar por ti y que sea Dios el que le revele su verdad a usted. Yo deseo que Dios le bendiga con toda bendición del cielo pero somos responsables nosotros de buscar esa bendición de Dios. Pues no voy a faltarle el respeto a usted como persona, ya han habido muchos que lo han hecho, no voy a hacer una más. Solo le dijo que si algún día usted necesita la oración, si necesita no sé alguna ayuda emocional o espiritual. No dude en contactarme, pues me da mucho dolor cuando las personas como ustedes se les ataca sin pensar en lo mucho que han sufrido en toda su vida. Y que puedo estar ahí solo para escucharlo y que pueda sentirse un poco desahogado de su dolor. Y aunque no comparta sus ideas y tenga mis convicciones cristianas bien firmes no dejo de identificarme con su dolor. Pues no soy nadie para señalar ni para juzgar, pues aquí el único que juzga y determina sobre nosotros las personas es solo Dios y no nadie. Le reitero no dude en llamarme porque para eso estamos para orar los unos por los otros cuando nuestro hermano se encuentra en dificultades. Con sumo respeto hacia usted.”

A lo que le contesté, pues ya estaba irritado por su insistencia: “En el respeto que debe imperar en las relaciones humanas, le solicito que no vuelva a escribirme. Ya le exprese mi posición clara e inmutable y usted expresó la suya. Le invito a que predique su moral a aquellos que deseen escucharla. La moral se basa en la dignidad del ser humano y no en preceptos religiosos, le ruego que respete la moral y mi dignidad.”

Sorprendentemente, la señora Rodríguez me demostró que tod@s podemos cambiar, pues me escribió nuevamente para disculparse: “Perdón por escribirle otra vez, se que me dijo que no le escribiera más solo le quiero pedirle perdón por todos que llamándonos cristianos y que predicamos que tenemos Dios en el corazón. Le pido perdón por todas las ofensas, por todos los rechazos y por las personas aquellas que no han sabido superar sus prejuicios sociales y verle tal cual es usted. En verdad le pido que nos perdone y perdone nuestra falta de amor, de tolerancia que han tenido con usted. Espero que en verdad nos pueda perdonar a todos. Y gracias por su amabilidad y por que se tomó su tiempo para contestarme a mi. Gracias mil. Y voy a respetar su decisión, no me tiene que contestar. Yo no le voy a escribir más. Y cumpliré mi palabra. God bless you a lot. Le amo mucho en el verdadero amor de Cristo.”

A lo cual, sentí la necesidad de responderle con amor: “Acepto sus disculpas, pues hemos entendido que cada cual es un ser humano y hemos reconocido la humanidad de cada cual. Espero que ahora podamos iniciar un diálogo entre iguales, reconociendo la dignidad de cada cual y respetando nuestra libertad. Me reitero a sus órdenes, esperando que este intercambio abra nuestros corazones a entender nuestra humanidad compartida.”

Moraleja: Tod@s podemos cambiar… si reconocemos la humanidad de cada cual, si respetamos su dignidad y si aprendemos que el amor todo lo puede.

2 respuestas a “Tod@s podemos cambiar…

  1. El hobby de Dios:

    ¿Qué es un hobby? El diccionario dice así: hobby (Voz ingl.). 1. m. Pasatiempo, entretenimiento que se practica habitualmente en los ratos de ocio. Real Academia Española © Todos los derechos reservados

    ¿No te parece Pedro Julio que para mucha gente Dios es un hobby? Tan solo tienes que escucharlos un rato para darte cuenta de que son en su mayoría amateurs practicando sus ideas sobre Dios. ¿Qué señal, prueba o muestra tienen como evidencia de que Dios no quiere que se nos haga justicia mientras caminamos por esta tierra? Yo lo que escucho son alguno que otro desprestigiado líder religioso con tendencias pedofilas, reverendos por correspondencia y corporaciones cristianas alborotando a la masa que dejo de pensar frustrada por la falta de educación o victimas de un lavado de cerebro Jonesiano. ¿Pero y el resto? ¿Cómo llega ese coro ignorante a la conclusión de que debemos ser sacrificados por su bienestar o comodidad? Porque no es mas que eso, la conveniencia de no tener que enfrentarse y lidiar con un grupo minoritario que lucha por derechos tan básicos como son la dignidad y el respeto que todo ser humano se merece. Afortunadamente Jesucristo hizo lo mismo, pidió justicia, enfrento y desautorizo de muchas maneras las tradiciones judías de la época. Nosotros vamos por el mismo camino. ¿Cómo es que tantas personas no nos ven bajo esa cirscuntancia tan parecida?

    Mauricio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s