La T en LGBT…

Mucho se comenta acerca de los gays. De la bisexualidad, ni hablar. De las lesbianas, aunque es mucho, quisiera que se hablara aún más, pero mejor aún… se hiciera más.

Pero si hay una letra que muchas veces se nos olvida, casi siempre ignoramos y raramente defendemos es la T.

Nuestr@s compañer@s transgéner@s fueron l@s pioner@s, l@s que han dado la cara y han luchado antes que la L, G y la B decidieran levantarse y batallar. Han sido l@s más vilipendiad@s, discriminad@s, malentendid@s, maltratad@s.

Por lo que entiendo que es un deber moral poner sus reclamos en la primera línea de batalla y exigir que cualquier proyecto, cualquier intento por lograr la igualdad para las comunidades LGBT, tiene que incluir, sin excepción alguna, a nuestr@s herman@s transgéner@s.

Se dice que cierta ‘extravagancia’, como llaman algunos, de la Parada de Orgullo LGBT nos hace daño y casi siempre esas críticas van dirigidas a nuestr@s compañer@s transgéner@s que deciden lucir sus mejores galas en nuestra celebración anual de orgullo. Y yo les reclamo a esos que no creen en la diversidad – esa es sólo una excusa de justificar el prejucio, la transfobia y la exclusión. Tanto straights, como lesbianas, gays y bisexuales sufren de este mal llamado transfobia.

Y yo me pregunto – cómo es posible que luchemos por erradicar el prejuicio, cuando nosotr@s mism@s discriminamos en contra de un sector de nuestras propias comunidades.

Te imaginas lo que sería hacer lo extraordinariamente posible para vivir una vida ordinaria. Pues, eso es lo que hacen día a día, miles de personas transgéner@s en su lucha por la búsqueda de la felicidad.

Se les niega acceso a servicios de salud que reconozcan su identidad y/o expresión de género; se les discrimina cuando van a buscar empleo; se les niega la vivienda; se les insulta, humilla, maltrata, violenta constantemente. Se les niega el reconocimiento legal de su cambio legal de sexo. Se les cuestiona su orientación sexual porque se piensa erróneamente que todo aquel que es transgénero es homosexual. Se les invisibiliza. Se les niega su identidad, su mera existencia.

Tengo la dicha y el honor de contar con varias amistades transgéner@s que me han enseñado tanto, que me han dado tanto. Son hombres heterosexuales, son mujeres lesbianas, son hombres bisexuales, son mujeres heterosexuales. Son hombres y mujeres que sólo quieren vivir una vida ordinaria por la cual luchan extraordinariamente.

Por Alexandra, Soraya, Yoseñio, Sean, Melanie, y por miles más… es hora de poner la T al frente de nuestras comunidades TLBG, en el nuevo orden de las prioridades que debemos tener.

Hagamos lo extraordinario por brindarles un futuro ordinario.

Para lograr un Puerto Rico Para Tod@s, tod@s tenemos que estar incluíd@s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s