Bernier y la comunidad LGBTT…

7440c216-77a6-45d5-a549-a918ec6293c4

Columna en El Nuevo Día

David Bernier dice que quiere unir al pueblo. Dice, pues no lo hace. Ha dejado de lado a la comunidad LGBTT. La ignora. No presenta propuesta alguna sobre esa lucha de derechos civiles.

Peor aún, ni tan siquiera la menciona. Nunca ha mencionado a la comunidad LGBTT – ni como secretario de estado, ni como ciudadano privado, ni como presidente de un partido político, ni como candidato a la gobernación.

Se reúne con los grupos religiosos fundamentalistas – esos mismos que ningunean a la comunidad LGBTT. Esos que nos atacan y nos deshumanizan. Esos que se empeñan en negarnos nuestros derechos. Para ellos sí hay tiempo y momento para el “photo op”.

En un marcado contraste, Bernier dijo que en junio se reuniría con la comunidad LGBTT. Dijo que presentaría propuestas. Dijo que los derechos civiles son importantes.

Eso dijo, nada ha hecho.

Todos los demás candidatos a la gobernación se han expresado. Santiago, Lúgaro, Cidre y Bernabe, todos, apoyan los derechos LGBTT. Rosselló es enemigo de la comunidad LGBTT.

¿En qué lugar se para Bernier? Nadie sabe.

Como si esto fuera poco, en un ataque personalista, Bernier me llamó “intolerante” por el mero hecho de exigirle que se exprese en torno a la comunidad LGBTT.

En vez de responder a una pregunta legítima, busca ningunearme, como ha ninguneado a la comunidad LGBTT.

Por un tiempo pensé que no le caigo bien, que tal vez es pedrojuliofóbico. De esos hay muchos y no me quejo. Si es así, está bien.

Sin embargo, mientras pasa el tiempo, uno se pregunta si su fobia es otra. Ojalá me equivoque.

Por el bien suyo y del País que quiere gobernar, es imperativo que sea yo el que me equivoque.

Bernier dice que quiere unir al País y eso es imposible si deja afuera a la comunidad LGBTT. Puerto Rico somos tod@s. ¿Bernier al fin lo entenderá?

En esta lucha por la igualdad LGBTT no se puede estar con dios y con el diablo. Hay que estar con la humanidad, la libertad y la dignidad de todos los seres humanos.

Sí, también de esos que somos lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros y transexuales – esos que Bernier aún no nombra, no mira, no reconoce. Está a tiempo, pero le queda poco.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s