A salir del armario…

Después del escándalo con el senador Craig y lo difícil que es llevar una vida dentro del clóset, decidí hacer una pequeña campaña…

Desde hoy hasta el próximo 7 de octubre, estaremos recogiendo firmas de aquellas personas lesbianas, gay, bisexuales y transgéneros (LGBT) que hagan un compromiso con salir del armario, como diría mi novio Steven… Para acceder esta campaña, sólo tienes que ir a el siguiente enlace y seguir las fáciles instrucciones:

Sign my pledge at PledgeBank

El 7 de octubre se cumple el décimo aniversario de tal vez uno de los momentos más significativos de mi vida… ese día decidí salir del clóset y deponer ante una vista pública donde se discutía el Proyecto de la Cámara 1013, que luego se convirtió en la ley que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo. Ese día decidí que no sería invisible, que no permitiría que nadie me definiera, que me daría a respetar y que empezaría a vivir mi vida con dignidad.

Sé que es una decisión muy personal, muy difícil y que requiere de una buena dosis de valentía y responsabilidad… pero es posiblemente una de las decisiones más liberadoras en la vida de cualquier persona lesbiana, gay, bisexual o transgénero. La única forma en que acabaremos con la homofobia, la discriminación, la violencia, el odio y la intolerancia es dándonos a respetar, siendo visibles y reafirmando nuestra dignidad.

Así que te invito a que si has salido del clóset ya, que firmes este compromiso o si no has salido aún, que aproveches la oportunidad y te unas a las decenas, posiblemente cientos de personas, que junto a ti saldrán del clóset de aquí al 7 de octubre…

Por ti, por tu dignidad… únete y sal del clóset…

Sign my pledge at PledgeBank

Cónclave homofóbico en el Capitolio sin pena ni gloria…

COMUNICADO DE PRENSA
Contacto: Pedro Julio Serrano
Teléfono: 787.602.5954

“Cónclave homofóbico en el Capitolio sin pena ni gloria”

3 de septiembre de 2007 – El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano catalogó la actividad de Clamor a Dios en el Capitolio como un “cónclave homofóbico” que va reduciendo dramáticamente su relevancia y sus seguidores cada año. “Clamor ya no representa el cuco del pasado, se ha convertido en un evento que pasa sin pena ni gloria. De decenas de miles de personas que asistían en la pasada década, ha visto menguar la participación a un escaso puñado de fanáticos fundamentalistas. Claramente el mensaje homofóbico de Jorge Raschke no tiene resonancia en el pueblo, aunque todavía tenemos que combatir la violencia generada por su retórica de odio que permea en la sociedad puertorriqueña. El clamor jamás debe estar motivado por el odio y la violencia en contra de seres humanos. El clamor debe ser por un clima de paz, tolerancia y amor al prójimo”, aseveró Serrano.

El presidente de Puerto Rico Para Tod@s hizo una advertencia a los políticos a no dejarse engañar por cantos de sirena de los fundamentalistas, pues no le producirán los votos que tanto les prometen. “Los políticos que aprendan la lección, aquellos que recibieron el endoso de estos mercaderes del odio, fueron rechazados en las urnas. Y aquellos vilipendiados por los fundamentalistas, hoy están en los hemiciclos de la Cámara y el Senado”, señaló el líder comunitario. Prueba de ésto, es el hecho de que Yasmín Mejías, Sergio Peña Clos y Miriam Ramírez de Ferrer no fueron electos, aún con el endoso de los fundamentalistas. Así como Eudaldo Báez Galib, Albita Rivera y María de Lourdes Santiago son legisladores aún con el rechazo de estos mismos grupúsculos.

El activista reconoció que aunque la relevancia de los fundamentalistas cada vez se reduce, el mensaje de odio e intolerancia ha calado en algunos fanáticos que motivados por esa falsa moral religiosa, han actuado violentamente en contra de personas lesbianas, gay, bisexuales y transgéneros. “En lo que va del año, han muerto cuatro hombres gay y una mujer transgénero a manos de asesinos homofóbicos. En la víspera de Clamor a Dios, se dio a conocer la muerte de una mujer transgénero en circunstancias que parecen indicar el prejuicio como motivo del asesinato. El mensaje de intolerancia religiosa le da permiso a individuos perturbados a actuar motivados por su prejuicio en contra de gente gay”, sentenció Serrano.

Por último, Serrano condenó el clima de intolerancia que ha permeado la discusión del Código Civil y responsabilizó a los líderes fundamentalistas por los asesinatos de gente gay en el pasado año. “Responsabilizo a los líderes fundamentalistas por incitar al odio y a la violencia en este país. Los responsabilizo por crear un clima donde la violencia en contra de gente gay siga ocurriendo sin que se atiendan como lo que son: crímenes de odio. Responsabilizo a los líderes fundamentalistas por los asesinatos de Elías Algarín, Ramses Flores, Jammal Torres, Leonardo Gamallo y Victor Rodríguez. Ojalá que sus muertes no hayan sido en vano y que llegue el día en que la homofobia con base religiosa no siga costando vidas inocentes”, finalizó el activista gay.

La obsesión con el sexo gay…

Durante toda esta semana, hemos sido abacorad@s por la ‘escandalosa’ noticia de que el archi-fundamentalista senador Larry Craig (R-ID) fue arrestado por supuestamente solicitar sexo a un agente encubierto que llevaba a cabo un operativo de entrampamiento en el baño de hombres del aeropuerto de Minneapolis y por consecuencia, su eventual renuncia forzosa anunciada durante el día de hoy.

Para empezar, la obsesión de los republicanos en querer botar de su partido a este senador que estuvo en el Senado federal por más de 20 años, sólo porque se declaró culpable de solicitar a un agente encubierto en un operativo de entrampamiento, demuestra la grave hipocresía de aquellos que dicen defender los ‘valores tradicionales’. Pues, un senador que solicitó servicios de una casa de trabajo sexual – no recibió el mismo tratamiento. Todo lo contrario, cuando regresó al Senado, luego de todo el escándalo, fue recibido con vítores y aplausos de sus colegas.

Por otro lado, la obsesión de la prensa en querer descubrir un supuesto ‘código secreto’ entre los hombres que tienen sexo con hombres y que visitan lugares públicos para encontrarlo, me parece homofóbica e insultante por demás. El único código que conozco es el código humano, en el cual dos personas que se desean, hacen lo indecible por hacerse entender y tener sexo. No es un código gay, no es un código straight, es un código humano.

Los medios deben enfocarse en la hipocresía de este senador que votó siempre en contra de los derechos para la gente gay, mientras parece que buscaba tener sexo con otros hombres. Los medios se deben enfocar en cómo descarada y homofóbicamente se utilizan fondos públicos para entrampar a hombres en sitios públicos, en vez de estar combatiendo los criminales más peligrosos. Los medios deberían enfocarse en cómo personas como Craig han tenido que recurrir a este tipo de comportamiento porque se siguen aceptando la homofobia, la intolerancia y la violencia religiosa en contra de la gente gay. Los medios deberían enfocarse en cómo este fenómeno puede terminar si se le otorgara la igualdad ante la ley a la gente gay y se elimina, de una vez y para siempre, la homofobia que lleva a muchos hombres a no aceptar su sexualidad y tener que recurrir a estas conductas.

Y por último, siento una gran compasión por el renunciante senador Craig. Sus propias acciones en contra de la igualdad de la gente gay le ha rebotado en la cara y ha tenido que renunciar, en desgracia, por hacer precisamente lo que tanto ha criticado. Siempre recuerdo las palabras de mi amiga Ada Conde, ‘aquel que critica una pasión, una virtud o un defecto es porque lo lleva muy adentro’. Por lo que me reitero en que salir del clóset, ser visibles, darnos a respetar y defender nuestra intrínseca dignidad humana son las únicas acciones que nos llevarán a un lugar en que tod@s seamos respetados y donde tod@s seamos verdaderamente iguales.

La obsesión con el sexo gay terminará cuando nuestra dignidad sea restaurada, nuestra identidad respetada y nuestra humanidad reconocida…