Homofobia que hiere…

Por Istra Pacheco | Primera Hora

En los pasados 17 meses, se han registrado 14 asesinatos de miembros de la comunidad lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT), además de un sinnúmero de agresiones.

Estas altas cifras nunca antes se habían reportado y debe haber más incidentes que se mantienen en silencio.

Lo que resulta sospechoso para activistas de derechos humanos es que muchos de esos ataques surgieron días o semanas después de que se hicieran expresiones públicas homofóbicas.

Un estudio realizado por el activista Pedro Julio Serrano apunta a que declaraciones hechas por personalidades, desde el gobernador Luis Fortuño hasta funcionarios de todos los niveles, como líderes políticos, religiosos, artistas y hasta boxeadores, han sido precedidas por ataques o asesinatos a miembros de la comunidad LGBT.

“Cada vez que escuchamos a través de los medios y de expresiones hechas por líderes políticos o religiosos un ataque a la dignidad y a la valía de las personas LGBT, vemos un aumento de ataques reales a las personas de esta comunidad. Esto está directamente ligado”, aseguró el líder de la organización Puerto Rico Para Tod@s.

“Ellos (los líderes de opinión) se supone que sean los modelos a seguir en esta sociedad. Mucha gente los ve, los escucha y si desde una posición de liderato dicen que los miembros de la comunidad LGBT no valen, los deshumanizan, los degradan, creas una reacción en cadena: los demás dicen, ‘si ellos se expresan y no pasa nada, a mí no me va a pasar nada, tengo impunidad’. Eso es lo que estamos experimentando”, agregó Serrano.

En algunos casos, la diferencia entre expresiones públicas y el registro de un ataque es menor de una semana.

Ilia Rosario, presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico, dijo que las declaraciones públicas de personalidades con mucha o poca autoridad “ciertamente tienen un efecto”.

“Se trata de líderes del país, líderes de opinión, y que llevan un mensaje que llega directo a la ciudadanía que los sigue”, indicó.

La profesora Palmira Ríos, integrante de la Comisión de Derechos Civiles, dijo que un estudio realizado en el 2005 por esa institución reveló que de casi 600 personas de la comunidad LGBT entrevistadas, el 47% dijo sentir que la Isla no era un lugar seguro para ellas.

“La homofobia está bien arraigada en Puerto Rico… y la influencia de los líderes en posiciones de poder lo que hacen es fortalecer esa actitud, donde ya hay un caldo de cultivo”, indicó en entrevista con Primera Hora.

La activista Ada Conde agregó por separado que “la dejadez del Gobierno para investigar no sólo asesinatos, sino también discrimen en los lugares de trabajo, por ejemplo, lleva un mensaje de que no se respete y se le discrimine y se agreda y así lo entienden las personas de mentes y corazones débiles”.

La pastora Wanda Rolón, quien hizo expresiones contra el cantante Ricky Martin y menos de un mes después se registraron varios ataques contra transexuales en Río Piedras, incluyendo el de Francheska González, negó que sus expresiones motiven ataques porque, asegura, ella promueve la tolerancia.

“Yo condeno el estilo de vida, pero no a la persona”, afirmó.

Dijo que también predica que ni las drogas ni el alcohol son buenos y que eso no quiere decir que la gente puede ir a matar a quienes los consumen.

“Eso no significa que se puede ir a tomar la justicia en sus manos”, manifestó.

A juicio de la presidenta de la Asociación de Psicología, negar o minimizar la homofobia, como lo hizo durante su vista de confirmación el hoy secretario de Justicia, Guillermo Somoza, quien entonces aseguró que en Puerto Rico no existía el discrimen por orientación sexual o identidad de género, tiene también un efecto adverso en la comunidad LGBT.

Según la experta en psicología, “aceptar que hay un problema es el primer paso para resolverlo, eso es lo primero”.

“Hay que hablarlo, hay que intercambiar ideas, y reflexionar” para mejorar la situación, enfatizó.

Convocan a marchar el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia…

A 21 años de la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud, una coalición de organizaciones juveniles, estudiantiles, comunitarias y políticas convocaron a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, transexuales, intersexuales y queers (LGBTTI/Q), así como al resto del pueblo, a marchar en contra la ola de homofobia y transfobia que azota al país.

“Cada día que pasa, asesinan a más mujeres y a más personas LGBTTI/Q. La Policía y los tribunales, lejos de proteger los derechos de los grupos más vulnerables, les humillan y les reprimen. Mientras se le cierran las puertas al pueblo en el Capitolio y La Fortaleza, se las abren de par en par a fundamentalistas como Aníbal Heredia y Wanda Rolón para que nos impongan a toda la población su particular moral heterosexista. ¡Basta ya! Es hora de que el pueblo se dé a respetar frente a esta persistente alianza entre el Estado y grupos pseudorreligiosos politiqueros que retrocede el avance de los derechos humanos en nuestro país”, exclamó Miluska Martínez Sarson, militante del Comité contra la Homofobia y el Discrimen (CCHD) y portavoz del grupo de organizaciones.

La marcha, que forma parte de las actividades que se desarrollan en diferentes partes del planeta para conmemorar la histórica fecha, partirá el martes 17 de mayo a las 4 p.m. desde el Capitolio y culminará en la Plaza de Armas en el Viejo San Juan. En esta ocasión, sus objetivos son: denunciar la homofobia y la transfobia en los medios de comunicación; exigir una verdadera separación de Iglesia y Estado; repudiar las agresiones y los asesinatos motivados por prejuicio hacia la orientación sexual o la identidad de género de la víctima; y concienciar sobre la violación sistemática de los derechos de las personas LGBTTI/Q.

“Exhortamos a toda persona que se sienta indignada por personajes como ‘La Comay’ o ‘Las Palomas’ o ‘La Buchi’; a toda persona que se sienta harta de los contubernios a puerta cerrada entre fundamentalistas y la clase gobernante; a toda persona que sufra la pérdida de familiares y amistades LGBTTI/Q; a toda persona que sufra o conozca la marginación y el prejuicio por orientación sexual o identidad de género, a darse cita este martes en el Capitolio. Que los medios, el Ejecutivo, la Legislatura y los tribunales se estremezcan con la furia de un pueblo que exige respeto a la diversidad sexual”, añadió, por su parte, David Román, de Puerto Rico Para Tod@s y también vocero de la coalición de organizaciones participantes.

Entre las entidades convocantes, se encuentran: Amnistía Internacional, la Clínica de Asistencia Legal de la Universidad de Puerto Rico, el Colectivo Queer Sin Nombre, el CCHD, la Federación Universitaria Pro Independencia, Feministas en Marcha, la Fundación de Derechos Humanos, la Guerrilla Sex Education, Homoerótica, la Iglesia Comunitaria Metropolitana Cristo Sanador, La Acción Libertaria, el Movimiento al Socialismo, el Movimiento Amplio de Mujeres, la Organización Socialista Internacional, el Proyecto Matria, Puerto Rico Para Tod@s y la Unión de Juventudes Socialistas.

Para más detalles de la marcha, favor ir al evento en Facebook.

Denuncian discrimen por orientación sexual en la UPR…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano denunció la determinación que hiciera la Junta Universitaria de la Universidad de Puerto Rico (UPR) este pasado fin de semana de no extender la exención de matrícula a las parejas del mismo sexo de los empleados de la UPR. En dicha reunión se derrotó una moción presentada por la Dra. Ana Matanzo, profesora en representación del recinto de Río Piedras, para que al término de “cónyuges” se le añadieran las parejas de hecho a tono con la política de no discriminación por orientación sexual de la universidad.

“Desde el 2005, la Universidad de Puerto Rico se convirtió en el primer patrono público en reconocer beneficios a las parejas del mismo sexo de sus empleados tras implementar una política de no discriminación por orientación sexual. Por lo que es inaceptable que la UPR no extienda el mismo beneficio de exención de matrícula a las parejas del mismo sexo que ya le otorga a las parejas heterosexuales de sus empleados. Ya las parejas del mismo sexo de sus empleados cuentan con el beneficio del plan médico, por lo que extender el mismo derecho a la exención de matrícula que tienen sus empleados heterosexuales no tan sólo es justo, sino que es una obligación según la política institucional”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s urgió a la Junta de Síndicos de la UPR a hacer lo correcto en extender la política de exención de matrícula a las parejas del mismo sexo de sus empleados. Esta exhortación la hizo pues la determinación de la Junta Universitaria es sólo una recomendación que le hace a la Junta de Síndicos, que a su vez tiene la última palabra en estas decisiones.

“Es hora de hacer justicia plena, no tan sólo porque es requerido para hacer valer su política de no discriminación por orientación sexual, sino porque nuestra universidad pública, tal como lo hizo en el pasado, debe ser modelo para nuestro País en materia de inclusión y equidad hacia las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero”, concluyó Serrano.

Rechazan nuevo Código Penal…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano rechazó hoy el el Proyecto del Senado 2021 que busca crear un nuevo Código Penal. “La filosofía de este gobierno para atajar el problema criminal es de castigar en vez de rehabilitar, es de penalizar en vez de educar a la sociedad para evitar los crímenes. Es todo pintura y capota, para hacer creer que están haciendo algo en contra del crimen, pero la realidad es que la criminalidad va en aumento. Este nuevo código sólo aumentaría las penas, en algunos casos, sin pensar en la rehabilitación e integración social”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s también criticó el proyecto por no tipificar como delito aquel crimen que sea motivado por prejuicio a la víctima por razones de su raza, color de piel, sexo, creencia religiosa, orientación sexual o identidad de género. “En un momento en el que las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero están en estado de alerta ante los asesinatos y crímenes en su contra, la respuesta del gobierno es obviar los crímenes de odio en este nuevo Código Penal. Este nuevo código no debe de aprobarse, pero de seguir adelante con el mismo, la Legislatura tiene que tipificar como delitos los crímenes de odio. De lo contrario, es echarle sal a la herida y enviar un mensaje de que a este gobierno no le importan las personas LGBT”, sentenció el líder comunitario.

“Nos están matando impunemente y el gobierno se hace de la vista larga. La respuesta oficial, hasta ahora, ha sido o de un silencio cómplice, bochornoso e inmoral como es el caso del gobernador Luis Fortuño o de una homofobia descarada que incita a la violencia como es el caso del presidente senatorial Thomas Rivera Schatz. Y si ahora se le suma que quiere ignorar los crímenes de odio, pues este gobierno se está haciendo explícitamente responsable de los asesinatos y agresiones en contra de las personas LGBT”, concluyó Serrano.

Nos asesinan otra vez…

Nos asesinan una vez más. En los pasados 17 meses – en menos de año y medio – han asesinado o atacado a casi una veintena de personas de las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT). Los últimos casos son el de Eugenio Alberto Rivera Ortiz, estilista que tenía 60 años y que su cuerpo fue encontrado hoy y el de Ezequiel Crespo Hernández, un joven gay de 20 años de edad que fue estrangulado hace unos días en Camuy. Y esto ocurre a semanas de la brutal golpiza transfóbica a la que fue sujeta Francheska González.

Tengo que confesar que tengo el pecho apreta’o, que el dolor no me cabe en el alma y que no hay nada que nos devolverá a estas víctimas que fueron asesinadas o atacadas por ser quienes son. ¿Y qué somos? Seres humanos, por supuesto.

Pero ese no es el mensaje que escuchamos de líderes religiosos y políticos como Wanda Rolón y Thomas Rivera Schatz. A diario nos deshumanizan, nos criminalizan, nos degradan y violentan nuestra dignidad al llamarnos “embajadores del infierno”, “enfermos mentales”, “torcidos” y “criminales”. En consecuencia, esas palabras – esa retórica de odio – incita a la violencia, pues personas motivadas por su homofobia y su transfobia se sienten con el permiso de atentar contras nuestras vidas.

Y estos políticos y religiosos fundamentalistas son tan responsables de esta violencia homofóbica y transfóbica como los criminales que nos atacan. En sus manos y en sus conciencias queda el que hayan incitado a esta ola de violencia que nos arropa. Sus manos, sus corazones y sus mentes están manchadas de sangre.

Ante ese odio, la respuesta que vemos de nuestro pueblo es de amor – absoluto, genuino, incondicional. En casi todos los casos de estos crímenes de odio, el amor de la familia, amigos y la gente del pueblo de las víctimas ha sido enorme. Han dado una lección – a aquellos que atentan contra nuestras vidas – de que no somos como ellos quieren que seamos.

Este es un pueblo noble, valiente, inclusivo, amoroso y solidario. No somos como estos criminales, no somos como los fundamentalistas que odian, no somos como los políticos que degradan. No, no lo somos. Y tenemos que decir basta ya. Basta ya al odio, basta ya a la homofobia y la transfobia, basta ya a la violencia.

Que el amor que surge de este odio sea el que nos mueva a formar una mejor sociedad en el que todos y todas podamos vivir en libertad – siendo quienes somos: seres humanos. Es lo menos que podemos hacer para honrar la sangre derramada por las víctimas inocentes de tanto odio que no nos representa. Es lo menos que podemos hacer…

En estado de alerta las comunidades LGBT…

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano tronó en contra de la “homofobia institucionalizada” que mantiene en peligro y vulnerables a las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT). Se refirió específicamente a la probatoria que le dieron a los convictos de propinar una paliza homofóbica, a la libertad bajo fianza que le otorgaron al agresor de la transsexual Francheska González, al asesinato de un joven gay en Camuy y a la desaparición de un estilista gay en Condado.

“Parece que se ha declarado que está abierta la temporada de caza en contra de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT). La retórica de odio por parte de políticos y religiosos fundamentalistas, tales como el presidente senatorial Thomas Rivera Schatz, la autoproclamada apóstol Wanda Rolón, el cardenal Luis Aponte Martínez y otros, está incitando a la violencia en contra de las comunidades LGBT. Y son tan responsables de las agresiones, asesinatos y violencia que se comete en contra de nosotros como los criminales que nos asesinan y nos agreden. Tienen que detener este discurso intolerante y homofóbico ya”, aseveró Serrano.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s dijo que las comunidades LGBT “estamos en estado de alerta ante el peligro que nos acecha y la respuesta del gobierno es nula. Nos están matando impunemente y el gobierno se hace de la vista larga. La respuesta oficial, hasta ahora, ha sido o de un silencio cómplice, bochornoso e inmoral como es el caso de Fortuño o de una homofobia descarada que incita a la violencia como es el caso de Rivera Schatz. Es hora de que el gobernador de todos los puertorriqueños reconozca que hay un problema de violencia en contra de los ciudadanos gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros en nuestro País, que somos tan puertorriqueños como los heterosexuales”.

“Es hora de acabar con la homofobia de este gobierno. Es hora ya. Al ver estas acciones de un gobierno que nos agrede y que nos discrimina, con descaro y con impunidad, personas perturbadas entienden que hay cacería abierta y se sienten con el permiso de violentarnos, de agredirnos, de matarnos. Fortuño no puede seguir haciéndose de la vista larga, ignorando lo que a todas luces es una crisis, fomentada por el discurso de odio y las acciones discriminatorias de líderes de su partido y de su administración. ¿Hasta cuándo, señor gobernador? Su silencio lo hace tan responsable de estas muertes como lo son los asesinos que nos están matando”, concluyó Serrano.