De árboles caídos…

Es fácil hacer leña del árbol caído. Difícil es ponerse en los zapatos de la otra persona.

Durante la pasada semana, me han pedido de maneras muy diferentes que comente acerca de la encrucijada en que se encuentra mi primo y senador Jorge De Castro Font.

Algun@s motivados por el morbo, un@s por el chisme, otr@s genuinamente preocupad@s, l@s men@s por la sed de venganza y much@s por el dolor que han causado las acciones de Jorgito que han alimentado la homofobia.

Hasta hoy no quise expresarme, pero quiero dejar algo bien claro:

Como primo, le envío mis mejores pensamientos, energías y cariños tanto a él como a sus hij@s y familia más inmediata para que tengan la fortaleza en este momento de tribulación. Como ciudadano, le cobija la presunción de inocencia y que pueda tener el debido proceso de ley. Como político, he combatido sus acciones en contra de nuestras comunidades LGBT, pero de lo que se trata ahora es que él tendrá que pasar por el cedazo de su partido y/o el de las urnas. Como ser humano, tenemos que respetar su dignidad aún en un momento tan confuso como éste.

Hoy me pongo en los zapatos de Jorgito y puedo imaginar el dolor, la confusión y la angustia que siente de ser señalado, perseguido y humillado aún sin ser acusado. El futuro nos dirá si sus acciones fueron incorrectas y esperemos que su destino sea el más justo de acuerdo a su pasado. Pero lo que no puedo comprender es que la sed de venganza nos lleve a atentar contra la dignidad del ser humano que es.

En nuestras comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT), sabemos lo que es ser humillad@s, perseguid@s, señalad@s por ser quienes somos; cosa muy distinta es sufrir las consecuencias de unas acciones.

Nuestra orientación sexual o expresión de género es una característica intrínseca de nuestra humanidad, es parte de nuestra identidad. Por lo que es injusto que aún tengamos que vivir con una ciudadanía de segunda categoría.

Mostremos hoy la compasión que algun@s no han tenido con nosotr@s, permitamos que el debido proceso de ley se manifieste.

Queda en nosotr@s la firme promesa de reafirmarnos en nuestra dignidad, para que nunca más se utilice nuestra identidad sexual o de género como excusa o para ganacia política. Que nuestro silencio o apatía no sean armas para que otr@s puedan utilizarnos en el futuro. Que sea una lección para tod@s.

14 comentarios sobre “De árboles caídos…

  1. vvuuuuueeellllvo a tu blog a decirte otra vez que tu actitud y este articulo me ha hecho el dia. !Gracias!

  2. Yo no le deseo ni desearía nunca mal a el o a nadie, pero aparte de eso sí reconozco algo que se llama la Ley del Karma: todo lo que siembras lo cosechas, si juzgas serás juzgado … y si juzgas sin rectitud y de modo injusto serás juzgado de modo injusto. Eso todas las personas rectas lo reconocen.

  3. Acabo de leer tu articulo a traves de Facebook y me parece genial, acertado, genuino y honesto.

    Eres precioso! Me gusto mucho tu articulo y estoy de acuerdo con lo que dices. Vivo en Maryland con mi esposo y tres hijas de 19,17 y 5!!! Gracias por simplemente ser tan bello por fuera y por dentro.

  4. Pedro Julio, te felicito por lo claro que eres, por saber separar la paja del grano…que mucho trenemos que aprender todos los dias. Y pensar que cuando hablamos de enfermos pensamos en enfermedades fisicas, pero la realidad es que la enfermedad de la necedad, del egoísmo, de la injusticia es la mas dolorosa y la que cava la tumba de cada ser humano….que triste cuando a veces nos enfocamos en tonterías y cuando permitimos que el tiempo valioso sea gastado, o se nos escape, en cosas vanas sin escencia. Quiero que sepas que me encanta leerte.

  5. Hola Pedro Julio,

    Gracias por expresarte sobre la situacion que esta pasando tu primo.

    Tu escrito demuestra una gran madurez y valentia.

    Todo el mundo sabe como has combatido su homofobia y todas sus contradicciones.

    Igual que tu creo en la presuncion de inocencia y me parece que mucha gente se ha precipitado en acusarlo.

    Entiendo perfectamente tu apoyo familiar, pienso que la familia debe estar siempre presente en las buenas y en las malas. Mi primo, Edison Misla Aldarondo, paso por una situacion similar y fue muy triste ver como los medios de comunicacion y el pueblo lo condenaron a cadena perpetua.

    Recibe un abrazo muy fuerte y espero que algun dia podamos conocernos personalmente.

  6. Saludos PJ:

    Tus palabras y tus acciones, demuestran el gran ser humano que eres.

    Por ello te admiro y te respeto.

    Adelante!!!!

  7. Ese ser humano exquisito que hay en ti… te convierte en mi idolo.

    bendiciones,
    Triana

  8. Pedro Julio, conociéndote como te conozco, no me sorprende en lo absoluto la madurez y prudencia que estás demostrando con este escrito.

    Hay un dicho que reza así: «cuando señalas para juzgar hay un solo dedo señalando a quien acuses y tres señalando hacia tu persona». En arroz y habichuelas eso significa que no juzgues si no quieres ser juzgado.

    El senador De Castro Font ha hecho carrera política juzgando y por lo tanto ahora hay tanta gente juzgándolo a él. Pero tienes mucha razón al decir que es muy fácil juzgar y que lo difícil es ponerse en los zapatos del otro.

    Seamos compasivos con este ser humano, porque en verdad que para esta persona en estos momentos debe ser bien difícil vivir consigo mismo.

    La presunción de inocencia le cobija. Al igual que la Constitución de Puerto Rico y la de los Estados Unidos cobija la dignidad de todo ser humano… incluyendo a los y las que tantas veces el senador De Castro Font ha juzgado.

    Jorge De Castro Font, el ser humano, está reflexionando y aprendiendo mucho de esta experiencia. Esperemos que así también aprendan y reflexionen los religiosos fundamentalistas que tanto lo han apoyado.

    María del Carmen Varela Ortiz

  9. Pedro Julio, felicito tu acción de caballero en la nota sobre Jorge de Castro.

    así se da a notar la gente…

    saludos,

    Luis Ramón

  10. Estuve leyendo el articulo de tu blog de Arboles Caidos… y solo tengo que comentarte que tu compasion te engrandece ante los ojos de todos los puertorriquenos.

    Te felicito has dado catedra.

  11. PJ- muy bien dicho. En realidad que la situación por la cual esta pasando tu primo y su familia no es nada fácil. Como siempre, has sabido separar lo personal de lo profesional en cuanto se refiere a tu primo. Todos tenemos en nuestras familias quien se rehúse a darnos su apoyo y aceptación; y sin embargo, no les queremos menos. Tú no has luchado contra tu primo, sino que has luchado contra sus acciones que le quitan derecho a todo miembro de nuestra isla.

    Que Dios esté contigo y tu familia en este momento de tanta tribulación.

    Un abrazo,

    Estefán

  12. Hola Pedro, espero que estes bien. Hace mucho que no hablamos! Me encanto tu nota «del Arbol Caido»

    Diste catedra.

    Un abrazo,

    Rafie

  13. Estimado Pedro Julio,

    Aunque no comulgo con las posturas políticas del senador Jorge de Castro Font, te aplaudo tu valentía, tu incansable lucha por la dignidad común y tu sentido profundo de justicia, manifestados, con luces, a través de tus comentarios respecto a su situación presente en tu entrada «De árboles caídos», en El blog de Pedro Julio. Una vez más me sobrecoge la emoción de saber que Puerto Rico tiene, en ti, un verdadero baluarte y campeón de la democracia y la justicia social para tod@s…

    Sería muy fácil exigir justicia y derechos para un@ y, mientras tanto, atropellárselos a otros desde sentimientos de venganza, o aún desde la tan patética diversión del chisme a costa del sufrimiento de otr@s, si en nuestra democracia no ha podido probarse que la persona es culpable de lo que se le acusa en una corte de justicia. Es en situaciones de conflicto personal, cuando lo personal se mezcla con lo político conflictivamente, y cómo se manejan, que la seriedad, valores y principios humanos de una figura pública como tú se manifiestan en su mayor transparencia; tus palabras me han dejado ver de qué estás hecho, y estás hecho de ausubo, flores, y arcoiris brillantes.

    Eres una joya de ser humano. Bravo, Pedro Julio. Nunca vaciles en serle fiel a tu sólida integridad, aún en momentos cuando lo más fácil sería quedar bien con todo el mundo diciendo lo que no sientes, o siendo desleal a tus principios y valores humanos y democráticos.

    Me quito, tres veces, un sombrero imaginario.

    Con gran respeto y admiración,

    Taí Fernández Toledo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s