Tenemos que aprobarlo…

‘Tenemos que aprobarlo’… fue la sentencia de mi hermano Héctor Antonio cuando le anuncié a mi familia que iría a pasar la semana de Acción de Gracias en Puerto Rico con mi novio, Steven.

Y así parece que será… pues a mi me fascina la idea.

Y me parece fascinante, pues hace más de una década cuando salí del clóset, le era un poco difícil a mis padres compartir con mi pareja. Era muy reciente desde que había expresado mi orientación sexual para que entendieran que mi pareja y yo somos como cualquier otra familia. Pero con el pasar del tiempo, lo han entendido perfectamente y consideran a mi pareja como parte de la familia, un hijo político más, un cuñado más.

Steven y yo llevamos compartiendo casi cinco meses. Lo he tenido calladito para que no se sale la cosa, pero las bases de nuestra relación están tan firmes, que ya puedo escribir y comentar sobre esto. Steven es un maravilloso hombre boricua, nacido en Nueva York de padres puertorriqueños.

Lo conocí en una conferencia del proyecto SOMOS de la Comisión Latina sobre el sida, mientras yo daba el discurso inaugural. Desde el podio pude observar un chico guapo con una de las más hermosas sonrisas que he visto y ciertamente muy interesado en lo que tenía que decir. A la hora del almuerzo, busqué al chico lindo para sentarme junto a él, donde conversamos e intercambiamos tarjetas.

Al poco rato de acabada la conferencia y cada cual seguir su camino, Steven me envió un mensaje de texto que nunca me llegó, pero que luego leería en su celular semanas después. El mensaje decía “Hey Pedro, soy Steven Toledo, acabamos de almorzar. Me cayó super bien, no tan sólo por ser lindo sino porque parece bien enfocado e inteligente, y eso me fascina… con mucho respeto, quisiera invitarlo a cenar pues me dijo que no le gusta cocinar”.

Dos semanas más tarde y sin saber de este mensaje de texto que nunca me llegó, le envié un corto email a Steven para mantenernos en contacto. La respuesta fue casi inmediata. Me invitó a salir y fuimos a un restaurante precioso… y el resto es historia.

Steven es un hombre simplemente maravilloso… un poco más joven que yo (tiene 24 años), que comenzará el próximo año a estudiar su maestría en derechos humanos. Trabaja para el Hispanic aids Forum y es el director asociado del Brazilian Rainbow Group, una organización brasileña LGBT en NYC. Es un comprometido activista por los derechos humanos, le encanta leer, la naturaleza, caminar, tener una buena conversación, es apasionado en los temas que le interesan, con un gran sentido del humor, firme y decidido.

Ha viajado el mundo comenzando por Brasil, siguiendo por España hasta llegar a Japón, donde en cada lugar que ha visitado ha dejado su huella al interesarse por temas de derechos humanos, desde la pobreza y las desigualdades económicas hasta la falta de derechos de las comunidades LGBT. Conoce tres idiomas, español, inglés y portugués y está aprendiendo el cuarto, francés.

Es un hombre sensible, luchador, brillante, apasionado, encantador, talentoso, multifacético, con un gran sentido de humanidad. Tal vez lo que más me ha enamorado, aparte de esos ojos y esa sonrisa que me embrujan, es que pone la palabra en acción… cuando algo le molesta, cuando algo le intriga, cuando algo le indigna… actúa. Y eso señor@s, se llama compromiso.

Este sábado llegamos a Puerto Rico para que mi familia y mis seres queridos lo conozcan, pero también para que Steven se reencuentre con su patria luego de 13 años de ausencia y yo regrese al calor de los mí@s, a quienes tanto extraño. Por supuesto, los ojos de mis seres queridos estarán sobre él, pero sé que contaré con la aprobación de tod@s… pues Steven es tan hermoso por fuera como lo es por dentro.

Contando esta historia, me he dado cuenta de lo mucho que han cambiado los tiempos… ¡Enhorabuena!

One response to “Tenemos que aprobarlo…

  1. Me da mucho gusto leer tu pagina, espero saber más sobre tus luchas… yo soy de Bolivia y la situación en mí país es bastante complicada… pero estamos en la lucha. Me encantaría que visites un blog que es de un grupo bastante simpatico que hay en mi ciudad y si puedes darme consejos para mejorarlo.

    Un abrazo a la distancia 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s