El arrullo de la voz de un padre…

Padre es el que cria…

Así reza un dicho popular y yo puedo comprobar que es muy cierto. Ya les he comentado acerca de mi relación con mi Papá, Toñi Mújica, quien me ha criado desde que yo tenía dos años de edad. Pero resulta que mi Papá no deja de asombrarme. En estos días luego de leer una columna en El Nuevo Día de una madre que pedía a los legisladores que aprobaran el proyecto de ley contra la discriminación por orientación sexual, le escribí a Papi para que escribiera una columna a su estilo, pero alzando su voz en pro de nuestros derechos.

Papi me respondió con un escrito extraordinario en el que detalla mi trayectoria como activista de derechos civiles desde la mirada de un padre orgulloso. Muy hábilmente mi Papá contrasta mi consecuente trayectoria de enfrentarme a la adversidad de llevar un mensaje de cambio con la ambivalente trayectoria del representante, senador, popular, penepé, auténtico Jorge De Castro Font.

Estoy contactando a dos diarios importantes en Puerto Rico para lograr su publicación, por lo que no puedo adelantar la columna completa… pero sólo les presentaré este cantito:

“Pedro Julio ha continuado su trayectoria fuera del clóset a través de los años. Como activista de derechos civiles son altamente conocidos sus encontronazos con “personalidades” como Carlos Sánchez y otros sectores fundamentalistas, opuestos tajantemente a reconocer los derechos de los grupos de homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgéneros. Esta gesta ha logrado que su familiares “salgamos del clóset” para ofrecerle el apoyo incondicional a su labor y a demostrarle al mundo de que Pedro Julio no está solo en ésta encomienda”.

Como pueden notar, en los últimos años he comprobado al ver sus acciones lo que sentía que mi Papá es. Siempre supe que es un hombre ecúanime, respetuoso, con un alto sentido de justicia, imparcial, apasionado, leal, honesto, talentoso y multifacético. Mejor que él sólo me conoce otra persona, mi Mamá. Conoce mis defectos y virtudes. Me ha visto en todas mis facetas. Hemos sobrellevado el proceso de salir del clóset con muchos tropiezos, pero en un camino en el que siempre triunfó el amor…

Aquí les muestro otra faceta de este multifacético e importante ser en mi vida… una grabación de Papi entonando la canción de cuna ‘Duerme negrito’ de Atahualpa Yupanqui… canción con la que me arrullaba por las noches cuando yo era chiquitito. La comparto con ustedes para que sientan en la voz de mi Papá como los arrulla el amor de un padre que aceptando la crianza de un hijo de otro, lo hizo suyo.

Lo comparto con ustedes para que sepan que el amor todo lo puede y que hay esperanzas de que cada hijo e hija de esta tierra algún día sienta el amor que yo siento de mis padres, sin importar su orientación sexual o su identidad de género.

Comparto este canto con ustedes para que en sus corazones viva la esperanza del amor…

Una respuesta a “El arrullo de la voz de un padre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s