A calzón quita’o…

A calzón quita’o…

Así fue mi fin de semana en la escapadita que me di a Puerto Rico. Llegué la madrugada del viernes a mi amada tierra borincana en un mar de aplausos cuando aterrizó el avión en el aeropuerto Luis Muñoz Marín… el pecho me apretó al recordar en ese aplauso lo mucho que amo a mi Isla.

Un gran amigo me buscó al aeropuerto y me llevó a casa de mis padres donde me recibió Mami con un abrazo y me sentí nuevamente en casa. Como he hecho por los últimos años en cada semestre escolar y por invitación de mi querida amiga y profesora de Trabajo Social, Dra. Milagros Colón, tempranito en la mañana del sábado fui a dar una conferencia a decenas de estudiantes de trabajo social de la Universidad Interamericana sobre la lucha por los derechos de las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero. Mi hermano menor Antonio Gabriel, que tiene 12 años, me acompañó y disfrutó muchísimo el cariño de la gente y el intercambio de ideas.

También tuve varias entrevistas en los medios, como un artículo en el periódico The San Juan Star donde varios activistas de las comunidades LGBT reafirmamos nuestro compromiso con el proyecto de ley que prohibirá la discriminación por orientación sexual. Así como la divertida entrevista con el personaje de don Eleuterio en el programa Agitando de la Cadena Salsoul con Sunshine Logroño y Fernando Arévalo.

Por la noche, acudí como un regalo sorpresa al Quinceañero de Cecilmarie, hija de mi gran amiga y extraordinaria puertorriqueña, la activista en favor de las comunidades especiales Carmen Villanueva Castro. Cecil es una jovencita que encarna la mujer puertorriqueña en toda su majestuosidad, hermosa por dentro y por fuera, valiente, decidida, firme, solidaria y comprometida – vine para darle un poco del amor que incondicionalmente me ha dado. Allí, junto al gran abogado de las comunidades especiales, Juanchy Capella, destacamos las cualidades de una jovencita que representa la dignidad del futuro de nuestra tierra.

Al otro día, tempranito fui a la tienda de mi tocayo y diseñador, Pedro Serrano, para comprarme un traje de baño para disfrutar de una de las cosas que más extraño de mi tierra, las playas de Borinquén. Luego, me reuní con la Junta de Directores de la organización que presido, Puerto Rico Para Tod@s en el restaurante Mi Casita en Isla Verde, gracias a la estupenda generosidad de nuestra amiga y Relacionista, Soraya Santiago. Allí, decidimos reorganizar la Junta de Directores y concentrarnos en dos iniciativas importantes para las comunidades LGBT – el proyecto de ley que prohibirá la discriminación por orientación sexual y un estudio de necesidades sobre nuestras comunidades LGBT para identificar los proyectos y servicios que implementaremos como pilares iniciales de nuestra organización. Los mantendré informad@s como siempre de todas estas iniciativas.

Por la noche, compartí con mis ahijados y mis compadres en visitas relámpagos a sus hogares donde recordé la importancia de aún en la distancia, mantener lazos de amor con aquellos seres que serán el futuro de nuestra patria.

Esta mañana descanse en casa de mis padres y dialogué un ratito con Papi sobre la lucha, el futuro y mi próxima visita. Por la tarde, como much@s ya saben – fui el entrevistado sorpresa del programa de Rubén Sánchez por Televicentro y allí hablé a calzón quita’o.

Me defendí de unas imputaciones falsas y homofóbicas de un moralista, que como moralista es buen carnicero y hablé sobre la realidad de las comunidades LGBT. Hablé como siempre… con el corazón en la mano, con honestidad y transparencia, y con cada palabra, reafirmar la dignidad de unas comunidades que luchamos porque nuestra existencia se reconozca y nuestros derechos se respeten. Con amor, integridad, pasión y sensibilidad – luché en ese espacio por representar los mejores valores de nuestras comunidades… la reafirmación de nuestra dignidad, el respeto a las diferencias y el amor como instrumento de nuestra lucha por la igualdad.

Rubén me hizo una pregunta final: si recibieras una llamada de un ser querido que te pidiera que no te expusieras más – ante tanto ataque injusto y cruel de personas como Carlos Sánchez, qué tú le dirías.

Le contesté sin titubear… me mudé a la ciudad de Nueva York precisamente buscando una vida más tranquila, pero al irme no dejé de ser puertorriqueño y no dejé de amar a mi patria y no dejé de luchar por un Puerto Rico Para Tod@s. Y mientras a mi me quede un aliento de vida, estaré luchando porque esa esperanza de un Puerto Rico Para Tod@s se convierta en realidad.

Y así será – porque no hay ataque, no hay obstáculo, no hay nada ni nadie que me desvíe de mi lucha… que Puerto Rico sea para tod@s. Este viaje fue una reafirmación de amor, de amor a mis comunidades, de amor a mi familia, de amor a mis amig@s, de amor a mi pueblo.

Por lo que me reitero y que no le quepa duda a nadie – venceremos, mi gente… venceremos – porque nuestra mayor fuerza en esta lucha desigual es el amor… y el amor todo lo puede, el amor todo lo transforma, el amor todo lo vence.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s