Mami…


Mami…

gracias por darme la vida, gracias por darme tu amor, pero sobre todo, gracias por enseñarme el camino de la verdad.

Una de las lecciones que más aprendí de ti fue el decir siempre la verdad, el ser honesto conmigo mismo y ser totalmente sincero con los demás. Y eso es lo que he hecho con mi vida… ser honesto con mi verdad y ayudar a otr@s a encontrar su propia verdad.

Tus lecciones de amor han sido las que permanecen y pongo en práctica día a día…

Me enseñaste que no soy más ni menos que nadie… sí, cuando en aquella caminata por la paz en la primera Guerra del Golfo, me dieron ínfulas de grandeza y me puse a caminar solo delante de la gente… tú me halaste a donde estaba la gente y me dijiste ‘tú no eres ni más ni menos que nadie. Tú eres igual… te quedas donde va la gente’. Y se convirtió en mi lema de vida, en la roca de mi lucha… Desde entonces, ahí es donde siempre he estado… al lado de mi gente, luchando por la libertad, la justicia y la igualdad.

Me enseñaste a no tener miedo, a reclamar el espacio que nos merecemos, a no utilizar el prejuicio de otr@s para justificar el no hacer nada por mi mismo, a ser siempre honesto, a luchar hasta el fin cuando se tiene la razón, a tratar a los demás como quieres que te traten, a servir sin esperar reconocimientos, a ser humilde ante los éxitos, a darme a respetar, a cuestionar si algo está mal, a ser valiente, firme y justo, y me enseñaste a ser el cambio que quiero ver en el mundo… me enseñaste a ser el activista, el ser humano que soy hoy.

Gracias Mami… porque la lección más importante que me diste fue el que a la vida se le va de frente, sin miedo, con valentía. Que para ser humano hay que aprender a ser humano.

He visto como has vencido crónicas y mortales enfermedades. He visto como has vencido la adversidad. He visto como has vencido los prejuicios y el discrimen. He visto como has vencido los más grandes obstáculos. He visto como me has amado aún cuando me he portado mal o he hecho cosas que no son muy buenas. He visto tu perdón. He visto tu amor. He visto como, a pesar de todo lo que la vida te ha tirado en contra, tú sigues, y sigues, y sigues.

Aunque al principio, se nos hizo difícil llegar al punto que estamos hoy, el amor siempre prevaleció. Siempre nos amamos, aún en nuestras diferencias… porque es mucho más lo que nos une que lo que nos diferencia. Eres mi mejor modelo… eres mi mejor ejemplo. Cuando sea grande, quiero ser como tú…

Ah, Mami… antes que se me olvide: vencerás, venceré… venceremos!!

Te amo con todo mi corazón…

Pochy

P.D. – A todas esas madres que me han acogido como su hijo adoptivo, que ustedes saben quienes son… les doy las gracias por su amor, por su entrega, por su aportación a mi vida… Las amo profundamente. PJ

One response to “Mami…

  1. “Darling”

    Escribes tan Lindo Que Me Inspiras… Muy Pocas Veces… Digo Esto porque no creo en decir lo que no siento… Pero al Ver tu dedicacion Y tu Transparencia Y mas que nada tu deseo de Trabajar Y Tu Energia…. Aunque No He Tenido El Honor De Trabajar side by side contigo…. Pero al ver lo que haces, Tu Inspiracion Y al Conocerte Mas…

    Te Admiro Mucho… Besitos

    Cuidate

    Ruby Corado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s